Podcasts de historia

Enuma Elish - La epopeya babilónica de la creación - Texto completo

Enuma Elish - La epopeya babilónica de la creación - Texto completo

El Enuma Elish (también conocido como Las siete tablas de la creación) es el mito de la creación mesopotámico cuyo título se deriva de las primeras líneas de la pieza, "When on High". El mito cuenta la historia de la victoria del gran dios Marduk sobre las fuerzas del caos y su establecimiento del orden en la creación del mundo.

Todas las tablillas que contienen el mito, encontradas en Ashur, Kish, la biblioteca de Ashurbanipal en Nínive, Sultantepe y otros sitios excavados, datan de c. 1200 a. C., pero sus colofones indican que todas estas son copias de una versión mucho más antigua del mito que data de mucho antes de la caída de Sumer en c. 1750 a. C.

Como Marduk, el campeón de los dioses jóvenes en su guerra contra Tiamat, es de origen babilónico, se cree que el sumerio Ea / Enki o Enlil desempeñó el papel principal en la versión original de la historia. La copia encontrada en Ashur tiene al dios Ashur en el papel principal, como era costumbre en las ciudades de Mesopotamia. El dios de cada ciudad siempre fue considerado el mejor y el más poderoso. Marduk, el dios de Babilonia, solo figura tan prominentemente como lo hace en la historia porque la mayoría de las copias encontradas son de escribas babilónicos. Aun así, Ea todavía juega un papel importante en la versión babilónica del Enuma Elish al crear seres humanos.

Resumen de la historia

La historia, una de las más antiguas, si no la más antigua del mundo, se refiere al nacimiento de los dioses y la creación del universo y los seres humanos. Al principio, solo había agua indiferenciada arremolinándose en el caos. De este remolino, las aguas se dividieron en agua dulce y dulce, conocida como el dios Apsu, y agua salada y amarga, la diosa Tiamat. Una vez diferenciadas, la unión de estas dos entidades dio origen a los dioses más jóvenes.

La historia, una de las más antiguas, si no la más antigua del mundo, se refiere al nacimiento de los dioses y la creación del universo y los seres humanos.

Estos jóvenes dioses, sin embargo, eran extremadamente ruidosos, perturbando el sueño de Apsu por la noche y distrayéndolo de su trabajo durante el día. Siguiendo el consejo de su visir, Mummu, Apsu decide matar a los dioses más jóvenes. Tiamat, al enterarse de su plan, advierte a su hijo mayor, Enki (a veces Ea) y él pone a Apsu a dormir y lo mata. A partir de los restos de Apsu, Enki crea su hogar.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Tiamat, una vez partidaria de los dioses más jóvenes, ahora está furiosa porque han matado a su pareja. Consulta con el dios Quingu, quien le aconseja hacer la guerra a los dioses más jóvenes. Tiamat recompensa a Quingu con las Tablas del Destino, que legitiman el gobierno de un dios y controlan los destinos, y las usa con orgullo como coraza. Con Quingu como su campeón, Tiamat convoca las fuerzas del caos y crea once monstruos horribles para destruir a sus hijos.

Ea, Enki y los dioses más jóvenes luchan inútilmente contra Tiamat hasta que, de entre ellos, surge el campeón Marduk que jura que derrotará a Tiamat. Marduk derrota a Quingu y mata a Tiamat disparándole una flecha que la divide en dos; de sus ojos fluyen las aguas de los ríos Tigris y Éufrates. A partir del cadáver de Tiamat, Marduk crea los cielos y la tierra, nombra dioses para varios deberes y ata a las once criaturas de Tiamat a sus pies como trofeos (con mucha adulación de los otros dioses) antes de colocar sus imágenes en su nuevo hogar. También toma las Tablas del Destino de Quingu, legitimando así su reinado.

Después de que los dioses hayan terminado de elogiarlo por su gran victoria y el arte de su creación, Marduk consulta con el dios Ea (el dios de la sabiduría) y decide crear seres humanos a partir de los restos de cualquiera de los dioses que instigó a Tiamat a la guerra. Quingu es acusado de culpable y asesinado y, de su sangre, Ea crea a Lullu, el primer hombre, para ayudar a los dioses en su eterna tarea de mantener el orden y mantener a raya el caos.

Como dice el poema, "Ea creó a la humanidad / A quien impuso el servicio de los dioses y liberó a los dioses" (Tabla VI.33-34). Después de esto, Marduk "arregló la organización del inframundo" y distribuyó a los dioses a sus estaciones designadas (Tablillas VI.43-46). El poema termina en la Tabla VII con un largo elogio de Marduk por sus logros.

Comentario

El Enuma Elish más tarde sería la inspiración para los escribas hebreos que crearon el texto ahora conocido como el Libro bíblico del Génesis. Antes del siglo XIX EC, la Biblia se consideraba el libro más antiguo del mundo y se pensaba que sus narraciones eran completamente originales. Sin embargo, a mediados del siglo XIX EC, los museos europeos, así como las instituciones académicas y religiosas, patrocinaron excavaciones en Mesopotamia para encontrar evidencia física para la corroboración histórica de las historias de la Biblia. Sin embargo, estas excavaciones encontraron todo lo contrario, ya que, una vez que se tradujo el cuneiforme, se entendió que varias narraciones bíblicas eran de origen mesopotámico.

Historias famosas como la Caída del Hombre y el Gran Diluvio fueron originalmente concebidas y escritas en Sumer, traducidas y modificadas más tarde en Babilonia, y reelaboradas por los asirios antes de que fueran utilizadas por los escribas hebreos para las versiones que aparecen en la Biblia. Aunque el paradigma básico de las narrativas bíblicas y las historias mesopotámicas se alinean estrechamente, todavía existen diferencias significativas como lo señaló el erudito Stephen Bertman:

Tanto Génesis como Enuma Elsih son textos religiosos que detallan y celebran los orígenes culturales: Génesis describe el origen y fundación del pueblo judío bajo la guía del Señor; Enuma Elish relata el origen y la fundación de Babilonia bajo el liderazgo del dios Marduk. Cada obra contiene una historia de cómo se crearon el cosmos y el hombre. Cada trabajo comienza describiendo el caos acuático y la oscuridad primigenia que una vez llenó el universo. Entonces se crea la luz para reemplazar la oscuridad. Después, se hacen los cielos y en ellos se colocan los cuerpos celestes. Finalmente, el hombre es creado. A pesar de estas similitudes, los dos relatos son más diferentes que iguales. (312)

Al revisar la historia de la creación mesopotámica para sus propios fines, los escribas hebreos endurecieron la narrativa y el enfoque, pero mantuvieron el concepto de la deidad todopoderosa que trae orden desde el caos. Marduk, en el Enuma Elish, establece el orden reconocible del mundo, tal como lo hace Dios en el relato del Génesis, y se espera que los seres humanos reconozcan este gran regalo y honren a la deidad a través del servicio. En Mesopotamia, de hecho, se pensaba que los humanos eran colaboradores de los dioses para mantener el don de la creación y mantener a raya las fuerzas del caos.

El Enuma Elish en Babilonia

Marduk ganó prominencia en Babilonia durante el reinado de Hammurabi (1792-1750 a. C.) y reemplazó a la popular diosa Inanna en la adoración. Durante el reinado de Hammurabi, de hecho, varias deidades femeninas anteriormente populares fueron reemplazadas por dioses masculinos. El Enuma Elish, alabando a Marduk como el más poderoso de todos los dioses, por lo tanto se hizo cada vez más popular a medida que el dios mismo subía en prominencia y su ciudad de Babilonia crecía en poder. El erudito Jeremy Black escribe:

El ascenso del culto a Marduk está estrechamente relacionado con el ascenso político de Babilonia de ciudad-estado a capital de un imperio. Desde el período kasita, Marduk se volvió cada vez más importante hasta que fue posible para el autor de la epopeya babilónica de la creación sostener que no solo era Marduk el rey de todos los dioses, sino que muchos de estos últimos no eran más que aspectos de su persona. . (128)

El Enuma Elish se leyó y recitó ampliamente en toda Mesopotamia, pero fue especialmente importante en el Festival de Año Nuevo en Babilonia. Durante este festival, la estatua de Marduk era sacada del templo y, en medio de los juerguistas, desfilaba por las calles de la ciudad, fuera de las puertas, para "vacacionar" en una pequeña casa construida para este propósito. Se cree que el Enuma Elish, especialmente, la alabanza de la Tabla VII, se cantaría o cantaría durante esta procesión.

El texto de Enuma Elish

La siguiente traducción proviene de Historias de creación mesopotámica por W.G. Lambert y se utiliza bajo licencia Creative Commons del sitio web de Etana:

Enuma Elish (La epopeya babilónica de la creación)

Tableta I

1 Cuando los cielos arriba no existían,
2 Y la tierra de abajo no había llegado a existir,
3 Allí estaba Apsû, el primero en orden, su engendrador,
4 Y demiurge Tia-mat, quien los dio a luz a todos;
5 Habían mezclado sus aguas
6 Antes de que las praderas se hubieran unido y se hubiera encontrado un cañaveral:
7 Cuando ninguno de los dioses se formó
8 O había surgido, cuando no se habían decretado destinos,
9 Los dioses fueron creados dentro de ellos:
10 Lah (mu y Lah (amu se formaron y llegaron a existir.
11 Mientras crecían y aumentaban de estatura
12 Fueron creados Anšar y Kišar, quienes los superaron.
13 Prolongaron sus días, multiplicaron sus años.
14 Anu, su hijo, podía rivalizar con sus padres.
15 Anu, el hijo, igualó a Anšar,
16 Y Anu engendró a Nudimmud, su propio igual.
17 Nudimmud fue el campeón entre sus padres:
18 Profundo discernimiento, sabio, robusto de fuerza;
19 Mucho más fuerte que el engendrador de su padre, Anšar
20 No tuvo rival entre los dioses, sus hermanos.
21 Los hermanos divinos se reunieron,
22 Su clamor se hizo fuerte, y Tia-mat se convirtió en un tumulto.
23 Ellos sacudieron los nervios de Tia-mat,
24 Y con sus danzas sembraron alarma en Anduruna.
25 Apsû no disminuyó su clamor,
26 Y Tia-mat se quedó en silencio cuando se enfrentó a ellos.
27 Su conducta le desagradaba,
28 Sin embargo, aunque su comportamiento no fue bueno, ella quiso perdonarlos.
29 Entonces Apsû, el engendrador de los grandes dioses,
30 Llamó a Mummu, su visir, y se dirigió a él,
31 "Visir Mummu, que satisface mi placer,
32 ¡Ven, vamos a Tia-mat! "
33 Fueron y se sentaron frente a Tia-mat,
34 mientras conversaban sobre los dioses, sus hijos.
35 Apsû abrió la boca
36 Y se dirigió a Tia-mat
37 "Su comportamiento se ha vuelto desagradable para mí
38 Y no puedo descansar de día ni dormir de noche.
39 destruiré y romperé su forma de vida
40 Para que reine el silencio y podamos dormir ".
41 Cuando Tia-mat escuchó esto
42 Ella se enfureció y clamó a su esposa,
43 Lloró de angustia, echando humo dentro de sí,
44 Ella se entristeció por el mal (conspirado),
45 "¿Cómo podemos destruir lo que hemos dado a luz?
46 Aunque su comportamiento cause angustia, endurezcamos la disciplina con gracia ".
47 Mummu habló con un consejo para Apsû—
48 (A partir de) un visir rebelde fue el consejo de su Mummu:
49 Padre mío, destruye esa forma de vida sin ley,
50 ¡Para que descanses de día y duermas de noche! "
51 Apsû estaba complacido con él, su rostro estaba radiante
52 Porque había planeado el mal contra los dioses, sus hijos.
53 Mummu rodeó el cuello de Apsû con sus brazos,
54 Se sentó de rodillas y lo besó.
55 Lo que tramaron en su reunión
56 Se informó a los dioses, sus hijos.
57 Los dioses lo oyeron y estaban frenéticos.
58 Se sintieron abrumados por el silencio y se sentaron en silencio.
59 Ea, que sobresale en conocimiento, hábil y erudito,
60 Ea, que lo sabe todo, percibió sus trucos.
61 Lo diseñó y lo hizo para que lo abarcara todo,
62 Lo ejecutó hábilmente como supremo: su encantamiento puro.
63 Lo recitó y lo puso sobre las aguas,
64 Él derramó el sueño sobre él mientras dormía profundamente.
65 Puso a Apsû a dormir mientras derramaba el sueño,
66 Y Mummu, el consejero, estaba sin aliento por la agitación.
67 Se partió los tendones (de Apsû), se arrancó la corona,
68 Se llevó su aura y se la puso.
69 Ató a Apsû y lo mató;
70 Mummu lo confinó y manejó con rudeza.
71 Puso su morada en Apsû,
72 Y agarró a Mummu, con la cuerda de la nariz en la mano.
73 Después de que Ea atara y matara a sus enemigos,
74 Había logrado la victoria sobre sus enemigos,
75 Descansó tranquilamente en su cámara,
76 Lo llamó Apsû, cuyos santuarios designó.
77 Luego fundó su habitación dentro de ella,
78 Y Ea y Damkina, su esposa, estaban sentados en esplendor.
79 En la cámara de los destinos, la sala de los arquetipos,
80 El más sabio de los sabios, el sabio de los dioses, Be-l fue concebido.
81 En Apsû nació Marduk,
82 En puro Apsû nació Marduk.
83 Ea su padre lo engendró,
84 Damkina lo dio a luz su madre.
85 Chupó los pechos de diosas,
86 Una enfermera lo crió y lo llenó de terror.
87 Su figura estaba bien desarrollada, la mirada de sus ojos era deslumbrante,
88 Su crecimiento fue varonil, fue poderoso desde el principio.
89 Anu, el engendrador de su padre, lo vio,
90 Él se regocijó y sonrió; su corazón se llenó de alegría.
91 Anu lo hizo perfecto: su divinidad era notable,
92 Y se enalteció mucho, exaltándolos en sus atributos.
93 Sus miembros eran incomprensiblemente maravillosos,
94 Incapaz de ser captado con la mente, difícil incluso de mirar.
95 Cuatro eran sus ojos, cuatro sus oídos,
96 Flame se disparó mientras movía sus labios.
97 Sus cuatro orejas se agrandaron,
93 Y sus ojos también se fijaron en todo.
99 Su figura era alta y superior en comparación con los dioses,
100 Sus miembros superaban, su naturaleza era superior.
101 'Mari-utu, Mari-utu,
102 El Hijo, el dios del sol, el dios del sol de los dioses.
103 Estaba revestido con el aura de los Diez Dioses, tan exaltada era su fuerza,
104 Los Cincuenta Dreads estaban cargados sobre él.
105 Anu formó y dio a luz a los cuatro vientos,
106 Se los entregó: "¡Hijo mío, déjalos girar!"
107 Él formó polvo y puso un huracán para impulsarlo,
108 Hizo un gesto para provocar consternación en Tia-mat.
109 Tia-mat estaba confundido; día y noche estaba frenética.
110 Los dioses no descansaron, ellos. .
111 En su mente tramaron el mal,
112 Y se dirigió a su madre Tia-mat,
113 "Cuando Apsû, su cónyuge, fue asesinado,
114 No fuiste a su lado, sino que te sentabas en silencio.
115 Los cuatro vientos espantosos se han formado
116 Para confundirte y no podamos dormir.
117 No pensaste en Apsû, tu esposa,
113 Ni a Mummu, que está preso. Ahora te sientas solo.
119 ¡De ahora en adelante estarás en una consternación frenética!
120 Y en cuanto a nosotros, que no podemos descansar, ¡no nos amas!
121 Considere nuestra carga, nuestros ojos están vacíos.
122 Rompe el yugo inamovible para que podamos dormir.
123 ¡Haz batalla, véngate!
124 [. ]. ¡Reducir a la nada!
125 Tia-mat escuchó, el discurso le agradó,
126 (Ella dijo) "Hagamos demonios, [como tú] has aconsejado".
127 Los dioses se reunieron dentro de ella.
128 Concibieron [el mal] contra los dioses sus engendradores.
129 Ellos. y se puso del lado de Tia-mat,
130 Conspirando ferozmente, sin descanso de día y de noche,
131 Ansia de batalla, furor, asalto,
132 Establecieron un anfitrión para provocar conflictos.
133 Madre H (ubur, que lo forma todo,
134 Suministró armas irresistibles y dio a luz serpientes gigantes.
135 Tenían dientes afilados, eran despiadados. .
136 Con veneno en lugar de sangre ella llenó sus cuerpos.
137 Ella vistió de pavor a los monstruos espantosos,
138 Los cargó con un aura y los convirtió en dioses.
139 (Ella dijo,) "Deja que su espectador muera débilmente,
140 Que salten constantemente hacia adelante y nunca se retiren ".
141 Ella creó la Hidra, el Dragón, el Héroe Peludo
142 El Gran Demonio, el Perro Salvaje y el Hombre Escorpión,
143 Demonios feroces, el Gyojin y el Hombre Toro,
144 Portadores de armas despiadadas, intrépidos ante la batalla.
145 Sus mandatos eran tremendos, no podía resistirse.
146 En total, hizo once de ese tipo.
147 Entre los dioses, sus hijos, a quienes ella constituyó su anfitrión,
148 Ella exaltó a Qingu y lo engrandeció entre ellos.
149 La dirección del ejército, la dirección del ejército,
150 El porte de armas, las campañas, la movilización del conflicto,
151 El poder ejecutivo principal de batalla, el mando supremo,
152 Ella le confió y lo sentó en un trono,
153 Te he lanzado el hechizo y te he exaltado en el ejército de los dioses,
154 Te he entregado el gobierno de todos los dioses.
155 Tú eres en verdad exaltada, esposa mía, eres célebre,
156 Deja que tus órdenes prevalezcan sobre todos los Anunnaki ".
157 Ella le dio la Tabla de los destinos y se la sujetó al pecho,
158 (diciendo) "Tu orden no puede cambiarse; deja que la expresión de tu boca sea firme".
159 Después de que Qingu fue elevado y adquirió el poder de Anuship,
160 Declaró los destinos de los dioses, sus hijos:
161 "Que la expresión de tu boca domine al dios del fuego,
162 Que tu veneno por su acumulación sofoque la agresión ".

Tableta II

1 Tia-mat reunió su creación
2 Y organizó batalla contra los dioses, su descendencia.
3 De ahora en adelante, Tia-mat planeó el mal debido a Apsû
4 Ea supo que ella había arreglado el conflicto.
5 Ea escuchó este asunto,
6 Se quedó en silencio en su habitación y se sentó inmóvil.
7 Después de que él reflexionó y su ira se calmó
8 Dirigió sus pasos a Anšar, su padre.
9 Entró en presencia del padre de su engendrador, Anšar,
10 Y le contó todo el complot de Tia-mat.
11 "Padre mío, nuestra madre Tia-mat ha concebido un odio hacia nosotros,
12 Ella ha establecido un ejército en su furor salvaje.
13 Todos los dioses se han vuelto hacia ella,
14 Incluso aquellos que tú (pl.) Engendraste también se ponen de su lado
15 Ellos. y se puso del lado de Tia-mat,
16 Conspirando ferozmente, sin descanso de día y de noche,
17 Con ansias de batalla, furor, asalto,
18 Establecieron un anfitrión para provocar conflictos.
19 Madre H (ubur, que lo forma todo,
20 Suministró armas irresistibles y dio a luz serpientes gigantes.
21 Tenían dientes afilados, eran despiadados.
22 Con veneno en lugar de sangre ella llenó sus cuerpos.
23 Ella vistió de pavor a los monstruos espantosos,
24 Los cargó de un aura y los hizo semejantes a dioses.
25 (Ella dijo): "Deja que su espectador muera débilmente,
26 Que salten constantemente hacia adelante y nunca se retiren ".
27 Ella creó la Hidra, el Dragón, el Héroe Peludo,
28 El Gran Demonio, el Perro Salvaje y el Hombre Escorpión,
29 Demonios feroces, el Gyojin y el Hombre Toro,
30 Portadores de armas despiadadas, intrépidos frente a la batalla.
31 Sus mandatos eran tremendos, no se los podía resistir.
32 En total, hizo once de ese tipo.
33 entre los dioses, sus hijos, a quienes ella constituyó su anfitrión,
34 Ella exaltó a Qingu y lo engrandeció entre ellos.
35 La dirección del ejército, la dirección del ejército,
36 El porte de armas, la campaña, la movilización del conflicto,
37 El poder ejecutivo principal del mando supremo de batalla,
38 Ella le encomendó y lo puso en un trono.
39 Te he lanzado el hechizo y te he exaltado en el ejército de los dioses,
40 Te he entregado el gobierno de todos los dioses.
41 Tú eres en verdad exaltada, esposa mía, eres célebre,
42 Deja que tus órdenes prevalezcan sobre todos los Anunnaki ".
43 Ella le dio la tabla de los destinos y se la sujetó al pecho,
44 (diciendo) "No cambie tu orden; sea firme la expresión de tu boca".
45 Después de que Qingu fue elevado y adquirió el poder de Anuship
46 Decretó los destinos de los dioses. sus hijos:
47 "Que la palabra de tu boca domine al dios del fuego,
48 Que tu veneno por su acumulación sofoque la agresión ".
49 Anšar escuchó; el asunto era profundamente perturbador.
50 Gritó "¡Ay!" y se mordió el labio.
51 Su corazón estaba furioso, su mente no podía calmarse.
52 Sobre Ea, su hijo, su clamor fue entrecortado.
53 "Hijo mío, tú que provocaste la guerra,
54 ¡Asuma la responsabilidad de lo que sea que haya hecho usted solo!
55 Saliste y mataste a Apsû,
56 Y en cuanto a Tia-mat, a quien hiciste enfurecer, ¿dónde está su igual? "
57 El recolector de consejos, el príncipe erudito,
58 El creador de la sabiduría, el dios Nudimmud
59 Con palabras tranquilizadoras y palabras tranquilizadoras
60 Suavemente respondió [su] padre Anšar
61 "Padre mío, alma profunda, que decreta el destino,
62 ¿Quién tiene el poder de crear y destruir,
63 Anšar, mente profunda, que decreta el destino,
64 ¿Quién tiene el poder de crear y destruir,
65 Quiero decirte algo, cálmate un momento
66 Y consideren que hice una obra útil.
67 Antes de que matara a Apsû
68 ¿Quién pudo haber visto la situación actual?
69 Antes de que lo acabara rápidamente
70 ¿Cuáles eran las circunstancias en las que iba a destruirlo? "
71 Anšar escuchó, las palabras le agradaron.
72 Su corazón se relajó para hablar con Ea,
73 Hijo mío, tus obras son dignas de un dios,
74 Eres capaz de dar un golpe feroz e inigualable. [. ]
75 Ea, tus obras son dignas de un dios,
76 Eres capaz de dar un golpe feroz e inigualable. ]
77 Ve ante Tia-mat y apacigua su ataque,
78. su furia con [tu] encantamiento ".
79 Escuchó el discurso de Anšar su padre,
80 Tomó el camino hacia ella, siguió el camino hacia ella.
81 Fue, percibió los trucos de Tia-mat,
82 [Se detuvo], guardó silencio y se volvió.
83 [Él] entró en presencia de august Anšar
84 Dirigiéndose a él con arrepentimiento,
85 "[Mi padre], las acciones de Tia-mat son demasiado para mí.
86 Percibí su planificación, y [mi] encantamiento no fue igual (a él).
87 Su fuerza es poderosa, está llena de pavor,
88 Ella es en conjunto muy fuerte, nadie puede ir contra ella.
89 Su gran clamor no disminuyó,
90 [Me asusté] de su llanto y me volví.
91 [Padre mío], no pierdas la esperanza, envía una segunda persona contra ella.
92 Aunque la fuerza de una mujer es muy grande, no es igual a la de un hombre.
93 Disolver sus cohortes, romper sus planes
94 Antes de que nos ponga las manos encima ".
95 Anšar gritó con intensa furia,
96 Dirigiéndose a Anu su hijo,
97 "Honrado hijo, héroe, guerrero,
98 cuya fuerza es poderosa, cuyo ataque es irresistible
99 Apresúrate y ponte delante de Tia-mat,
100 Apaciguar su rabia para que su corazón se relaje
101 Si no escucha tus palabras,
102 Dirigirse a sus palabras de petición para que sea apaciguada ".
103 Escuchó el discurso de Anšar su padre,
104 Tomó el camino hacia ella, siguió el camino hacia ella.
105 Anu fue, percibió los trucos de Tia-mat,
106 Se detuvo, guardó silencio y se volvió.
107 Entró en presencia de Anšar, el padre que lo engendró,
108 Dirigiéndose a él penitentemente.
109 "Padre mío, las [obras] de Tia-mat son demasiado para mí.
110 Percibí su planificación, pero mi [encantamiento] no era [igual] (a él).
111 Su fuerza es poderosa, está [llena] de pavor,
112 Ella es en conjunto muy fuerte, nadie [puede ir contra ella].
113 Su estruendo no disminuye,
114 Me asusté de su llanto y me volví.
115 Padre mío, no pierdas la esperanza, envía a otra persona contra ella.
116 Aunque la fuerza de una mujer es muy grande, no es igual a la de un hombre.
117 Disuelve sus secuaces, rompe sus planes,
118 Antes de que nos ponga las manos encima ".
119 Anšar se quedó en silencio, mirando al suelo,
120 Hizo un gesto con la cabeza a Ea, negando con la cabeza.
121 Los Igigi y todos los Anunnaki se habían reunido,
122 Se sentaron en silencio.
123 Ningún dios se enfrentaría. ]
124 Saldría contra Tia-mat. ]
125 Sin embargo, el señor Anšar, el padre de los grandes dioses,
126 Se enojó en su corazón, y no llamó a nadie.
127 Un hijo valiente, vengador de su padre,
128 El que se apresura a la guerra, el guerrero Marduk
129 Ea lo convocó a su cámara privada
130 Para explicarle sus planes.
131 "Marduk, da consejo, escucha a tu padre.
132 Hijo mío eres tú, que me das placer,
133 Ve con reverencia ante Anšar,
134 Habla, ponte de pie, apacigualo con tu mirada ".
135 Be-l se regocijó con las palabras de su padre,
136 Se acercó y se paró en presencia de Anšar.
137 Anšar lo vio, su corazón lleno de satisfacción,
138 Besó sus labios y eliminó el miedo.
139 "Mi [padre] no calla, sino que habla,
140 ¡Iré y cumpliré tus deseos!
141 [Anšar,] no callas, sino habla,
142 ¡Iré y cumpliré tus deseos!
143 ¿Qué hombre ha preparado su orden de batalla contra ti?
144 ¿Y Tia-mat, que es una mujer, te atacará con (sus) armas?
145 ["Padre mío], engendra, regocíjate y alégrate,
146 ¡Pronto pisarás el cuello de Tia-mat!
147 [Anšar], engendra, regocíjate y alégrate,
148 ¡Pronto pisarás el cuello de Tia-mat!
149 ["Ve,] hijo mío, conocedor de todo conocimiento,
150 Apacigua a Tia-mat con tu hechizo puro.
151 Conduce sin demora el carro de la tormenta,
152 Y con un [. ] que no puede ser repelido dale la espalda. "
153 Be-l se regocijó con las palabras de su padre,
154 Con corazón alegre se dirigió a su padre,
155 "Señor de los dioses, Destino de los grandes dioses,
156 Si me convirtiera en tu vengador,
157 Si atara a Tia-mat y te protegiera,
158 Convoca una asamblea y proclama para mí un destino exaltado.
159 Siéntense todos en Upšukkinakku con alegría,
160 Y permíteme, con mi palabra, decretar destinos en tu lugar.
161 Todo lo que instigue no debe cambiarse,
162 Ni mi mandato podrá ser anulado o alterado ".

Tableta III

1 Anšar abrió la boca
2 Y se dirigió a Kaká, su visir,
3 "Visir Kaká, que satisface mi placer,
4 Te enviaré a Lah (mu y Lah (amu.
5 Eres hábil en hacer preguntas, aprendido en dirección.
6 Traigan a los dioses, mis padres, a mi presencia.
7 Sean traídos todos los dioses,
8 Permítales conversar mientras se sientan a la mesa.
9 Que coman cereales, que beban cerveza,
10 Que decidan el destino de Marduk, su vengador.
11 Ve, vete, Kaká, ponte delante de ellos,
12 Y repíteles todo lo que te digo:
13 "Anšar, tu hijo, me ha enviado,
14 Y debo explicar sus planes.
15-52 = II, 11 * -48 (* en lugar de 'Mi padre', pon '' Así, ')
53 Envié a Anu, pero él no pudo enfrentarla.
54 Nudimmud se asustó y se retiró.
55 Marduk, el sabio de los dioses, tu hijo, se ha presentado,
56 Ha decidido encontrarse con Tia-mat.
57 Él me ha hablado y dicho:
58-64 = II, 156 * -162 (* comienza entre comillas: "Si)
65 Rápidamente, ahora, decreta tu destino para él sin demora,
66 Para que vaya y se enfrente a tu poderoso enemigo ".
67 Kaká fue. Dirigió sus pasos
68 A Lah (mu y Lah (amu, los dioses sus padres.
69 Se postró, besó el suelo ante ellos,
70 Se levantó y les dijo que se pusiera de pie,
71-124 = II, 13-66
125 Cuando Lah (h (ay Lah (amu escucharon, gritaron en voz alta.
126 Todos los Igigi gimieron angustiados,
127 "¿Qué salió mal para que ella tomara esta decisión sobre nosotros?
128 No sabíamos lo que estaba haciendo Tia-mat ".
129 Todos los grandes dioses que decretan destinos
130 Reunidos mientras iban,
131 Entraron en la presencia de Anšar y se llenaron de [alegría],
132 Se besaron mientras lo hacían. ] en la asamblea.
133 Conversaban mientras estaban sentados a la mesa,
134 Comieron cereales, bebieron cerveza.
135 Escurrieron el licor dulce con sus pajitas,
136 Mientras bebían cerveza y se sentían bien,
137 Se volvieron bastante despreocupados, su estado de ánimo era alegre,
138 Y decretaron el destino de Marduk, su vengador.

Tableta IV

1 Le pusieron un estrado señorial
2 Y se sentó delante de sus padres para recibir la realeza.
3 (Dijeron): "Tú eres el más honrado entre los grandes dioses,
4 Tu destino es inigualable, tu mandato es como el de Anu.
5 Marduk, eres el más honrado entre los grandes dioses,
6 Tu destino es inigualable, tu mandato es como el de Anu.
7 En adelante, su orden no será anulada,
8 Está en tu poder exaltar y humillar.
9 Tu palabra es segura, no se puede rebelar contra tu mandato,
10 Ninguno de los dioses transgredirá la línea que traces.
11 Los santuarios de todos los dioses necesitan aprovisionamiento,
12 para que seas establecido donde están sus santuarios.
13 Tú eres Marduk, nuestro vengador,
14 Te hemos dado la realeza sobre la suma de todo el universo.
15 Toma asiento en la asamblea, ensalza tu palabra,
16 Que tus armas no pierdan el blanco, pero que maten a tus enemigos.
17 Be-l, perdona al que en ti confía,
18 Mas destruye al dios que pensaba en el mal ".
19 Pusieron una constelación en el medio
20 Y se dirigió a Marduk, su hijo,
21 "Tu destino, Be-l, es superior al de todos los dioses,
22 Manda y provoca la aniquilación y la recreación.
23 Deja que la constelación desaparezca ante tu palabra,
24 Con una segunda orden, que reaparezca la constelación ".
25 Dio la orden y la constelación desapareció,
26 Con una segunda orden, la constelación volvió a existir.
27 Cuando los dioses, sus padres, vieron (el efecto de) su palabra,
28 Se regocijaron y felicitaron: "¡Marduk es el rey!"
29 Le añadieron una maza, un trono y una vara,
30 Le dieron un arma irresistible que abruma al enemigo:
31 (Ellos dijeron:) "Ve, córtale el cuello a Tia-mat,
32 Y que los vientos lleven su sangre para dar la noticia ".
33 Los dioses, sus padres, decretaron el destino de Be-l,
34 y ponlo en el camino, camino de prosperidad y éxito.
35 Hizo un arco y lo convirtió en su arma,
36 Puso una flecha en su lugar, puso la cuerda del arco.
37 Tomó su garrote y lo sostuvo en su mano derecha,
38 Colgó a su costado su arco y su aljaba.
39 Puso un relámpago delante de él,
40 y llenó su cuerpo de lenguas de fuego.
41 Hizo una red para enredar las entrañas de Tia-mat,
42 Y colocó los cuatro vientos para que ninguna parte de ella escapara.
43 El viento del sur, el viento del norte, el viento del este, el viento del oeste,
44 Puso junto a su red, vientos dados por su padre, Anu.
45 Él formó el viento maligno, la tormenta de polvo, la tempestad,
46 El viento cuádruple, el viento séptuple, el viento que esparce el caos, el. .Viento.
47 Envió los siete vientos que había creado,
48 Y se pusieron detrás de él para hostigar las entrañas de Tia-mat.
49 Be-l tomó la tormenta, su gran arma,
50 Él montó el carro espantoso de la tormenta irresistible.
51 Le unió cuatro corceles y los ató a él,
52 El Destructor, El Despiadado, El Trampler, La Flota.
53 Sus labios estaban abiertos, sus dientes tenían veneno,
54 Eran ajenos al cansancio, entrenados para avanzar.
55 A su diestra puso furiosas batallas y contiendas,
56 A la izquierda, conflicto que abruma a un conjunto de batalla unido.
57 Estaba vestido con una túnica, una cota de malla terrible,
58 Y en su cabeza tenía un aura de terror.
59 Be-l prosiguió y se puso en camino,
60 Puso su rostro hacia la furiosa Tia-mat.
61 En sus labios tenía un hechizo,
62 Agarró una planta para contrarrestar el veneno en su mano,
63 Entonces se arremolinaban a su alrededor, los dioses se arremolinaban a su alrededor,
64 Los dioses, sus padres, se arremolinaban a su alrededor, los dioses se arremolinaban a su alrededor.
65 Be-l se acercó, inspeccionando las fauces de Tia-mat,
66 Observó los trucos de Qingu, su esposa.
67 Mientras miraba, perdió los nervios,
68 Su determinación se fue y vaciló.
69 Sus divinos ayudantes, que marchaban a su lado,
70 Vio al guerrero, el primero, y su visión se oscureció.
71 Tia-mat lanzó su hechizo sin volver el cuello,
72 En sus labios tenía falsedad y mentira,
73 "[ . .
74 En su [. ellos han reunido por ti ".
75 Be-l [levantó] la tormenta, su gran arma,
76 Y con estas palabras lo arrojó al furioso Tia-mat,
77 "¿Por qué eres agresivo y arrogante,
78 ¿Y te esfuerzas por provocar la batalla?
79 La generación más joven ha gritado, ultrajando a sus mayores,
80 Pero tú, su madre, te compadeces con desprecio.
81 Qingu que has nombrado para ser tu cónyuge,
82 Y lo ha nombrado indebidamente al rango de Anuship.
83 Contra Anšar, rey de los dioses, has provocado disturbios,
84 Y contra los dioses, padres míos, está firme vuestra angustia.
85 Despliega tus tropas, ciñe tus armas,
86 Tú y yo tomaremos nuestra posición y lucharemos ".
87 Cuando Tia-mat escuchó esto
88 Se volvió loca y perdió la razón.
89 Tia-mat gritó fuerte y ferozmente,
90 Todos sus miembros inferiores temblaron debajo de ella.
91 Ella estaba recitando un encantamiento, seguía recitando su hechizo,
92 Mientras los dioses (de batalla) afilaban sus armas de guerra.
93 Tia-mat y Marduk, el sabio de los dioses, se juntaron,
94 Uniéndose en la contienda, acercándose a la batalla.
95 Be-l extendió su red y la enredó;
96 Soltó el viento maligno, la retaguardia, en su cara.
97 Tia-mat abrió la boca para tragarlo,
98 Dejó entrar al Viento Maligno para que no pudiera cerrar los labios.
99 Los vientos feroces pesaban sobre su vientre,
Sus entrañas se dilataron y abrió la boca ampliamente.
101 Hizo volar una flecha y le atravesó el vientre,
102 Él le abrió las entrañas y la rajó por dentro,
103 La ató y extinguió su vida,
104 Él arrojó su cadáver y se paró sobre él.
105 Después de haber matado a Tia-mat, el líder,
106 Su asamblea se dispersó, su anfitrión se dispersó.
107 Sus divinos ayudantes, que iban a su lado,
108 En temblor y miedo, batimos en retirada.
109. para salvar sus vidas,
110 Pero estaban completamente rodeados, incapaces de escapar.
111 Los ató y rompió sus armas,
112 Y yacían enredados, sentados en una trampa,
113 Escondido en los rincones, lleno de dolor,
114 Llevando su castigo, recluido en una prisión.
115 Las once criaturas cargadas de espanto,
116 La multitud de demonios que iban como mozos a su diestra,
117 Les puso cuerdas y les ató los brazos,
118 Junto con su lucha, los pisoteó debajo de él.
119 Ahora Qingu, que había llegado al poder entre ellos,
120 Él ató y contó con los Dioses Muertos.
121 Le quitó la Tabla de los destinos, que no era propiamente suya,
122 Lo selló con un sello y lo pegó a su propio pecho.
123 Después que el guerrero Marduk hubo atado y matado a sus enemigos,
124 Tenía. el enemigo arrogante. ,
125 Había establecido la victoria de Anšar sobre todos sus enemigos,
126 Había cumplido el deseo de Nudimmud,
127 Él fortaleció su dominio sobre los Dioses Atados,
128 Y volvió a Tia-mat, a quien había atado.
129 Be-l colocó sus pies en las partes inferiores de Tia-mat
130 Y con su garrote despiadado le rompió el cráneo.
131 Le cortó las arterias
132 Y que el viento del norte lleve (su sangre) para dar la noticia.
133 Sus padres lo vieron y se alegraron y se regocijaron;
134 Le llevaron regalos y obsequios.
135 Be-l descansó, inspeccionando el cadáver,
136 Con el fin de dividir el bulto mediante un esquema inteligente.
137 La partió en dos como un pescado seco:
138 La mitad de ella la erigió y la extendió como los cielos.
139 Estiró la piel y puso un reloj
140 Con la instrucción de no dejar escapar sus aguas.
141 Cruzó los cielos, examinó las partes celestiales,
142 Y los ajustó para que coincidieran con el Apsû, la morada de Nudimmud.
143 Be-l midió la forma del Apsû
144 Y creó Ešarra, una réplica de Ešgalla.
145 En Ešgalla, Ešarra que él había edificado, y los cielos,
146 Se instaló en sus santuarios Anu, Enlil y Ea.

Tableta V

1 Formó estaciones celestiales para los grandes dioses,
2 Y establece constelaciones, los patrones de las estrellas.
3 Él fijó el año, marcó las divisiones,
4 Y coloque tres estrellas cada una durante los doce meses.
5 Después de haber organizado el año,
6 Estableció la estación celestial de Ne-beru para fijar los intervalos de las estrellas.
7 para que nadie transgreda ni sea holgazán
8 Con él fijó las estaciones celestiales de Enlil y Ea.
9 puertas que abrió a ambos lados,
10 Y pon cerrojos fuertes a la izquierda y a la derecha.
11 Él colocó las alturas (del cielo) en su vientre (Tia-mat),
12 Creó a Nannar, confiándole la noche.
13 Lo nombró joya de la noche para fijar los días,
14 Y mes tras mes sin cesar lo elevaba con una corona,
15 (diciendo) "Resplandece sobre la tierra a principios de mes,
16 Resplandeciente con cuernos para arreglar seis días.
17 Al séptimo día la corona será de la mitad del tamaño,
18 El decimoquinto día, a la mitad de cada mes, oponga.
19 Cuando Šamaš [te vea] en el horizonte,
20 Disminuir en las etapas adecuadas y brillar al revés.
21 El día 29, acércate al camino de Šamaš,
22. ] el día 30, se unen y rivalizan con Šamaš.
23 Tengo (. La señal, sigo su rastro,
24 Acércate. (.) dar juicio.
25. Šamaš, constreñir [asesinato] y violencia,
26. me.
* * * * * *
35 Al final [. .
36 Sea el día 29 [. "
37 Después [tenía. ] los decretos [. .
38 La organización del frente y. .
39 Hizo el día [. .
40 Sea el año igualmente [. .
41 En el nuevo año [. .
42 El año. .
43 Hágase regularmente [. .
44 El perno saliente [. .
45 Después de haber tenido [. .
46 Las vigilias del día y de la noche [. .
47 La espuma que Tia-mat [. .
48 Marduk fabricó [. .
49 Lo juntó y lo convirtió en nubes.
50 El furor de los vientos, tormentas violentas,
51 La ondulación de la niebla, la acumulación de su saliva,
52 Se dispuso a sí mismo y los tomó en su mano.
53 Él puso su cabeza en posición y derramó. ].
54 Abrió el abismo y fue saciado con agua.
55 De sus dos ojos dejó fluir el Éufrates y el Tigris,
56 Él bloqueó sus fosas nasales, pero se fue. .
57 Él amontonó las [montañas] distantes sobre sus pechos,
58 Cavó pozos para canalizar los manantiales.
59 Le retorció la cola y la tejió en el Durmah (u,
60 [. el Apsû bajo sus pies.
61 [Él instaló] su entrepierna — calzó los cielos—
62 [(Así) la mitad de ella] extendió y la hizo firme como la tierra.
63 [Después de] que hubo terminado su trabajo dentro de Tia-mat,
64 [Extendió] su red y la soltó.
65 Contempló los cielos y la tierra. ].
66 [. ] sus lazos. .
67 Después de haber formulado sus reglamentos y redactado [sus] decretos,
68 Ató cuerdas guía y las puso en las manos de Ea.
69 [La Tabla] de los destinos que Qingu había tomado y llevado,
70 Se hizo cargo de él como un trofeo (?) Y se lo presentó a Anu.
71 [El. de batalla, que se había atado o puesto en la cabeza,
72 [. trajo ante sus padres.
73 [Ahora] las once criaturas a las que Tia-mat había dado a luz y. ,
74 Rompió sus armas y las ató (a las criaturas) a sus pies.
75 Hizo imágenes de ellos y los colocó en la [Puerta] del Apsû,
76 Para ser una señal que nunca se olvidará.
77 [Los dioses] lo vieron y se alegraron con júbilo,
78 (Es decir,) Lah (mu, Lah (amu y todos sus padres.
79 Anšar [lo abrazó] y publicó en el extranjero su título, "Rey victorioso",
80 Anu, Enlil y Ea le dieron regalos.
81 Madre Damkina, que lo dio a luz, lo saludó,
82 Con una túnica festiva limpia, hizo brillar su rostro.
83 A Usmû, que la sostuvo presente para dar la noticia,
84 [Encomendó] el visierado de los Apsû y el cuidado de los lugares santos.
85 Los Igigi se reunieron y todos le rindieron homenaje,
86 Cada uno de los Anunnaki estaba besando sus pies.
87 Todos [se reunieron] para mostrar su sumisión,
88 [. se pusieron de pie, se inclinaron, "¡He aquí el rey!"
89 Sus padres [. y se llenaron de su belleza,
90 Be-l escuchó sus palabras, ceñido con el polvo de la batalla.
91 . .
92 Unción de su cuerpo con. ] perfume de cedro.
93 Se vistió con su manto señorial,
94 Con una corona de terror como aura real.
95 Tomó su garrote y lo sostuvo en su mano derecha,
96. agarró con su izquierda.
97 [ . ]
98. puso sus pies.
99 Se puso. .
100 El cetro de prosperidad y éxito [colgó] a su lado.
101 Después [tenía. ] El aura [
102 Adornó (?) Su saco, el Apsû, con un espantoso [. ]
103 Se resolvió como. .
104 En [su] sala del trono [. .
105 En su cella [. .
106 Cada uno de los dioses [. .
107 Lah (mu y Lah (amu.).
108 Abrieron la boca y se dirigieron a los dioses Igigi,
109 "Anteriormente, Marduk era nuestro hijo amado,
110 ¡Ahora él es tu rey, presta atención a su mandato! "
111 A continuación, todos hablaron juntos,
112 "¡Su nombre es Lugaldimmerankia, confía en él!"
113 Cuando le dieron la realeza a Marduk,
114 Le dirigieron una bendición para la prosperidad y el éxito,
115 "De ahora en adelante eres el cuidador de nuestro santuario,
116 ¡Todo lo que mandes, lo haremos! "
117 Marduk abrió la boca para hablar
118 Y se dirigió a los dioses, sus padres,
119 "Sobre el Apsû, la morada esmeralda (?),
120 Frente a Ešarra, que construí para ti,
121 Debajo de las partes celestes, cuyo suelo hice firme,
122 Construiré una casa para que sea mi lujosa morada.
123 Dentro de ella estableceré su santuario,
124 Encontraré mi cámara y estableceré mi reinado.
125 Cuando vienes del Apsû para tomar una decisión
126 Este será su lugar de descanso antes de la asamblea.
127 Cuando desciendes del cielo para tomar una decisión
128 Este será su lugar de descanso antes de la asamblea.
129 Llamaré a su nombre 'Babilonia', "Las casas de los grandes dioses",
130 Dentro de él tendremos un festival: ese será el festival de la tarde.
131 [Los dioses], sus padres, [oyeron] este discurso suyo,
132. ellos dijeron,
133 "Con respecto a todo lo que han hecho tus manos,
134 ¿Quién tiene tu [. ]?
135 En cuanto a la tierra que hicieron tus manos,
136 ¿Quién tiene tu [. ]?
137 En Babilonia, como la nombraste,
138 Pon nuestro [lugar de descanso] para siempre.
139. ] dejadles que traigan ofrendas regulares
140 . .
141 Quien [. ] nuestras tareas que nosotros. .
142 En él [. ] su trabajo. .
143 [ . ]
144 Se regocijaron [. .
145 Los dioses. ]
146 El que sabe [. ellos
147 Abrió [su boca mostrándoles] luz,
148. ] Su discurso . ]
149 Hizo ancho [. ellos [ . .
150 y. .
151 Los dioses se postraron y le hablaron,
152 Se dirigieron a Lugaldimmerankia, su señor,
153 "Antes, señor, [eras nuestro amado] hijo,
154 Ahora eres nuestro rey. ]
155 El que. ] preservado [nosotros]
156. [. ] el aura de garrote y cetro.
157 Que conciba planes [. ]
158 [. que nosotros . . "

Tableta VI

1 Cuando Marduk escuchó el discurso de los dioses
2 Concibió el deseo de lograr cosas inteligentes.
3 Abrió la boca dirigiéndose a Ea,
4 Aconseja lo que había meditado en su corazón,
5 "Reuniré sangre para formar huesos,
6 Daré a luz a Lullû, cuyo nombre será 'hombre'.
7 Crearé a Lullû — hombre
8 Sobre quien se pondrá el trabajo de los dioses para que descansen.
9 Con habilidad alteraré la organización de los dioses:
10 Aunque sean honrados como uno solo, serán divididos en dos ".
11 Ea respondió, mientras le dirigía una palabra:
12 Expresando sus comentarios sobre el reposo de los dioses,
13 "Que se entregue uno de sus hermanos.
14 Que perezca para que los pueblos se formen.
15 Que se reúnan los grandes dioses
16 Y se entregue al culpable para que sea confirmado ".
17 Marduk reunió a los grandes dioses,
18 Con dirección amable al dar su orden,
19 Mientras hablaba, los dioses le hicieron caso:
20 El rey dirigió una palabra a los Anunnaki,
21 "Tu juramento anterior era cierto en verdad,
22 (Ahora también) dime la solemne verdad:
23 ¿Quién es el que instigó la guerra,
24 ¿Quién hizo que Tia-mat se rebelara y pusiera en marcha la batalla?
25 Que se dé por vencido el que instigó la guerra
26 para que le imponga su castigo; pero te sientas y descansas.
27 Los Igigi, los grandes dioses, le respondieron:
28 Es decir, Lugaldimmerankia, el consejero de los dioses, el señor,
29 "Qingu es el que instigó la guerra,
30 que hizo que Tia-mat se rebelara y pusiera en marcha la batalla ".
31 Lo ataron y lo sujetaron delante de Ea,
32 Le impusieron la pena y le cortaron los vasos sanguíneos.
33 De su sangre creó al hombre,
34 A quien impuso el servicio de los dioses y liberó a los dioses.
35 Después de que el sabio Ea creó a la humanidad
36 y les había impuesto el servicio de los dioses,
37 Esa tarea está más allá de la comprensión
38 Porque Nudimmud realizó la creación con la habilidad de Marduk—
39 El rey Marduk dividió a los dioses,
40 Todos los Anunnaki en grupos superiores e inferiores.
41 Asignó 300 en los cielos para guardar los decretos de Anu
42 Y los nombró guardia.
43 A continuación, organizó la organización del inframundo.
44 En el cielo y el inframundo colocó 600 dioses.
45 Después de haber arreglado todos los decretos,
46 Y había distribuido los ingresos entre los Anunnaki del cielo y del inframundo,
47 Los Anunnaki abrieron la boca
48 Y se dirigió a su señor Marduk,
49 Ahora, señor, habiendo establecido nuestra libertad
50 ¿Qué favor podemos hacerte?
51 Hagamos un santuario de gran renombre:
52 Tu cámara será nuestro lugar de descanso donde podamos descansar.
53 Erigamos un santuario para albergar un pedestal
54 Donde podamos descansar cuando terminemos (el trabajo) ".
55 Cuando Marduk escuchó esto,
56 Resplandecía como la luz del día,
57 "Construye Babilonia, la tarea que has buscado.
58 ¡Que se le moldeen ladrillos y levante el santuario! "
59 Los Anunnaki empuñaban el pico.
60 Durante un año hicieron los ladrillos necesarios.
61 Cuando llegó el segundo año,
62 Levantaron el pico de Esagil, una réplica del Apsû.
63 Construyeron la alta torre del templo del Apsû
64 Y para Anu, Enlil y Ea establecieron su. como vivienda.
65 Se sentó con esplendor delante de ellos,
66 Suveing ​​sus cuernos, que estaban al nivel de la base de Ešarra.
67 Después de haber completado el trabajo en Esagil
68 Todos los Anunnaki construyeron sus propios santuarios.
Se habían reunido 69 300 Igigi del cielo y 600 de los Apsû, todos ellos.
70 Be-l sentó a los dioses, sus padres, en el banquete
71 En el alto santuario que habían construido para su morada,
72 (diciendo) "Esta es Babilonia, tu morada fija,
73 ¡Disfruta aquí! ¡Siéntate con alegría!
74 Los grandes dioses se sentaron,
Se colocaron 75 jarras de cerveza y se sentaron al banquete.
76 Después de haber disfrutado dentro
77 Celebraron un servicio en el asombroso Esagil.
78 Se confirmaron los reglamentos y todas las reglas:
79 Todos los dioses dividieron las estaciones del cielo y el abismo.
80 El colegio de los Cincuenta grandes dioses tomó sus asientos,
81 Los Siete dioses de los destinos fueron designados para tomar decisiones.
82 Be-l recibió su arma, el arco, y lo puso delante de ellos:
83 Sus divinos padres vieron la red que había hecho.
84 Sus padres vieron cuán hábilmente trabajada era la estructura del arco
85 Mientras alababan lo que había hecho.
86 Anu lo levantó en la asamblea divina,
87 Besó el arco y dijo: "¡Es mi hija!"
88 Así llamó los nombres del arco:
89 "Long Stick" fue el primero; el segundo fue: "Que dé en el blanco".
90 Con el tercer nombre, "Bow Star", lo hizo brillar en el cielo,
91 Él fijó su posición celestial junto con sus hermanos divinos.
92 Después de que Anu decretó el destino del arco,
93 Puso un trono real, sublime incluso para un dios,
94 Anu lo puso allí en la asamblea de los dioses.
95 Los grandes dioses se reunieron,
96 Exaltaron el destino de Marduk e hicieron reverencias.
97 Invocaron una maldición sobre sí mismos
98 E hicieron un juramento con agua y aceite, y se llevaron las manos al cuello.
99 Le concedieron el derecho a ejercer la realeza sobre los dioses,
100 Lo confirmaron como señor de los dioses del cielo y del inframundo.
101 Anšar le dio su exaltado nombre, Asalluh (i
102 "¡A la mención de su nombre, demostremos sumisión!
103 Cuando hable, que los dioses le escuchen,
104 Que su mando sea superior en las regiones superiores e inferiores.
105 Sea ensalzado el hijo nuestro vengador,
106 Que su señoría sea superior y él mismo sin rival.
107 Que pastoree las cabezas negras, sus criaturas,
108 Que hablen de su carácter en días futuros sin olvidar.
109 Que establezca espléndidas ofrendas alimenticias para sus padres,
110 Que él se encargue de su sustento y se encargue de sus santuarios,
111 Que queme incienso para alegrar sus santuarios.
112 Que haga en la tierra lo mismo que hizo en el cielo:
113 Que designe a los negros para que le adoren.
114 Los seres humanos sujetos deben tomar nota e invocar a sus dioses,
115 Ya que él manda que escuchen a sus diosas,
116 Que se traigan ofrendas de comida [para] (?) Sus dioses y diosas,
117 Que no sean olvidados, que se acuerden de sus dioses,
118 Que ellos. su . , que ellos. sus santuarios.
119 Aunque las cabezas negras adoren a alguien, alguien a otro dios,
120 ¡Él es el dios de todos y cada uno de nosotros!
121 Ven, vamos a llamar a los cincuenta nombres
122 De aquel cuyo carácter es resplandeciente, cuyo logro es el mismo.
123 (1) MARDUK
Como lo llamó su padre Anu desde su nacimiento,
124 que abastece de pastos y abrevadero, que hace florecer los establos.
125 que ató al jactancioso con su arma, la tormenta se desbordará,
126 y salvó a los dioses, a sus padres, de la angustia.
127 Es el hijo, el dios sol de los dioses, es deslumbrante,
128 Que caminen siempre en su luz brillante.
129 Sobre los pueblos que creó, los seres vivientes,
130 Impuso el servicio de los dioses y descansaron.
131 Creación y aniquilación, perdón y castigo
132 Ocurre por orden suya, así que pongan sus ojos en él.
133 (2) Marukka: él es el dios que los creó
134 Quien tranquilizó a los Anunnaki, a los Igigi en reposo.
135 (3) Marutukku: él es el sostén de la tierra, la ciudad y sus pueblos,
136 En adelante, que los pueblos le presten atención.
137 (4) Meršakušu: feroz pero deliberante, enojado pero cediendo,
138 Su mente es amplia, su corazón lo abarca todo.
139 (5) Lugaldimmerankia es el nombre con el que todos lo llamábamos,
140 Cuyo mandato hemos exaltado más que el de los dioses sus padres.
141 Él es el señor de todos los dioses del cielo y del inframundo,
142 El rey ante cuyos mandatos se estremecen los dioses de las regiones superiores e inferiores.
143 (6) Narilugaldimmerankia es el nombre que le dimos, el mentor de cada dios,
144 que estableció nuestras moradas en el cielo y en el inframundo en tiempos de angustia,
145 Quien distribuyó las estaciones celestiales entre Igigi y Anunnaki,
146 Que los dioses tiemblen ante su nombre y se estremezcan en sus asientos.
147 (7) Asalluh (i es el nombre con el que su padre Anu lo llamó,
148 Él es la luz de los dioses, un héroe poderoso,
149 Quien, como su nombre lo dice, es un ángel protector de Dios y la tierra,
150 que por un terrible combate salvó nuestra morada en tiempo de angustia.
151 (8) Asalluh (i-Namtilla lo llamaron en segundo lugar, el dios vivificante,
152 Quien, de acuerdo con la forma (de) su (nombre), restauró todos los dioses arruinados,
153 El señor, que resucitó a los dioses muertos con su puro encantamiento,
154 Alabémoslo como el destructor de los enemigos perversos.
155 (9) Asalluh (i-Namru, como se llama su nombre en tercer lugar,
156 El dios puro, que limpia nuestro carácter ".
157 Anšar, Lah (mu, y Lah (amu (cada uno) lo llamaron por tres de sus nombres,
158 Entonces se dirigieron a los dioses, sus hijos,
159 "Cada uno le ha llamado por tres de sus nombres,

160 Ahora lo llamas por sus nombres, como nosotros ".
161 Los dioses se regocijaron al oír su discurso,
162 En Upšuukkinaki celebraron una conferencia,
163 "Del hijo guerrero, nuestro vengador,
164 Del aprovisionador, ensalcemos el nombre ".
165 Se sentaron en su asamblea, convocando a los destinos,
166 Y con todos los ritos debidos llamaron su nombre:

Tableta VII

1 (10) Asarre, el dador de tierras arables que estableció arados,
2 El creador de la cebada y el lino, que hizo crecer la vida vegetal.
3 (11) Asaralim, quien es reverenciado en la cámara del consejo, cuyo consejo es excelente,
4 Los dioses le prestan atención y se apoderan de él.
5 (12) Asaralimnunna, el noble, la luz del padre, su engendrador,
6 Quien dirige los decretos de Anu, Enlil y Ea, ese es Ninšiku.
7 Él es su aprovisionador, quien asigna sus ingresos,
8 Cuyo turbante multiplica la abundancia de la tierra.
9 (13) Tutu es el que realiza su renovación,
10 Que purifique sus santuarios para que descansen.
11 Que haga un encantamiento para que los dioses descansen,
12 Aunque se levanten con furor, que se retiren.
13 En verdad es exaltado en la asamblea de los dioses, sus [padres],
14 Nadie entre los dioses puede [igualarlo] a él.
15 (14) Tutu-Ziukkinna, la vida de [su] anfitrión,
16 que estableció los cielos puros para los dioses,
17 que se hicieron cargo de sus cursos, que designaron [sus puestos],
16 Que no sea olvidado entre los mortales, sino [que recuerden] sus obras.
19 (15) Tutu-Ziku lo llamaron en tercer lugar, el fundador de la purificación,
20 El dios de la agradable brisa, señor del éxito y la obediencia,
21 que produce abundancia y riquezas, que establece abundancia,
22 que convierte en abundancia todo lo escaso que tenemos,
23 cuya agradable brisa olfateamos en tiempos de terrible angustia,
24 Ordenen los hombres que se pronuncien constantemente sus alabanzas, ofrezcan adoración a
él.
25 Como (16) Tutu-Agaku, en cuarto lugar, que los humanos lo ensalcen,
26 Señor del encantamiento puro, que resucitó a los muertos,
27 que tuvo misericordia de los dioses atados,
28 que arrojó el yugo impuesto sobre los dioses, sus enemigos,
29 Y para perdonarlos creó a la humanidad.
30 El misericordioso, en cuyo poder se ha de devolver la vida,
31 Que sus palabras sean seguras y no se olviden
32 De las bocas de las cabezas negras, sus criaturas.
33 Como (17) Tutu-Tuku, quinto, deja que su boca exprese su hechizo puro,
34 Quien exterminó a todos los impíos con su puro encantamiento.
35 (18) Šazu, que conocía el corazón de los dioses, que vio las riendas,
36 que no dejó escapar de él al malhechor,
37 que estableció la asamblea de los dioses, que alegraron sus corazones,
38 Quien subyugó a los desobedientes, es la protección total de los dioses.
39 Hizo prosperar la verdad, desarraigó la perversidad,
40 Separó la falsedad de la verdad.
41 Como (19) Šazu-Zisi, en segundo lugar, que lo elogien continuamente, el subyugante de los agresores,
42 Quien expulsó la consternación de los cuerpos de los dioses, sus padres.
43 (20) Šazu-Suh (borde, en tercer lugar, que extirpó a todos los enemigos con sus armas,
44 que confundió sus planes y los convirtió en viento.
45 Exhaló a todos los impíos que venían contra él,
46 Que los dioses griten siempre aclamaciones en la asamblea.
47 (21) Šazu-Suh (gurim, cuarto, quien estableció el éxito para los dioses, sus padres,
48 que exterminó a los enemigos y destruyó a su descendencia,
49 que esparcieron sus logros sin dejar parte de ellos,
50 Sea pronunciado y proclamado su nombre en la tierra.
51 Como (22) Šazu-Zah (borde, quinto, que las gereraciones futuras lo discutan,
52 El destructor de todo rebelde, de todos los desobedientes,
53 que llevó a todos los dioses fugitivos a los santuarios,
54 Que se establezca este nombre suyo.
55 Como (23) Šazu-Zah (gurim, sexto, que todos juntos y en todas partes lo adoren,
56 El mismo destruyó a todos los enemigos en la batalla.
57 (24) Enbilulu es él, el señor que los abastece en abundancia,
58 Su gran escogido, que ofrece ofrendas de cereales,
59 que mantiene pastos y abrevaderos en buen estado y los estableció para la tierra,
60 Quien abrió cursos de agua y distribuyó abundante agua.
61 (25) Enbilulu-Epadun, señor de la tierra común y. ., que [lo llamen] en segundo lugar,
62 supervisor del canal del cielo y del inframundo, que establece el surco,
Quien establece tierras limpias arables en campo abierto,
63 que dirige la acequia y el canal, y delimita el surco.
64 Como (26) Enbilulu-Gugal, supervisor del canal de los cursos de agua de los dioses, que lo elogien en tercer lugar,
65 Señor de la abundancia, de la abundancia y de los grandes almacenes (de grano),
66 ¿Quién da generosidad, quién enriquece las viviendas humanas,
67 El que da trigo y da grano.
68 (27) Enbilulu-H (egal, que acumula abundancia para los pueblos.
69 que hace llover riquezas sobre la tierra ancha, y da abundante vegetación.
70 (28) Sirsir, que amontonó una montaña en la cima de Tia-mat,
71 que saqueó el cadáver de Tia-mat con [sus] armas,
72 El guardián de la tierra, su fiel pastor,
73 cuyos cabellos son un cultivo en crecimiento, cuya turbante es un surco,
74 que siguió cruzando el ancho mar en su furor,
75 Y siguió cruzando el lugar de su batalla como si fuera un puente.
76 (29) Sirsir-Malah (lo nombraron en segundo lugar — que así sea—
77 Tia-mat era su barco, él era su marinero.
78 (30) Gil, que siempre amontona montones de cebada, montículos enormes,
79 El creador de grano y rebaños, que da semilla para la tierra.
80 (31) Gilima, que hizo firme el vínculo de los dioses, que creó estabilidad,
81 Una trampa que los abrumaba, que aún les extendía favores.
82 (32) Agilima, la alta, que arrebata la corona, que se hace cargo de la nieve,
83 que creó la tierra sobre el agua y afirmó la altura del cielo.
84 (33) Zulum, que asigna prados a los dioses y reparte lo que ha creado,
85 Quién da ingresos y ofrendas de alimentos, quién administra los santuarios.
86 (34) Mummu, creador del infierno del fin del cielo, que protege a los refugiados,
87 El dios que purifica el cielo y el inframundo, en segundo lugar Zulummu,
88 respecto de cuya fuerza ningún otro dios puede igualarlo.
89 (35) Gišnumunab, creador de todos los pueblos, que hizo las regiones del mundo,
90 Quien destruyó los dioses de Tia-mat e hizo pueblos de parte de ellos.
91 (36) Lugalabdubur, el rey que dispersó las obras de Tia-mat, que desarraigó sus armas,
92 Cuyo cimiento es seguro en la "proa y popa".
93 (37) Pagalguenna, el primero de todos los señores, cuya fuerza es exaltada,
94 ¿Quién es el más grande entre los dioses, sus hermanos, el más noble de todos ellos?
95 (38) Lugaldurmah (, rey del vínculo de los dioses, señor de Durmah (u,
96 ¿Quién es el más grande en la morada real, infinitamente más sublime que los demás dioses?
97 (39) Aranunna, consejero de Ea, creador de los dioses, sus padres,
98 A quien ningún dios puede igualar en cuanto a su andar señorial.
99 (40) Dumuduku, que renueva para sí mismo su morada pura en Duku,
100 Dumuduku, sin el cual Lugalduku no toma una decisión.
101 (41) Lugalšuanna, el rey cuya fuerza es exaltada entre los dioses,
102 El señor, la fuerza de Anu, el supremo, elegido de Anšar.
103 (42) Irugga, que los saqueó a todos en el mar,
104 Quien comprende toda la sabiduría, es amplio en entendimiento.
105 (43) Irqingu, que saqueó Qingu en. batalla,
106 Quien dirige todos los decretos y establece el señorío.
107 (44) Kinma, director de todos los dioses, que da consejos,
108 A cuyo nombre los dioses se inclinan con reverencia como antes de un huracán.
109 (45) Dingir-Esiskur: que tome su asiento elevado en la Casa de la Bendición,
110 Que los dioses le traigan sus presentes
111 Hasta que reciba sus ofrendas.
112 Nadie más que él logra cosas inteligentes
113 Las cuatro (regiones) de espinillas son su creación,
114 Fuera de él, ningún dios conoce la medida de sus días.
115 (46) Girru, quien hace las armas duras (?),
116 que logró cosas inteligentes en la batalla con Tia-mat,
117 Comprensivo en sabiduría, hábil en entendimiento,
118 Una mente profunda, que todos los dioses combinados no comprenden.
119 Sea (47) Addu su nombre, cubra todo el espacio del cielo,
120 Que truene con su graciosa voz sobre la tierra,
121 Que el estruendo llene (?) Las nubes
Y da sustento a los pueblos de abajo.
122 (48) Aša-ru, quien, como su nombre lo dice, reunió a los destinos divinos
123 De hecho, es el guardián de absolutamente todos los pueblos.
124 Como (49) Ne-beru le permitió ocupar el lugar de cruce del cielo y el inframundo,
125 No deben cruzar ni arriba ni abajo, sino que deben esperarlo.
126 Ne-beru es su estrella, que hizo brillar en el cielo,
127 Que se coloque en la escalera celestial para que lo miren.
128 Sí, el que constantemente cruza el mar sin descansar,
129 Sea su nombre Ne-beru, que toma su cintura,
130 Que fije las sendas de las estrellas del cielo,
131 Que pastoree a todos los dioses como ovejas,
132 Que ate a Tia-mat y ponga su vida en peligro de muerte,
133 A las generaciones que aún no han nacido, a los lejanos días futuros,
134 Que continúe sin control, que persista en la eternidad.
135 Desde que creó los cielos y modeló la tierra,
136 Enlil, el padre, lo llamó por su propio nombre, (50) 'Señor de las Tierras'.
137 Ea escuchó los nombres que todos los Igigi llamaban
138 Y su espíritu se volvió radiante.
139 "¿Por qué? Aquel cuyo nombre fue ensalzado por sus padres
140 Que él, como yo, se llame (51) 'Ea'.
141 Que controle la suma de todos mis ritos,
142 Que él administre todos mis decretos ".
143 Con la palabra "Cincuenta" los grandes dioses
144 Llamó a sus cincuenta nombres y le asignó una posición destacada.
145 Deben ser recordados; una figura destacada debería exponerlos,
146 Los sabios y los eruditos conversen sobre ellos,
147 Un padre debe repetirlos y enseñárselos a su hijo,
148 Uno debe explicárselo al pastor y al pastor.
149 Si uno no es negligente con Marduk, el Enlil de los dioses,
150 Florezca la tierra y prospere uno mismo,
151 (Porque) su palabra es confiable, su mandato no cambia,
152 Ningún dios puede alterar la expresión de su boca.
153 Cuando mira con furia, no ceja,
154 Cuando su ira está en llamas, ningún dios puede enfrentarlo.
155 Su mente es profunda, su espíritu lo abarca todo,
156 Ante quien se busca el pecado y la transgresión.
157 Instrucción que una figura destacada repitió ante él (Marduk):
158 Lo escribió y lo guardó para que las generaciones futuras pudieran escucharlo.
159 [. Marduk, quien creó a los dioses Igigi,
160 Aunque disminuyan. que invoquen su nombre.
161. la canción de Marduk,
162 Quién derrotó a Tia-mat y tomó la realeza

Conclusión

El Enuma Elish como obra mitológica es atemporal, pero algunos estudiosos han argumentado que, en su día, habría resonado en una audiencia que entendía a Babilonia como una ciudad que rompía con las tradiciones del pasado para crear un futuro nuevo y mejor. El académico Thorkild Jacobsen, por ejemplo, señala:

Babilonia luchó contra el territorio de la antigua Sumeria y todas sus famosas y venerables ciudades antiguas y sus dioses. Libró una guerra advenediza con su propia civilización madre. Y que este era un tema vivo, que [Babilonia] era muy consciente de ser heredera y continuadora de la civilización sumeria, se desprende del hecho de que sus reyes, especialmente los de la segunda mitad de la dinastía [Sealand], se divierten elaborando sumerianizar nombres. Por lo tanto, es comprensible que Babilonia haya sentido, consciente o inconscientemente, que su victoria era en cierto sentido patricida. (190)

La historia, entonces, puede leerse no solo como una gran historia del triunfo del orden sobre el caos y la luz sobre la oscuridad, sino como una parábola del surgimiento de Babilonia y la cultura babilónica sobre el antiguo modelo sumerio de civilización. Además, el cuento puede entenderse como una ilustración del concepto de vida como cambio perpetuo.

Los viejos dioses estáticos de la historia son reemplazados por dioses más jóvenes y dinámicos que luego introducen el concepto de cambio y mutabilidad en el universo a través de la creación de seres mortales que están sujetos a la muerte. Estas criaturas tienen la tarea de ayudar a los dioses a mantener su creación y, por lo tanto, aunque no son ellos mismos eternos, juegan un papel integral en el trabajo eterno de los dioses.


El mito de "Enuma Elish"

En los tiempos prehistóricos, el mal se consideraba una realidad más grande que la existencia humana. (Imagen: andreiuc88 / Shutterstock)

El concepto del mal

Esta historia se remonta a muchos miles de años, y algunos de sus elementos probablemente se remontan a la prehistoria. Esta narrativa expresa una de las convicciones más fundamentales que ha tenido el ser humano. Es la idea de que el mal es de alguna manera más grande que las decisiones humanas individuales para ser malo, y que el mal debe preceder a la malicia humana. Expresan la idea de que el mal tiene una realidad metafísica cósmica más allá del ser humano.

Pero, es una idea que no necesita tener todas las mismas connotaciones éticas que comúnmente consideramos que posee el "mal". Las connotaciones más antiguas posibles de la palabra Satanás, la palabra de la que todos hablamos típicamente como "el diablo", en realidad no significa un malhechor.

La palabra simplemente significa "rival". El rival de Dios es cómo se concibió originalmente al Diablo en estas culturas y que la rivalidad está de alguna manera en el corazón de la totalidad de los mitos de la creación del Antiguo Cercano Oriente.

Esta es una transcripción de la serie de videos Por qué existe el mal. Míralo ahora, Wondrium.

El mito del combate

El mito del combate fue un tema común en muchas de estas culturas. Las historias mesopotámicas, hititas y cananeas cuentan la historia de manera similar: la historia del universo como un todo, como un lugar de combate entre poderes divinos buenos y malos.

Este mito de combate da lugar a las cosmogonías de estas culturas, es decir, sus historias de cómo surgieron el mundo y el cosmos (“cosmogonía” es una palabra que proviene de “cosmogénesis”).

En este mito, el cosmos es el sitio, o tal vez es la consecuencia, de una lucha titánica entre las fuerzas de un dios bueno y el dios maligno rival. De hecho, esta cosmogonía incluye en ella una teogonía, una “teogénesis”, una historia de la creación de los dioses.

La creación de la humanidad es normalmente el acto final del drama que comienza con los orígenes de estos dioses. En estas historias, estos dioses-caos son confrontados, derrotados y destruidos por otros héroes-dioses, a menudo más jóvenes y prometedores.

Enuma Elish

Enuma Elish es uno de esos mito de la cosmogonía. La historia comienza con dos dioses primitivos, Apsu y Tiamat. Crean otros dioses, una especie de sus hijos, Ea y sus hermanos, todos los cuales viven en el cuerpo de Tiamat, no hay nada fuera de los dioses.

Allí hacen tal alboroto que atormentan a Tiamat y Apsu, y Apsu se enoja tanto que decide matar a los jóvenes dioses. Pero Tiamat no está de acuerdo con esto y advierte a Ea, su hijo, que luego mata a Apsu. Entonces, Ea se convierte en el dios principal y tiene un hijo llamado Marduk, el nieto de Tiamat, que es aún más poderoso que Ea o Tiamat.

Marduk era un dios babilónico que mató a Tiamat e hizo la tierra y el cielo a partir de su cadáver. (Imagen: Franz Heinrich Weißbach / Dominio público)

A Marduk se le dan vientos para jugar como una forma de divertirse, y usa los vientos para hacer tormentas, que molestan a sus mayores, al igual que sus juegos habían molestado una vez a sus padres.

Estos dioses convencen a Tiamat de que mate a Marduk. A Tiamat le gusta esta idea, pero se emociona demasiado y asusta a los dioses, algunos de los cuales se unen a ella porque tienen miedo de someterse a ella y unirse a su equipo. Pero hay algunos que se unen a Marduk.

Marduk lucha y mata a Tiamat y forma la tierra a partir de su cadáver, cortándola por la mitad. La hace la mitad superior de los cielos y la mitad inferior de la tierra y las aguas. Utiliza la sangre de su segundo marido, Kingu, a quien también mata, para hacer seres humanos.

Mediante el acto de destruir al malvado monstruo del caos y, de una manera oscuramente superpuesta, creando nuestro nuevo mundo a partir de su cadáver, este héroe-dios se convierte en el dios rey en el panteón babilónico. Y así es como el mundo en el Enuma Elish viene a ser.

Significado y connotaciones de Enuma Elish

Desde la perspectiva del concepto de maldad, varios aspectos de este mito son claves. Primero, el dios del caos Tiamat no está representado como la fuente del mal per se, aunque es anterior a personas como Marduk. Las emociones "malvadas" —envidia, odio, miedo, homicidio— marcan a los dioses jóvenes victoriosos como Marduk tanto como a los dioses más antiguos.

El mal, entonces, es una estructura intrínseca de la realidad, parte del marco básico del universo. El mal es natural, solo parte del orden cósmico. Pero también es una dimensión que está en conflicto inevitable con las fuerzas del orden, simbolizadas por Marduk.

Debido a que el cosmos se crea en una lucha y a partir del viejo cosmos, el cosmos así creado puede tener rastros o ser el sitio en curso de este conflicto entre el bien y el mal. Esto explica la persistencia del mal para esta tradición: el mal está literalmente introducido en el tejido del cosmos aquí.

Ideas detrás de la creación

Si comparamos este relato con el de la creación en el libro de Génesis 1, dice: "En el principio, Dios creó los cielos y la tierra", escrito en oposición explícita a la Enuma Elish. También sabemos que la palabra hebrea tehom, que en las traducciones al inglés se traduce principalmente como "the deep". Es "el abismo" sobre el que Dios se mueve al comienzo de la Creación. La palabra tehom está relacionado etimológicamente con la palabra babilónica "Tiamat".

Pero aquí está la diferencia entre estas dos historias: en Génesis 1, no hay lucha ni rivalidad tehom está ahí, el abismo está ahí, pero es pasivo ante la voluntad absolutamente dominante de Dios, y Dios ve lo que Dios ha creado y lo considera todo bueno. No hay ningún sentido de una guerra cósmica de hace mucho tiempo.

Aquí hay una diferencia importante entre la comprensión judía y cristiana del Génesis, es la forma en que estas dos comunidades leen el texto lo que difiere. Entonces, aunque los cristianos quieren decir que Dios creó el mundo de la nada, los judíos dirán que hay algo ahí, es lo profundo, tehom, ya está ahí.

El descubrimiento de Enuma Elish

George Smith descubrió el concepto de Enuma Elish en el siglo 19. (Imagen: Museo Británico / Dominio público)

Enuma Elish fue descubierto en el siglo XIX por un inglés autodidacta de clase trabajadora llamado George Smith, que se enseñó a sí mismo como acadiano y sumerio. Luego convenció a los eruditos del Museo Británico para que lo ayudaran a viajar al Cercano Oriente para poder hacer algunas excavaciones, y resulta que en esas excavaciones fue la primera persona en descubrir gran parte de la Épica de Gilgamesh y el Enuma Elish. Antes de Smith, nadie tenía idea de que existían textos como este.

Entonces el Enuma Elish explica el orden cósmico, pero luego queda la pregunta: ¿Cuál es el lugar de los humanos en este orden? Porque mientras los dioses parecen humanos y mientras que los humanos están hechos de la sangre de un dios, una cosa los distingue: los humanos son mortales y los dioses no.

Preguntas frecuentes sobre Enuma Elish

Una de las convicciones más antiguas que los humanos tienen sobre el mal es la idea de que el mal es de alguna manera más grande que las decisiones humanas individuales para ser malo, y que el mal debe ser anterior o anterior a la malicia humana.

Marduk era hijo del dios Ea y nieto de Tiamat. Mató a Tiamat para convertirse en el dios rey e hizo la tierra y el cielo a partir del cadáver de Tiamat.

Enuma Elish fue descubierto en el siglo XIX por un inglés autodidacta de clase trabajadora llamado George Smith.


Enuma Elish (La epopeya babilónica de la creación)

1 Cuando los cielos arriba no existían,
2 Y la tierra de abajo no había llegado a existir,
3 Allí estaba Apsû, el primero en orden, su engendrador,
4 Y demiurge Tia-mat, quien los dio a luz a todos
5 Habían mezclado sus aguas
6 Antes de que las praderas se hubieran unido y se hubiera encontrado un cañaveral:
7 Cuando ninguno de los dioses se formó
8 O había surgido, cuando no se habían decretado destinos,
9 Los dioses fueron creados dentro de ellos:
10 Lah (mu y Lah (amu se formaron y llegaron a existir.
11 Mientras crecían y aumentaban de estatura
12 Fueron creados Anšar y Kišar, quienes los superaron.
13 Prolongaron sus días, multiplicaron sus años.
14 Anu, su hijo, podía rivalizar con sus padres.
15 Anu, el hijo, igualó a Anšar,
16 Y Anu engendró a Nudimmud, su propio igual.
17 Nudimmud fue el campeón entre sus padres:
18 Profundo discernimiento, sabio, de fuerza robusta
19 Mucho más fuerte que su padre & # 8217s engendrador, Anšar
20 No tuvo rival entre los dioses, sus hermanos.
21 Los hermanos divinos se reunieron,
22 Su clamor se hizo fuerte, y Tia-mat se convirtió en un tumulto.
23 Ellos sacudieron los nervios de Tia-mat,
24 Y con sus danzas sembraron alarma en Anduruna.
25 Apsû no disminuyó su clamor,
26 Y Tia-mat se quedó en silencio cuando se enfrentó a ellos.
27 Su conducta le desagradaba,
28 Sin embargo, aunque su comportamiento no fue bueno, ella quiso perdonarlos.
29 Entonces Apsû, el engendrador de los grandes dioses,
30 Llamó a Mummu, su visir, y se dirigió a él,
31 & # 8220 Visir Mummu, que satisface mi placer,
32 ¡Ven, vamos a Tia-mat! & # 8221
33 Fueron y se sentaron frente a Tia-mat,
34 mientras conversaban sobre los dioses, sus hijos.
35 Apsû abrió la boca
36 Y se dirigió a Tia-mat
37 & # 8220 Su comportamiento se ha vuelto desagradable para mí
38 Y no puedo descansar de día ni dormir de noche.
39 destruiré y romperé su forma de vida
40 Para que reine el silencio y podamos dormir. & # 8221
41 Cuando Tia-mat escuchó esto
42 Ella se enfureció y clamó a su esposa,
43 Lloró de angustia, echando humo dentro de sí,
44 Ella se entristeció por el mal (conspirado),
45 & # 8220¿Cómo podemos destruir lo que hemos dado a luz?
46 Aunque su comportamiento causa angustia, endurezcamos la disciplina con amabilidad. & # 8221
47 Mummu habló con un consejo para Apsû—
48 (A partir de) un visir rebelde fue el consejo de su Mummu:
49 & # 8220 Destruye, mi padre, esa forma de vida sin ley,
50 ¡Para que descanses de día y duermas de noche! & # 8221
51 Apsû estaba complacido con él, su rostro estaba radiante
52 Porque había planeado el mal contra los dioses, sus hijos.
53 Mummu rodeó el cuello de Apsû con sus brazos,
54 Se sentó de rodillas y lo besó.
55 Lo que tramaron en su reunión
56 Se informó a los dioses, sus hijos.
57 Los dioses lo oyeron y estaban frenéticos.
58 Se sintieron abrumados por el silencio y se sentaron en silencio.
59 Ea, que sobresale en conocimiento, hábil y erudito,
60 Ea, que lo sabe todo, percibió sus trucos.
61 Lo diseñó y lo hizo para que lo abarcara todo,
62 Lo ejecutó hábilmente como supremo: su encantamiento puro.
63 Lo recitó y lo puso sobre las aguas,
64 Él derramó el sueño sobre él mientras dormía profundamente.
65 Puso a Apsû a dormir mientras derramaba el sueño,
66 Y Mummu, el consejero, estaba sin aliento por la agitación.
67 Se partió (Apsû & # 8217s) tendones, se arrancó la corona,
68 Se llevó su aura y se la puso.
69 Ató a Apsû y lo mató
70 Mummu lo confinó y manejó con rudeza.
71 Puso su morada en Apsû,
72 Y agarró a Mummu, con la cuerda de la nariz en la mano.
73 Después de que Ea atara y matara a sus enemigos,
74 Había logrado la victoria sobre sus enemigos,
75 Descansó tranquilamente en su cámara,
76 Lo llamó Apsû, cuyos santuarios designó.
77 Luego fundó su habitación dentro de ella,
78 Y Ea y Damkina, su esposa, estaban sentados en esplendor.
79 En la cámara de los destinos, la sala de los arquetipos,
80 El más sabio de los sabios, el sabio de los dioses, Be-l fue concebido.
81 En Apsû nació Marduk,
82 En puro Apsû nació Marduk.
83 Ea su padre lo engendró,
84 Damkina lo dio a luz su madre.
85 Chupó los pechos de diosas,
86 Una enfermera lo crió y lo llenó de terror.
87 Su figura estaba bien desarrollada, la mirada de sus ojos era deslumbrante,
88 Su crecimiento fue varonil, fue poderoso desde el principio.
89 Anu, su padre & # 8217s engendrador, lo vio,
90 Él se regocijó y sonrió, su corazón lleno de gozo.
91 Anu lo hizo perfecto: su divinidad era notable,
92 Y se enalteció mucho, exaltándolos en sus atributos.
93 Sus miembros eran incomprensiblemente maravillosos,
94 Incapaz de ser captado con la mente, difícil incluso de mirar.
95 Cuatro eran sus ojos, cuatro sus oídos,
96 Flame se disparó mientras movía sus labios.
97 Sus cuatro orejas se agrandaron,
93 Y sus ojos también se fijaron en todo.
99 Su figura era alta y superior en comparación con los dioses,
100 Sus miembros superaban, su naturaleza era superior.
101 & # 8216 Mari-utu, Mari-utu,
102 El Hijo, el dios del sol, el dios del sol de los dioses. & # 8217
103 Estaba revestido con el aura de los Diez Dioses, tan exaltada era su fuerza,
104 Los Cincuenta Dreads estaban cargados sobre él.
105 Anu formó y dio a luz a los cuatro vientos,
106 Se los entregó, & # 8220 ¡Hijo mío, déjalos girar! & # 8221
107 Él formó polvo y puso un huracán para impulsarlo,
108 Hizo un gesto para provocar consternación en Tia-mat.
109 Tia-mat estaba confundida día y noche, estaba frenética.
110 Los dioses no descansaron, ellos. . . . . . .
111 En su mente tramaron el mal,
112 Y se dirigió a su madre Tia-mat,
113 & # 8220 Cuando Apsû, su cónyuge, fue asesinado,
114 No fuiste a su lado, sino que te sentabas en silencio.
115 Los cuatro vientos espantosos se han formado
116 Para confundirte y no podamos dormir.
117 No pensaste en Apsû, tu esposa,
113 Ni a Mummu, que está preso. Ahora te sientas solo.
119 ¡De ahora en adelante estarás en una consternación frenética!
120 Y en cuanto a nosotros, que no podemos descansar, ¡no nos amas!
121 Considere nuestra carga, nuestros ojos están vacíos.
122 Rompe el yugo inamovible para que podamos dormir.
123 ¡Haz batalla, véngate!
124 [. . ]. . . . ¡Reducir a la nada!
125 Tia-mat escuchó, el discurso le agradó,
126 (Ella dijo,) & # 8220 Hagamos demonios, [como usted] ha aconsejado. & # 8221
127 Los dioses se reunieron dentro de ella.
128 Concibieron [el mal] contra los dioses sus engendradores.
129 Ellos. . . . . y se puso del lado de Tia-mat,
130 Conspirando ferozmente, sin descanso de día y de noche,
131 Ansia de batalla, furor, asalto,
132 Establecieron un anfitrión para provocar conflictos.
133 Madre H (ubur, que lo forma todo,
134 Suministró armas irresistibles y dio a luz serpientes gigantes.
135 Tenían dientes afilados, eran despiadados. . . .
136 Con veneno en lugar de sangre ella llenó sus cuerpos.
137 Ella vistió de pavor a los monstruos espantosos,
138 Los cargó con un aura y los convirtió en dioses.
139 (Ella dijo,) & # 8220 Deja que su espectador muera débilmente,
140 Que salten constantemente hacia adelante y nunca se retiren. & # 8221
141 Ella creó la Hidra, el Dragón, el Héroe Peludo
142 El Gran Demonio, el Perro Salvaje y el Hombre Escorpión,
143 Demonios feroces, el Gyojin y el Hombre Toro,
144 Portadores de armas despiadadas, intrépidos ante la batalla.
145 Sus mandatos eran tremendos, no podía resistirse.
146 En total, hizo once de ese tipo.
147 Entre los dioses, sus hijos, a quienes ella constituyó su anfitrión,
148 Ella exaltó a Qingu y lo engrandeció entre ellos.
149 La dirección del ejército, la dirección del ejército,
150 El porte de armas, las campañas, la movilización del conflicto,
151 El poder ejecutivo principal de batalla, el mando supremo,
152 Ella le confió y lo sentó en un trono,
153 & # 8220 Te he lanzado el hechizo y te he exaltado en el ejército de los dioses,
154 Te he entregado el gobierno de todos los dioses.
155 Tú eres en verdad exaltada, esposa mía, eres célebre,
156 Deja que tus órdenes prevalezcan sobre todos los Anunnaki. & # 8221
157 Ella le dio la Tabla de los destinos y se la sujetó al pecho,
158 (diciendo) & # 8220Su orden no puede cambiarse, deje que la expresión de su boca sea firme. & # 8221
159 Después de que Qingu fue elevado y adquirió el poder de Anuship,
160 Declaró los destinos de los dioses, sus hijos:
161 & # 8220 Que la expresión de tus bocas someta al dios del fuego,
162 Que tu veneno por su acumulación sofoque la agresión. & # 8221

Tableta II

1 Tia-mat reunió su creación
2 Y organizó batalla contra los dioses, su descendencia.
3 De ahora en adelante, Tia-mat planeó el mal debido a Apsû
4 Ea supo que ella había arreglado el conflicto.
5 Ea escuchó este asunto,
6 Se quedó en silencio en su habitación y se sentó inmóvil.
7 Después de que él reflexionó y su ira se calmó
8 Dirigió sus pasos a Anšar, su padre.
9 Entró en presencia del padre de su engendrador, Anšar,
10 Y le relató todo el trazado de Tia-mat & # 8217s.
11 & # 8220 Mi padre, Tia-mat nuestra madre ha concebido un odio hacia nosotros,
12 Ella ha establecido un ejército en su furor salvaje.
13 Todos los dioses se han vuelto hacia ella,
14 Incluso aquellos que tú (pl.) Engendraste también se ponen de su lado
15 Ellos. . . . . y se puso del lado de Tia-mat,
16 Conspirando ferozmente, sin descanso de día y de noche,
17 Con ansias de batalla, furor, asalto,
18 Establecieron un anfitrión para provocar conflictos.
19 Madre H (ubur, que lo forma todo,
20 Suministró armas irresistibles y dio a luz serpientes gigantes.
21 Tenían dientes afilados, eran despiadados.
22 Con veneno en lugar de sangre ella llenó sus cuerpos.
23 Ella vistió de pavor a los monstruos espantosos,
24 Los cargó de un aura y los hizo semejantes a dioses.
25 (Ella dijo,) & # 8220 Deja que su espectador muera débilmente,
26 Que salten constantemente hacia adelante y nunca se retiren. & # 8221
27 Ella creó la Hidra, el Dragón, el Héroe Peludo,
28 El Gran Demonio, el Perro Salvaje y el Hombre Escorpión,
29 Demonios feroces, el Gyojin y el Hombre Toro,
30 Portadores de armas despiadadas, intrépidos frente a la batalla.
31 Sus mandatos eran tremendos, no se los podía resistir.
32 En total, hizo once de ese tipo.
33 entre los dioses, sus hijos, a quienes ella constituyó su anfitrión,
34 Ella exaltó a Qingu y lo engrandeció entre ellos.
35 La dirección del ejército, la dirección del ejército,
36 El porte de armas, la campaña, la movilización del conflicto,
37 El poder ejecutivo principal del mando supremo de batalla,
38 Ella le encomendó y lo puso en un trono.
39 & # 8220 Te he lanzado el hechizo y te he exaltado en el ejército de los dioses,
40 Te he entregado el gobierno de todos los dioses.
41 Tú eres en verdad exaltada, esposa mía, eres célebre,
42 Deja que tus órdenes prevalezcan sobre todos los Anunnaki. & # 8221
43 Ella le dio la tabla de los destinos y se la sujetó al pecho,
44 (Diciendo) & # 8220Tu orden no puede ser cambiada, deja que la expresión de tu boca sea firme. & # 8221
45 Después de que Qingu fue elevado y adquirió el poder de Anuship
46 Decretó los destinos de los dioses. sus hijos:
47 & # 8220 Que la expresión de tus bocas someta al dios del fuego,
48 Que tu veneno por su acumulación sofoque la agresión. & # 8221
49 Anšar escuchó que el asunto era profundamente perturbador.
50 Lloró & # 8220 ¡Ay! & # 8221 y se mordió el labio.
51 Su corazón estaba furioso, su mente no podía calmarse.
52 Sobre Ea, su hijo, su clamor fue entrecortado.
53 & # 8220 Hijo mío, tú que provocaste la guerra,
54 ¡Asuma la responsabilidad de lo que sea que haya hecho usted solo!
55 Saliste y mataste a Apsû,
56 Y en cuanto a Tia-mat, a quien pusiste furioso, ¿dónde está ella igual? & # 8221
57 El recolector de consejos, el príncipe erudito,
58 El creador de la sabiduría, el dios Nudimmud
59 Con palabras tranquilizadoras y palabras tranquilizadoras
60 Suavemente respondió [su] padre Anšar
61 & # 8220 Mi padre, mente profunda, que decreta el destino,
62 ¿Quién tiene el poder de crear y destruir,
63 Anšar, mente profunda, que decreta el destino,
64 ¿Quién tiene el poder de crear y destruir,
65 Quiero decirte algo, cálmate un momento
66 Y consideren que hice una obra útil.
67 Antes de que matara a Apsû
68 ¿Quién pudo haber visto la situación actual?
69 Antes de que lo acabara rápidamente
70 ¿Cuáles fueron las circunstancias en las que iba a destruirlo? & # 8221
71 Anšar escuchó, las palabras le agradaron.
72 Su corazón se relajó para hablar con Ea,
73 & # 8220 Hijo mío, tus obras son dignas de un dios,
74 Eres capaz de dar un golpe feroz e inigualable. . [. . . ]
75 Ea, tus obras son dignas de un dios,
76 Eres capaz de dar un golpe feroz e inigualable. . [. . . ]
77 Ve ante Tia-mat y apacigua su ataque,
78. . [. . . ]. . . su furia con [tu] encantamiento. & # 8221
79 Escuchó el discurso de Anšar su padre,
80 Tomó el camino hacia ella, siguió el camino hacia ella.
81 Fue, percibió los trucos de Tia-mat,
82 [Se detuvo], guardó silencio y se volvió.
83 [Él] entró en presencia de august Anšar
84 Dirigiéndose a él con arrepentimiento,
85 & # 8220 [Mi padre], las acciones de Tia-mat & # 8217 son demasiado para mí.
86 Percibí su planificación, y [mi] encantamiento no fue igual (a él).
87 Su fuerza es poderosa, está llena de pavor,
88 Ella es en conjunto muy fuerte, nadie puede ir contra ella.
89 Su gran clamor no disminuyó,
90 [Me asusté] de su llanto y me volví.
91 [Padre mío], no pierdas la esperanza, envía una segunda persona contra ella.
92 Aunque la fuerza de una mujer es muy grande, no es igual a la de un hombre.
93 Disolver sus cohortes, romper sus planes
94 Antes de que nos ponga las manos encima. & # 8221
95 Anšar gritó con intensa furia,
96 Dirigiéndose a Anu su hijo,
97 & # 8220 Honrado hijo, héroe, guerrero,
98 cuya fuerza es poderosa, cuyo ataque es irresistible
99 Apresúrate y ponte delante de Tia-mat,
100 Apaciguar su rabia para que su corazón se relaje
101 Si no escucha tus palabras,
102 Discurso a sus palabras de petición para que sea apaciguada. & # 8221
103 Escuchó el discurso de Anšar su padre,
104 Tomó el camino hacia ella, siguió el camino hacia ella.
105 Anu fue, percibió los trucos de Tia-mat,
106 Se detuvo, guardó silencio y se volvió.
107 Entró en presencia de Anšar, el padre que lo engendró,
108 Dirigiéndose a él penitentemente.
109 & # 8220Mi padre, Tia-mat & # 8217s [hechos] son ​​demasiado para mí.
110 Percibí su planificación, pero mi [encantamiento] no era [igual] (a él).
111 Su fuerza es poderosa, está [llena] de pavor,
112 Ella es en conjunto muy fuerte, nadie [puede ir contra ella].
113 Su estruendo no disminuye,
114 Me asusté de su llanto y me volví.
115 Padre mío, no pierdas la esperanza, envía a otra persona contra ella.
116 Aunque la fuerza de una mujer es muy grande, no es igual a la de un hombre.
117 Disuelve sus secuaces, rompe sus planes,
118 Antes de que nos ponga las manos encima. & # 8221
119 Anšar se quedó en silencio, mirando al suelo,
120 Hizo un gesto con la cabeza a Ea, negando con la cabeza.
121 Los Igigi y todos los Anunnaki se habían reunido,
122 Se sentaron en silencio.
123 Ningún dios se enfrentaría. . [. . ]
124 Saldría contra Tia-mat. . . . [. . ]
125 Sin embargo, el señor Anšar, el padre de los grandes dioses,
126 Se enojó en su corazón, y no llamó a nadie.
127 Un hijo valiente, vengador de su padre,
128 El que se apresura a la guerra, el guerrero Marduk
129 Ea lo convocó a su cámara privada
130 Para explicarle sus planes.
131 & # 8220 Marduk, da consejo, escucha a tu padre.
132 Hijo mío eres tú, que me das placer,
133 Ve con reverencia ante Anšar,
134 Habla, ponte de pie, apacigualo con tu mirada. & # 8221
135 Be-l se regocijó con las palabras de su padre,
136 Se acercó y se paró en presencia de Anšar.
137 Anšar lo vio, su corazón lleno de satisfacción,
138 Besó sus labios y eliminó el miedo.
139 & # 8220 Mi [padre] no calla, sino que habla,
140 ¡Iré y cumpliré tus deseos!
141 [Anšar,] no callas, sino habla,
142 ¡Iré y cumpliré tus deseos!
143 ¿Qué hombre ha preparado su orden de batalla contra ti?
144 ¿Y Tia-mat, que es una mujer, te atacará con (sus) armas?
145 [& # 8220 mi padre], engendra, regocíjate y alégrate,
146 ¡Pronto pisarás el cuello de Tia-mat!
147 [Anšar], engendra, regocíjate y alégrate,
148 ¡Pronto pisarás el cuello de Tia-mat!
149 [& # 8220Ve,] hijo mío, conocedor de todos los conocimientos,
150 Apacigua a Tia-mat con tu hechizo puro.
151 Conduce sin demora el carro de la tormenta,
152 Y con un [. . ] que no puede ser repelido dale la espalda. & # 8221
153 Be-l se regocijó con las palabras de su padre,
154 Con corazón alegre se dirigió a su padre,
155 & # 8220 Señor de los dioses, Destino de los grandes dioses,
156 Si me convirtiera en tu vengador,
157 Si atara a Tia-mat y te protegiera,
158 Convoca una asamblea y proclama para mí un destino exaltado.
159 Siéntense todos en Upšukkinakku con alegría,
160 Y permíteme, con mi palabra, decretar destinos en tu lugar.
161 Todo lo que instigue no debe cambiarse,
162 Tampoco se puede anular o alterar mi mandato. & # 8221

Tableta III

1 Anšar abrió la boca
2 Y se dirigió a Kaká, su visir,
3 & # 8220 Visir Kaká, quien satisface mi placer,
4 Te enviaré a Lah (mu y Lah (amu.
5 Eres hábil en hacer preguntas, aprendido en dirección.
6 Traigan a los dioses, mis padres, a mi presencia.
7 Sean traídos todos los dioses,
8 Permítales conversar mientras se sientan a la mesa.
9 Que coman cereales, que beban cerveza,
10 Que decidan el destino de Marduk, su vengador.
11 Ve, vete, Kaká, ponte delante de ellos,
12 Y repíteles todo lo que te digo:
13 & # 8220 Anšar, tu hijo, me ha enviado,
14 Y debo explicar sus planes.
15-52 = II, 11 * -48 (* en lugar de & # 8216Mi padre, & # 8217 poner & # 8216 & # 8216Así, & # 8217)
53 Envié a Anu, pero él no pudo enfrentarla.
54 Nudimmud se asustó y se retiró.
55 Marduk, el sabio de los dioses, tu hijo, se ha presentado,
56 Ha decidido encontrarse con Tia-mat.
57 Él me ha hablado y dicho:
58-64 = II, 156 * -162 (* comience entre comillas: & # 8220Si)
65 Rápidamente, ahora, decreta tu destino para él sin demora,
66 Para que pueda ir y enfrentarse a su poderoso enemigo. & # 8221
67 Kaká fue. Dirigió sus pasos
68 A Lah (mu y Lah (amu, los dioses sus padres.
69 Se postró, besó el suelo ante ellos,
70 Se levantó y les dijo que se pusiera de pie,
71-124 = II, 13-66
125 Cuando Lah (h (ay Lah (amu escucharon, gritaron en voz alta.
126 Todos los Igigi gimieron angustiados,
127 & # 8220¿Qué ha salido mal que ella tomó esta decisión sobre nosotros?
128 No sabíamos qué estaba haciendo Tia-mat. & # 8221
129 Todos los grandes dioses que decretan destinos
130 Reunidos mientras iban,
131 Entraron en la presencia de Anšar y se llenaron de [alegría],
132 Se besaron mientras lo hacían. [. . ] en la asamblea.
133 Conversaban mientras estaban sentados a la mesa,
134 Comieron cereales, bebieron cerveza.
135 Escurrieron el licor dulce con sus pajitas,
136 Mientras bebían cerveza y se sentían bien,
137 Se volvieron bastante despreocupados, su estado de ánimo era alegre,
138 Y decretaron el destino de Marduk, su vengador.

Tableta IV

1 Le pusieron un estrado señorial
2 Y se sentó delante de sus padres para recibir la realeza.
3 (Dijeron) & # 8220 Tú eres el más honrado entre los grandes dioses,
4 Tu destino es inigualable, tu comando es como Anu & # 8217s.
5 Marduk, eres el más honrado entre los grandes dioses,
6 Tu destino es inigualable, tu comando es como Anu & # 8217s.
7 En adelante, su orden no será anulada,
8 Está en tu poder exaltar y humillar.
9 Tu palabra es segura, no se puede rebelar contra tu mandato,
10 Ninguno de los dioses transgredirá la línea que traces.
11 Los santuarios de todos los dioses necesitan aprovisionamiento,
12 para que seas establecido donde están sus santuarios.
13 Tú eres Marduk, nuestro vengador,
14 Te hemos dado la realeza sobre la suma de todo el universo.
15 Toma asiento en la asamblea, ensalza tu palabra,
16 Que tus armas no pierdan el blanco, pero que maten a tus enemigos.
17 Be-l, perdona al que en ti confía,
18 Pero destruye al dios que puso su mente en el mal. & # 8221
19 Pusieron una constelación en el medio
20 Y se dirigió a Marduk, su hijo,
21 & # 8220 Tu destino, Be-l, es superior al de todos los dioses,
22 Manda y provoca la aniquilación y la recreación.
23 Deja que la constelación desaparezca ante tu palabra,
24 Con un segundo comando, deja que reaparezca la constelación. & # 8221
25 Dio la orden y la constelación desapareció,
26 Con una segunda orden, la constelación volvió a existir.
27 Cuando los dioses, sus padres, vieron (el efecto de) su palabra,
28 Se regocijaron y le ofrecieron felicitaciones: & # 8220 ¡Marduk es el rey! & # 8221
29 Le añadieron una maza, un trono y una vara,
30 Le dieron un arma irresistible que abruma al enemigo:
31 (Dijeron,) & # 8220 Go, corta la garganta de Tia-mat & # 8217s,
32 Y que los vientos lleven su sangre para dar la noticia. & # 8221
33 Los dioses, sus padres, decretaron el destino de Be-l,
34 y ponlo en el camino, camino de prosperidad y éxito.
35 Hizo un arco y lo convirtió en su arma,
36 Puso una flecha en su lugar, puso la cuerda del arco.
37 Tomó su garrote y lo sostuvo en su mano derecha,
38 Colgó a su costado su arco y su aljaba.
39 Puso un relámpago delante de él,
40 y llenó su cuerpo de lenguas de fuego.
41 Hizo una red para enredar las entrañas de Tia-mat,
42 Y colocó los cuatro vientos para que ninguna parte de ella escapara.
43 El viento del sur, el viento del norte, el viento del este, el viento del oeste,
44 Puso junto a su red, vientos dados por su padre, Anu.
45 Él formó el viento maligno, la tormenta de polvo, la tempestad,
46 El viento cuádruple, el viento séptuple, el viento que esparce el caos, el. . . . .Viento.
47 Envió los siete vientos que había creado,
48 Y se pusieron detrás de él para hostigar las entrañas de Tia-mat & # 8217s.
49 Be-l tomó la tormenta, su gran arma,
50 Él montó el carro espantoso de la tormenta irresistible.
51 Le unió cuatro corceles y los ató a él,
52 El Destructor, El Despiadado, El Trampler, La Flota.
53 Sus labios estaban abiertos, sus dientes tenían veneno,
54 Eran ajenos al cansancio, entrenados para avanzar.
55 A su diestra puso furiosas batallas y contiendas,
56 A la izquierda, conflicto que abruma a un conjunto de batalla unido.
57 Estaba vestido con una túnica, una cota de malla terrible,
58 Y en su cabeza tenía un aura de terror.
59 Be-l prosiguió y se puso en camino,
60 Puso su rostro hacia la furiosa Tia-mat.
61 En sus labios tenía un hechizo,
62 Agarró una planta para contrarrestar el veneno en su mano,
63 Entonces se arremolinaban a su alrededor, los dioses se arremolinaban a su alrededor,
64 Los dioses, sus padres, se arremolinaban a su alrededor, los dioses se arremolinaban a su alrededor.
65 Be-l se acercó, inspeccionando las fauces de Tia-mat,
66 Observó los trucos de Qingu, su esposa.
67 Mientras miraba, perdió los nervios,
68 Su determinación se fue y vaciló.
69 Sus divinos ayudantes, que marchaban a su lado,
70 Vio al guerrero, el primero, y su visión se oscureció.
71 Tia-mat lanzó su hechizo sin volver el cuello,
72 En sus labios tenía falsedad y mentira,
73 “[ . ] . . . . . . . . . . . . .
74 En su [. ]. han ensamblado por usted. & # 8221
75 Be-l [levantó] la tormenta, su gran arma,
76 Y con estas palabras lo arrojó al furioso Tia-mat,
77 & # 8220 ¿Por qué eres agresivo y arrogante?
78 ¿Y te esfuerzas por provocar la batalla?
79 La generación más joven ha gritado, ultrajando a sus mayores,
80 Pero tú, su madre, te compadeces con desprecio.
81 Qingu que has nombrado para ser tu cónyuge,
82 Y lo ha nombrado indebidamente al rango de Anuship.
83 Contra Anšar, rey de los dioses, has provocado disturbios,
84 Y contra los dioses, padres míos, está firme vuestra angustia.
85 Despliega tus tropas, ciñe tus armas,
86 Tú y yo tomaremos nuestra posición y lucharemos. & # 8221
87 Cuando Tia-mat escuchó esto
88 Se volvió loca y perdió la razón.
89 Tia-mat gritó fuerte y ferozmente,
90 Todos sus miembros inferiores temblaron debajo de ella.
91 Ella estaba recitando un encantamiento, seguía recitando su hechizo,
92 Mientras los dioses (de batalla) afilaban sus armas de guerra.
93 Tia-mat y Marduk, el sabio de los dioses, se juntaron,
94 Uniéndose en la contienda, acercándose a la batalla.
95 Be-l extendió su red y la enredé
96 Soltó el viento maligno, la retaguardia, en su cara.
97 Tia-mat abrió la boca para tragarlo,
98 Dejó entrar al Viento Maligno para que no pudiera cerrar los labios.
99 Los vientos feroces pesaban sobre su vientre,
Sus entrañas se dilataron y abrió la boca ampliamente.
101 Hizo volar una flecha y le atravesó el vientre,
102 Él le abrió las entrañas y la rajó por dentro,
103 La ató y extinguió su vida,
104 Él arrojó su cadáver y se paró sobre él.
105 Después de haber matado a Tia-mat, el líder,
106 Su asamblea se dispersó, su anfitrión se dispersó.
107 Sus divinos ayudantes, que iban a su lado,
108 En temblor y miedo, batimos en retirada.
109. . . . para salvar sus vidas,
110 Pero estaban completamente rodeados, incapaces de escapar.
111 Los ató y rompió sus armas,
112 Y yacían enredados, sentados en una trampa,
113 Escondido en los rincones, lleno de dolor,
114 Llevando su castigo, recluido en una prisión.
115 Las once criaturas cargadas de espanto,
116 La multitud de demonios que iban como mozos a su diestra,
117 Les puso cuerdas y les ató los brazos,
118 Junto con su lucha, los pisoteó debajo de él.
119 Ahora Qingu, que había llegado al poder entre ellos,
120 Él ató y contó con los Dioses Muertos.
121 Le quitó la Tabla de los destinos, que no era propiamente suya,
122 Lo selló con un sello y lo pegó a su propio pecho.
123 Después que el guerrero Marduk hubo atado y matado a sus enemigos,
124 Tenía. . . . el enemigo arrogante. . . ,
125 Había establecido la victoria de Anšar sobre todos sus enemigos,
126 Había cumplido el deseo de Nudimmud,
127 Él fortaleció su dominio sobre los Dioses Atados,
128 Y volvió a Tia-mat, a quien había atado.
129 Be-l colocó sus pies en las partes inferiores de Tia-mat
130 Y con su garrote despiadado le rompió el cráneo.
131 Le cortó las arterias
132 Y que el viento del norte lleve (su sangre) para dar la noticia.
133 Sus padres lo vieron y se alegraron y se regocijaron
134 Le llevaron regalos y obsequios.
135 Be-l descansó, inspeccionando el cadáver,
136 Con el fin de dividir el bulto mediante un esquema inteligente.
137 La partió en dos como un pescado seco:
138 La mitad de ella la erigió y la extendió como los cielos.
139 Estiró la piel y puso un reloj
140 Con la instrucción de no dejar escapar sus aguas.
141 Cruzó los cielos, examinó las partes celestiales,
142 Y los ajustó para que coincidieran con la morada Apsû, Nudimmud & # 8217s.
143 Be-l midió la forma del Apsû
144 Y creó Ešarra, una réplica de Ešgalla.
145 En Ešgalla, Ešarra que él había edificado, y los cielos,
146 Se instaló en sus santuarios Anu, Enlil y Ea.

Tableta V

1 Formó estaciones celestiales para los grandes dioses,
2 Y establece constelaciones, los patrones de las estrellas.
3 Él fijó el año, marcó las divisiones,
4 Y coloque tres estrellas cada una durante los doce meses.
5 Después de haber organizado el año,
6 Estableció la estación celestial de Ne-beru para fijar las estrellas y los intervalos # 8217.
7 para que nadie transgreda ni sea holgazán
8 Con él fijó las estaciones celestiales de Enlil y Ea.
9 puertas que abrió a ambos lados,
10 Y pon cerrojos fuertes a la izquierda y a la derecha.
11 Él colocó las alturas (del cielo) en su vientre (Tia-mat & # 8217s),
12 Creó a Nannar, confiándole la noche.
13 Lo nombró joya de la noche para fijar los días,
14 Y mes tras mes sin cesar lo elevaba con una corona,
15 (Diciendo,) & # 8220 Brillar sobre la tierra a principios de mes,
16 Resplandeciente con cuernos para arreglar seis días.
17 Al séptimo día la corona será de la mitad del tamaño,
18 El decimoquinto día, a la mitad de cada mes, oponga.
19 Cuando Šamaš [te vea] en el horizonte,
20 Disminuir en las etapas adecuadas y brillar al revés.
21 El día 29, acércate al camino de Šamaš,
22. [. . ] el día 30, se unen y rivalizan con Šamaš.
23 Tengo (....]. La señal, sigue su pista,
24 Acércate. . (.....) emitir un juicio.
25. [. . . . ]. Šamaš, constreñir [asesinato] y violencia,
26. [. . . . . . . . . . . . . . . . . . . ]. me.
* * * * * *
35 Al final [. . .
36 Sea el día 29 [. . . & # 8221
37 Después [tenía. . . . ] los decretos [. . .
38 La organización del frente y. [. . .
39 Hizo el día [. . .
40 Sea el año igualmente [. . .
41 En el nuevo año [. . .
42 El año. . . . . [. . .
43 Hágase regularmente [. . .
44 El perno saliente [. . .
45 Después de haber tenido [. . .
46 Las vigilias del día y de la noche [. . .
47 La espuma que Tia-mat [. . .
48 Marduk fabricó [. . .
49 Lo juntó y lo convirtió en nubes.
50 El furor de los vientos, tormentas violentas,
51 La ondulación de la niebla, la acumulación de su saliva,
52 Se dispuso a sí mismo y los tomó en su mano.
53 Él puso su cabeza en posición y derramó. . [. . ].
54 Abrió el abismo y fue saciado con agua.
55 De sus dos ojos dejó fluir el Éufrates y el Tigris,
56 Él bloqueó sus fosas nasales, pero se fue. .
57 Él amontonó las [montañas] distantes sobre sus pechos,
58 Cavó pozos para canalizar los manantiales.
59 Le retorció la cola y la tejió en el Durmah (u,
60 [. . . ]. . el Apsû bajo sus pies.
61 [Él instaló] su entrepierna — calzó los cielos—
62 [(Así) la mitad de ella] extendió y la hizo firme como la tierra.
63 [Después de] que hubo terminado su trabajo dentro de Tia-mat,
64 [Extendió] su red y la soltó.
65 Contempló los cielos y la tierra. . [. ].
66 [. . ] sus lazos. . . . . . .
67 Después de haber formulado sus reglamentos y redactado [sus] decretos,
68 Él ató cuerdas guía y las puso en las manos de Ea & # 8217s.
69 [La Tabla] de los destinos que Qingu había tomado y llevado,
70 Se hizo cargo de él como un trofeo (?) Y se lo presentó a Anu.
71 [El. ]. de batalla, que se había atado o puesto en la cabeza,
72 [. ]. trajo ante sus padres.
73 [Ahora] las once criaturas a las que Tia-mat había dado a luz y. . . ,
74 Rompió sus armas y las ató (a las criaturas) a sus pies.
75 Hizo imágenes de ellos y los colocó en la [Puerta] del Apsû,
76 Para ser una señal que nunca se olvidará.
77 [Los dioses] lo vieron y se alegraron con júbilo,
78 (Es decir,) Lah (mu, Lah (amu y todos sus padres.
79 Anšar [lo abrazó] y publicó en el extranjero su título, & # 8220Victorious King, & # 8221
80 Anu, Enlil y Ea le dieron regalos.
81 Madre Damkina, que lo dio a luz, lo saludó,
82 Con una túnica festiva limpia, hizo brillar su rostro.
83 A Usmû, que la sostuvo presente para dar la noticia,
84 [Encomendó] el visierado de los Apsû y el cuidado de los lugares santos.
85 Los Igigi se reunieron y todos le rindieron homenaje,
86 Cada uno de los Anunnaki estaba besando sus pies.
87 Todos [se reunieron] para mostrar su sumisión,
88 [. . . ]. se pusieron de pie, se inclinaron, & # 8220 ¡He aquí el rey! & # 8221
89 Sus padres [. . . ]. y se llenaron de su belleza,
90 Be-l escuchó sus palabras, ceñido con el polvo de la batalla.
91 . [ . . . . . . . . . . . . ] . . . . . . .
92 Unción de su cuerpo con. [. . . ] perfume de cedro.
93 Se vistió con su manto señorial,
94 Con una corona de terror como aura real.
95 Tomó su garrote y lo sostuvo en su mano derecha,
96. . . ]. agarró con su izquierda.
97 [ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ]
98. . . ]. puso sus pies.
99 Se puso. [. . .
100 El cetro de prosperidad y éxito [colgó] a su lado.
101 Después [tenía. . . ] El aura [
102 Adornó (?) Su saco, el Apsû, con un espantoso [. . ]
103 Se resolvió como. [. . .
104 En [su] sala del trono [. . .
105 En su cella [. . .
106 Cada uno de los dioses [. . .
107 Lah (mu y Lah (amu. [.......].
108 Abrieron la boca y se dirigieron a los dioses Igigi,
109 & # 8220 Anteriormente, Marduk era nuestro amado hijo,
110 ¡Ahora él es tu rey, presta atención a su mandato! & # 8221
111 A continuación, todos hablaron juntos,
112 & # 8220Su nombre es Lugaldimmerankia, ¡confía en él! & # 8221
113 Cuando le dieron la realeza a Marduk,
114 Le dirigieron una bendición para la prosperidad y el éxito,
115 & # 8220 De ahora en adelante eres el cuidador de nuestro santuario,
116 ¡Lo que sea que ordene, lo haremos! & # 8221
117 Marduk abrió la boca para hablar
118 Y se dirigió a los dioses, sus padres,
119 & # 8220 Sobre el Apsû, la morada esmeralda (?),
120 Frente a Ešarra, que construí para ti,
121 Debajo de las partes celestes, cuyo suelo hice firme,
122 Construiré una casa para que sea mi lujosa morada.
123 Dentro de ella estableceré su santuario,
124 Encontraré mi cámara y estableceré mi reinado.
125 Cuando vienes del Apsû para tomar una decisión
126 Este será su lugar de descanso antes de la asamblea.
127 Cuando desciendes del cielo para tomar una decisión
128 Este será su lugar de descanso antes de la asamblea.
129 Llamaré su nombre & # 8216Babilonia & # 8217, & # 8220 Las casas de los grandes dioses & # 8221,
130 Dentro de él tendremos un festival: ese será el festival de la tarde.
131 [Los dioses], sus padres, [oyeron] este discurso suyo,
132. [. . . . . . . . . . . . ]. ellos dijeron,
133 & # 8220 Con respecto a todo lo que han hecho tus manos,
134 ¿Quién tiene tu [. . . ]?
135 En cuanto a la tierra que hicieron tus manos,
136 ¿Quién tiene tu [. . . ]?
137 En Babilonia, como la nombraste,
138 Pon nuestro [lugar de descanso] para siempre.
139. [. . . . . . . . . ] dejadles que traigan ofrendas regulares
140 . [ . . . . . . . . . . . . . . . . ] . .
141 Quien [. . . ] nuestras tareas que nosotros. [. . .
142 En él [. . . . . ] su trabajo. [. . .
143 [ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ]
144 Se regocijaron [. . . . . . . . . . . ]. . [. . .
145 Los dioses. [. . . . . . . . . . . . . ]
146 El que sabe [. . . . . . . . . ]. ellos
147 Abrió [su boca mostrándoles] luz,
148. . [. . . . . . . . . ] Su discurso . [. ]
149 Hizo ancho [. . . . . . . . ]. ellos [ . . .
150 y. [. . . . . . . . . . . . ]. . . . .
151 Los dioses se postraron y le hablaron,
152 Se dirigieron a Lugaldimmerankia, su señor,
153 & # 8220 Anteriormente, señor, [eras nuestro amado] hijo,
154 Ahora eres nuestro rey. . [. . . ]
155 El que. [. ]. [. ] preservado [nosotros]
156. . [. . . ] el aura de garrote y cetro.
157 Que conciba planes [. . . . ]. . [. . . ]
158 [. ]. . [. . . . . . que nosotros . [. . . & # 8221

Tableta VI

1 Cuando Marduk escuchó a los dioses & # 8217 hablar
2 Concibió el deseo de lograr cosas inteligentes.
3 Abrió la boca dirigiéndose a Ea,
4 Aconseja lo que había meditado en su corazón,
5 & ​​# 8220 Reuniré sangre para formar huesos,
6 Traeré a Lullû, cuyo nombre será & # 8216man & # 8217.
7 Crearé a Lullû — hombre
8 Sobre quien se pondrá el trabajo de los dioses para que descansen.
9 Con habilidad alteraré la organización de los dioses:
10 Aunque sean honrados como uno solo, serán divididos en dos. & # 8221
11 Ea respondió, mientras le dirigía una palabra:
12 Expresando sus comentarios sobre el reposo de los dioses,
13 & # 8220 Que se entregue a uno de sus hermanos.
14 Que perezca para que los pueblos se formen.
15 Que se reúnan los grandes dioses
16 Y que se entregue al culpable para que sea confirmado. & # 8221
17 Marduk reunió a los grandes dioses,
18 Con dirección amable al dar su orden,
19 Mientras hablaba, los dioses le hicieron caso:
20 El rey dirigió una palabra a los Anunnaki,
21 & # 8220 Tu juramento anterior era cierto,
22 (Ahora también) dime la solemne verdad:
23 ¿Quién es el que instigó la guerra,
24 ¿Quién hizo que Tia-mat se rebelara y pusiera en marcha la batalla?
25 Que se dé por vencido el que instigó la guerra
26 Para que pueda imponerle su castigo, pero tú siéntate y descansa.
27 Los Igigi, los grandes dioses, le respondieron:
28 Es decir, Lugaldimmerankia, el consejero de los dioses, el señor,
29 & # 8220Qingu es quien instigó la guerra,
30 ¿Quién hizo que Tia-mat se rebelara y puso en marcha la batalla? & # 8221
31 Lo ataron y lo sujetaron delante de Ea,
32 Le impusieron la pena y le cortaron los vasos sanguíneos.
33 De su sangre creó al hombre,
34 A quien impuso el servicio de los dioses y liberó a los dioses.
35 Después de que el sabio Ea creó a la humanidad
36 y les había impuesto el servicio de los dioses,
37 Esa tarea está más allá de la comprensión
38 Porque Nudimmud realizó la creación con la habilidad de Marduk—
39 El rey Marduk dividió a los dioses,
40 Todos los Anunnaki en grupos superiores e inferiores.
41 Asignó 300 en los cielos para guardar los decretos de Anu
42 Y los nombró guardia.
43 A continuación, organizó la organización del inframundo.
44 En el cielo y el inframundo colocó 600 dioses.
45 Después de haber arreglado todos los decretos,
46 Y había distribuido los ingresos entre los Anunnaki del cielo y del inframundo,
47 Los Anunnaki abrieron la boca
48 Y se dirigió a su señor Marduk,
49 & # 8220 Ahora, señor, viendo que ha establecido nuestra libertad
50 ¿Qué favor podemos hacerte?
51 Hagamos un santuario de gran renombre:
52 Tu cámara será nuestro lugar de descanso donde podamos descansar.
53 Erigamos un santuario para albergar un pedestal
54 donde podemos descansar cuando terminemos (el trabajo). & # 8221
55 Cuando Marduk escuchó esto,
56 Resplandecía como la luz del día,
57 & # 8220 Construye Babilonia, la tarea que has buscado.
58 ¡Que se moldeen los ladrillos y levante el santuario! & # 8221
59 Los Anunnaki empuñaban el pico.
60 Durante un año hicieron los ladrillos necesarios.
61 Cuando llegó el segundo año,
62 Levantaron el pico de Esagil, una réplica del Apsû.
63 Construyeron la alta torre del templo del Apsû
64 Y para Anu, Enlil y Ea establecieron su. . como vivienda.
65 Se sentó con esplendor delante de ellos,
66 Suveing ​​sus cuernos, que estaban al nivel de la base de Ešarra.
67 Después de haber completado el trabajo en Esagil
68 Todos los Anunnaki construyeron sus propios santuarios.
Se habían reunido 69 300 Igigi del cielo y 600 de los Apsû, todos ellos.
70 Be-l sentó a los dioses, sus padres, en el banquete
71 En el alto santuario que habían construido para su morada,
72 (Diciendo,) & # 8220 Esta es Babilonia, tu morada fija,
73 ¡Disfruta aquí! ¡Siéntate con alegría!
74 Los grandes dioses se sentaron,
Se colocaron 75 jarras de cerveza y se sentaron al banquete.
76 Después de haber disfrutado dentro
77 Celebraron un servicio en el asombroso Esagil.
78 Se confirmaron los reglamentos y todas las reglas:
79 Todos los dioses dividieron las estaciones del cielo y el abismo.
80 El colegio de los Cincuenta grandes dioses tomó sus asientos,
81 Los Siete dioses de los destinos fueron designados para tomar decisiones.
82 Be-l recibió su arma, el arco, y lo puso delante de ellos:
83 Sus divinos padres vieron la red que había hecho.
84 Sus padres vieron cuán hábilmente trabajada era la estructura del arco
85 Mientras alababan lo que había hecho.
86 Anu lo levantó en la asamblea divina,
87 Besó el arco, diciendo: & # 8220 ¡Es mi hija! & # 8221
88 Así llamó los nombres del arco:
89 & # 8220Long Stick & # 8221 fue el primero, el segundo fue, & # 8220 que dio en el blanco. & # 8221
90 Con el tercer nombre, & # 8220Bow Star & # 8221, lo hizo brillar en el cielo,
91 Él fijó su posición celestial junto con sus hermanos divinos.
92 Después de que Anu decretó el destino del arco,
93 Puso un trono real, sublime incluso para un dios,
94 Anu lo puso allí en la asamblea de los dioses.
95 Los grandes dioses se reunieron,
96 Exaltaron el destino de Marduk e hicieron reverencias.
97 Invocaron una maldición sobre sí mismos
98 E hicieron un juramento con agua y aceite, y se llevaron las manos al cuello.
99 Le concedieron el derecho a ejercer la realeza sobre los dioses,
100 Lo confirmaron como señor de los dioses del cielo y del inframundo.
101 Anšar le dio su exaltado nombre, Asalluh (i
102 & # 8220 ¡Con la mención de su nombre, demostremos sumisión!
103 Cuando hable, que los dioses le escuchen,
104 Que su mando sea superior en las regiones superiores e inferiores.
105 Sea ensalzado el hijo nuestro vengador,
106 Que su señoría sea superior y él mismo sin rival.
107 Que pastoree las cabezas negras, sus criaturas,
108 Que hablen de su carácter en días futuros sin olvidar.
109 Que establezca espléndidas ofrendas alimenticias para sus padres,
110 Que él se encargue de su sustento y se encargue de sus santuarios,
111 Que queme incienso para alegrar sus santuarios.
112 Que haga en la tierra lo mismo que hizo en el cielo:
113 Que designe a los negros para que le adoren.
114 Los seres humanos sujetos deben tomar nota e invocar a sus dioses,
115 Ya que él manda que escuchen a sus diosas,
116 Que se traigan ofrendas de comida [para] (?) Sus dioses y diosas,
117 Que no sean olvidados, que se acuerden de sus dioses,
118 Que ellos. . . su . . , que ellos. . sus santuarios.
119 Aunque las cabezas negras adoren a alguien, alguien a otro dios,
120 ¡Él es el dios de todos y cada uno de nosotros!
121 Ven, vamos a llamar a los cincuenta nombres
122 De aquel cuyo carácter es resplandeciente, cuyo logro es el mismo.
123 MARDUK
Como lo llamó su padre Anu desde su nacimiento,
124 que abastece de pastos y abrevadero, que hace florecer los establos.
125 que ató al jactancioso con su arma, la tormenta se desbordará,
126 y salvó a los dioses, a sus padres, de la angustia.
127 Es el hijo, el dios sol de los dioses, es deslumbrante,
128 Que caminen siempre en su luz brillante.
129 Sobre los pueblos que creó, los seres vivientes,
130 Impuso el servicio de los dioses y descansaron.
131 Creación y aniquilación, perdón y castigo
132 Ocurre por orden suya, así que pongan sus ojos en él.
133 Marukka: él es el dios que los creó
134 Quien tranquilizó a los Anunnaki, a los Igigi en reposo.
135 Marutukku: él es el sostén de la tierra, la ciudad y sus pueblos,
136 En adelante, que los pueblos le presten atención.
137 Meršakušu: feroz pero deliberado, enojado pero cediendo,
138 Su mente es amplia, su corazón lo abarca todo.
139 Lugaldimmerankia es el nombre con el que todos lo llamábamos,
140 Cuyo mandato hemos exaltado más que el de los dioses sus padres.
141 Él es el señor de todos los dioses del cielo y del inframundo,
142 El rey ante cuyos mandatos se estremecen los dioses de las regiones superiores e inferiores.
143 Narilugaldimmerankia es el nombre que le dimos, el mentor de cada dios,
144 que estableció nuestras moradas en el cielo y en el inframundo en tiempos de angustia,
145 Quien distribuyó las estaciones celestiales entre Igigi y Anunnaki,
146 Que los dioses tiemblen ante su nombre y se estremezcan en sus asientos.
147 Asalluh (i es el nombre con el que su padre Anu lo llamó,
148 Él es la luz de los dioses, un héroe poderoso,
149 Quien, como su nombre lo dice, es un ángel protector de Dios y la tierra,
150 que por un terrible combate salvó nuestra morada en tiempo de angustia.
151 Asalluh (i-Namtilla lo llamaron en segundo lugar, el dios vivificante,
152 Quien, de acuerdo con la forma (de) su (nombre), restauró todos los dioses arruinados,
153 El señor, que resucitó a los dioses muertos con su puro encantamiento,
154 Alabémoslo como el destructor de los enemigos perversos.
155 Asalluh (i-Namru, como se llama su nombre en tercer lugar,
156 El dios puro, que limpia nuestro carácter. & # 8221
157 Anšar, Lah (mu, y Lah (amu (cada uno) lo llamaron por tres de sus nombres,
158 Entonces se dirigieron a los dioses, sus hijos,
159 & # 8220 Cada uno lo ha llamado por tres de sus nombres,

160 Ahora dices sus nombres, como nosotros. & # 8221
161 Los dioses se regocijaron al oír su discurso,
162 En Upšuukkinaki celebraron una conferencia,
163 & # 8220 del hijo guerrero, nuestro vengador,
164 Del aprovisionador, ensalcemos el nombre. & # 8221
165 Se sentaron en su asamblea, convocando a los destinos,
166 Y con todos los ritos debidos llamaron su nombre:

Tableta VII

1 Asarre, el dador de tierras arables que estableció arados,
2 El creador de la cebada y el lino, que hizo crecer la vida vegetal.
3 Asaralim, que es reverenciado en la sala del consejo, cuyo consejo es excelente,
4 Los dioses le prestan atención y se apoderan de él.
5 Asaralimnunna, el noble, la luz del padre, su engendrador,
6 Quien dirige los decretos de Anu, Enlil y Ea, ese es Ninšiku.
7 Él es su aprovisionador, quien asigna sus ingresos,
8 Cuyo turbante multiplica la abundancia de la tierra.
9 (13) Tutu es el que realiza su renovación,
10 Que purifique sus santuarios para que descansen.
11 Que haga un encantamiento para que los dioses descansen,
12 Aunque se levanten con furor, que se retiren.
13 En verdad es exaltado en la asamblea de los dioses, sus [padres],
14 Nadie entre los dioses puede [igualarlo] a él.
15 Tutu-Ziukkinna, la vida de [su] anfitrión,
16 que estableció los cielos puros para los dioses,
17 que se hicieron cargo de sus cursos, que designaron [sus puestos],
16 Que no sea olvidado entre los mortales, sino [que recuerden] sus obras.
19 Tutu-Ziku lo llamaron en tercer lugar, el fundador de la purificación,
20 El dios de la agradable brisa, señor del éxito y la obediencia,
21 que produce abundancia y riquezas, que establece abundancia,
22 que convierte en abundancia todo lo escaso que tenemos,
23 cuya agradable brisa olfateamos en tiempos de terrible angustia,
24 Ordenen los hombres que se pronuncien constantemente sus alabanzas, ofrezcan adoración a
él.
25 Como Tutu-Agaku, en cuarto lugar, que los humanos lo ensalcen,
26 Señor del encantamiento puro, que resucitó a los muertos,
27 que tuvo misericordia de los dioses atados,
28 que arrojó el yugo impuesto sobre los dioses, sus enemigos,
29 Y para perdonarlos creó a la humanidad.
30 El misericordioso, en cuyo poder se ha de devolver la vida,
31 Que sus palabras sean seguras y no se olviden
32 De las bocas de las cabezas negras, sus criaturas.
33 Como Tutu-Tuku, en quinto lugar, deja que su boca exprese su hechizo puro,
34 Quien exterminó a todos los impíos con su puro encantamiento.
35 Šazu, que conocía el corazón de los dioses, que veía las riendas,
36 que no dejó escapar de él al malhechor,
37 que estableció la asamblea de los dioses, que alegraron sus corazones,
38 Quien subyugó a los desobedientes, él es la protección de los dioses & # 8217 que abarca.
39 Hizo prosperar la verdad, desarraigó la perversidad,
40 Separó la falsedad de la verdad.
41 Como Šazu-Zisi, en segundo lugar, alaben continuamente a él, el subyugante de los agresores,
42 Quien expulsó la consternación de los cuerpos de los dioses, sus padres.
43 Šazu-Suh (borde, en tercer lugar, que extirpó a todos los enemigos con sus armas,
44 que confundió sus planes y los convirtió en viento.
45 Exhaló a todos los impíos que venían contra él,
46 Que los dioses griten siempre aclamaciones en la asamblea.
47 Šazu-Suh (gurim, cuarto, quien estableció el éxito para los dioses, sus padres,
48 que exterminó a los enemigos y destruyó a su descendencia,
49 que esparcieron sus logros sin dejar parte de ellos,
50 Sea pronunciado y proclamado su nombre en la tierra.
51 Como Šazu-Zah (borde, quinto, que las gereraciones futuras hablen de él,
52 El destructor de todo rebelde, de todos los desobedientes,
53 que llevó a todos los dioses fugitivos a los santuarios,
54 Que se establezca este nombre suyo.
55 Como Šazu-Zah (gurim, sexto, que todos juntos y en todas partes lo adoren,
56 El mismo destruyó a todos los enemigos en la batalla.
57 Enbilulu es él, el señor que los abastece en abundancia,
58 Su gran escogido, que ofrece ofrendas de cereales,
59 que mantiene pastos y abrevaderos en buen estado y los estableció para la tierra,
60 Quien abrió cursos de agua y distribuyó abundante agua.
61 Enbilulu-Epadun, señor de la tierra común y. . ., que [lo llamen] en segundo lugar,
62 supervisor del canal del cielo y del inframundo, que establece el surco,
Quien establece tierras limpias arables en campo abierto,
63 que dirige la acequia y el canal, y delimita el surco.
64 Como Enbilulu-Gugal, supervisor del canal de los cursos de agua de los dioses, que lo elogien en tercer lugar,
65 Señor de la abundancia, de la abundancia y de los grandes almacenes (de grano),
66 ¿Quién da generosidad, quién enriquece las viviendas humanas,
67 El que da trigo y da grano.
68 Enbilulu-H (egal, que acumula abundancia para los pueblos....
69 que hace llover riquezas sobre la tierra ancha, y da abundante vegetación.
70 Sirsir, que amontonó una montaña en la cima de Tia-mat,
71 que saqueó el cadáver de Tia-mat con [sus] armas,
72 El guardián de la tierra, su fiel pastor,
73 cuyos cabellos son un cultivo en crecimiento, cuya turbante es un surco,
74 que siguió cruzando el ancho mar en su furor,
75 Y siguió cruzando el lugar de su batalla como si fuera un puente.
76 Sirsir-Malah (lo nombraron en segundo lugar — que así sea—
77 Tia-mat era su barco, él era su marinero.
78 Gil, que siempre amontona montones de cebada, montículos enormes,
79 El creador de grano y rebaños, que da semilla para la tierra.
80 Gilima, quien hizo firme el vínculo de los dioses, quien creó estabilidad,
81 Una trampa que los abrumaba, que aún les extendía favores.
82 Agilima, la alta, que arrebata la corona, que se hace cargo de la nieve,
83 que creó la tierra sobre el agua y afirmó la altura del cielo.
84 Zulum, que asigna prados a los dioses y reparte lo que ha creado,
85 Quién da ingresos y ofrendas de alimentos, quién administra los santuarios.
86 Mummu, creador del infierno del fin del cielo, que protege a los refugiados,
87 El dios que purifica el cielo y el inframundo, en segundo lugar Zulummu,
88 respecto de cuya fuerza ningún otro dios puede igualarlo.
89 Gišnumunab, creador de todos los pueblos, que hizo las regiones del mundo,
90 Quien destruyó a los dioses de Tia-mat & # 8217, e hizo pueblos a partir de parte de ellos.
91 Lugalabdubur, el rey que dispersó las obras de Tia-mat, que arrancó sus armas,
92 Cuya cimentación está segura en & # 8220Fore and Aft & # 8221.
93 Pagalguenna, el primero de todos los señores, cuya fuerza es exaltada,
94 ¿Quién es el más grande entre los dioses, sus hermanos, el más noble de todos ellos?
95 Lugaldurmah (, rey del vínculo de los dioses, señor de Durmah (u,
96 ¿Quién es el más grande en la morada real, infinitamente más sublime que los demás dioses?
97 Aranunna, consejero de Ea, creador de los dioses, sus padres,
98 A quien ningún dios puede igualar en cuanto a su andar señorial.
99 Dumuduku, que renueva para sí mismo su morada pura en Duku,
100 Dumuduku, sin el cual Lugalduku no toma una decisión.
101 Lugalšuanna, el rey cuya fuerza es exaltada entre los dioses,
102 El señor, la fuerza de Anu, el supremo, elegido de Anšar.
103 Irugga, que los saqueó a todos en el mar,
104 Quien comprende toda la sabiduría, es amplio en entendimiento.
105 Irqingu, que saqueó Qingu en. . . batalla,
106 Quien dirige todos los decretos y establece el señorío.
107 Kinma, el director de todos los dioses, que da consejos,
108 A cuyo nombre los dioses se inclinan con reverencia como antes de un huracán.
109 Dingir-Esiskur: que tome su asiento elevado en la Casa de la Bendición,
110 Que los dioses le traigan sus presentes
111 Hasta que reciba sus ofrendas.
112 Nadie más que él logra cosas inteligentes
113 Las cuatro (regiones) de espinillas son su creación,
114 Fuera de él, ningún dios conoce la medida de sus días.
115 Girru, que hace las armas duras (?),
116 que logró cosas inteligentes en la batalla con Tia-mat,
117 Comprensivo en sabiduría, hábil en entendimiento,
118 Una mente profunda, que todos los dioses combinados no comprenden.
119 Sea Addu su nombre, cubra todo el espacio del cielo,
120 Que truene con su graciosa voz sobre la tierra,
121 Que el estruendo llene (?) Las nubes
Y da sustento a los pueblos de abajo.
122 Aša-ru, quien, como su nombre lo dice, reunió a los destinos divinos
123 De hecho, es el guardián de absolutamente todos los pueblos.
124 Como Ne-beru le permitió ocupar el lugar de cruce del cielo y el inframundo,
125 No deben cruzar ni arriba ni abajo, sino que deben esperarlo.
126 Ne-beru es su estrella, que hizo brillar en el cielo,
127 Que se coloque en la escalera celestial para que lo miren.
128 Sí, el que constantemente cruza el mar sin descansar,
129 Sea su nombre Ne-beru, que toma su cintura,
130 Que fije las sendas de las estrellas del cielo,
131 Que pastoree a todos los dioses como ovejas,
132 Que ate a Tia-mat y ponga su vida en peligro de muerte,
133 A las generaciones que aún no han nacido, a los lejanos días futuros,
134 Que continúe sin control, que persista en la eternidad.
135 Desde que creó los cielos y modeló la tierra,
136 Enlil, el padre, lo llamó por su propio nombre, & # 8216 Señor de las Tierras & # 8217.
137 Ea escuchó los nombres que todos los Igigi llamaban
138 Y su espíritu se volvió radiante.
139 & # 8220 ¿Por qué? Aquel cuyo nombre fue ensalzado por sus padres
140 Que él, como yo, se llame & # 8216Ea & # 8217.
141 Que controle la suma de todos mis ritos,
142 Que administre todos mis decretos. & # 8221
143 Con la palabra & # 8220Fifty & # 8221 los grandes dioses
144 Llamó a sus cincuenta nombres y le asignó una posición destacada.
145 Deben recordarse que una figura destacada debe exponerlos,
146 Los sabios y los eruditos conversen sobre ellos,
147 Un padre debe repetirlos y enseñárselos a su hijo,
148 Uno debe explicárselo al pastor y al pastor.
149 Si uno no es negligente con Marduk, el Enlil de los dioses,
150 Que la tierra florezca y prospere uno mismo,
151 (Porque) su palabra es confiable, su mandato no cambia,
152 Ningún dios puede alterar la expresión de su boca.
153 Cuando mira con furia, no ceja,
154 Cuando su ira está en llamas, ningún dios puede enfrentarlo.
155 Su mente es profunda, su espíritu lo abarca todo,
156 Ante quien se busca el pecado y la transgresión.
157 Instrucción que una figura destacada repitió ante él (Marduk):
158 Lo escribió y lo guardó para que las generaciones futuras pudieran escucharlo.
159 [. . ]. Marduk, quien creó a los dioses Igigi,
160 Aunque disminuyan. . . que invoquen su nombre.
161. . . la canción de Marduk,
162 Quién derrotó a Tia-mat y tomó la realeza

OTRA VERSION

[Nota: Estrictamente hablando, el texto no es una creación-leyenda, aunque da una forma variante del incidente principal en la historia de la creación según el Enuma Elish. Aquí, la lucha con el dragón no precedió a la creación del mundo, sino que tuvo lugar después de que se crearon los hombres y se construyeron las ciudades.]

Las ciudades suspiraron, hombres & # 8230
Los hombres pronunciaron lamentación, ellos & # 8230
Para sus lamentos no hubo quien los ayude,
Por su dolor no hubo quien los tomara de la mano.
· ¿Quién era el dragón & # 8230?
Tiamat era el dragón & # 8230 ..
Bel en el cielo ha formado & # 8230 ..
Cincuenta kaspu [Un kaspu es el espacio que se puede cubrir en dos horas de viaje, es decir, seis o siete millas] en su longitud, un kaspu en su altura,
Seis codos es su boca, doce codos su & # 8230,
Doce codos es el circuito de sus oídos & # 8230
Por el espacio de sesenta codos él & # 8230 un pájaro
En el agua de nueve codos de profundidad se arrastra & # 8230. & # 8221
Él levanta su cola en alto & # 8230
Todos los dioses del cielo & # 8230
En el cielo, los dioses se postraron ante el dios Luna & # 8230
El borde de la túnica del dios Luna y # 8217 se apresuró a agarrar:
& # 8220 ¿Quién irá y matará al dragón, & # 8221
Y entregar la amplia tierra de & # 8230
Y convertirse en rey & # 8230?
& # 8221 Ve, Tishu, esclaviza al dragón,
Y entregar la amplia tierra de & # 8230,
Y conviértete en rey & # 8230! & # 8221
Tú me enviaste, oh Señor, a & # 8230 las criaturas furiosas del río,
¡Pero no conozco el & # 8230 del Dragón!

MARCHA ATRÁS

…………….
Y abrió la boca y habló al dios & # 8230
& # 8221 ¡Agita nubes, tormentas y tempestades!
El sello de tu vida pondrás delante de tu rostro,
Lo agarrarás y matarás al dragón. & # 8221
Agitó nubes, tormentas y tempestades,
Puso el sello de su vida delante de su rostro,
Lo agarró y mató al dragón.
Durante tres años y tres meses, un día y una noche.
La sangre del dragón fluyó. & # 8230


Escepticismo con respecto a la creación

La incognoscibilidad de la creación

Junto a los diversos mitos y doctrinas sobre la creación, existen posiciones igualmente escépticas sobre la incognoscibilidad de la creación. Esta crítica está presente en varias tradiciones religiosas y filosóficas. Puede estar correlacionado con el significado mítico de Deus otiosus, la deidad que se retira del mundo después de su creación, o con el tema mítico de algunos mitos terrestres que enfatizan la fatiga física e intelectual de la deidad después de la creación.

En el primer caso, la eliminación de la deidad de la creación no deja acceso a su plan o voluntad; en el otro caso, debido a la fatiga de la deidad que ha agotado todo su conocimiento en la creación, no hay nada que los seres humanos puedan hacer. aprender de él. En la tradición india, el Rigveda expresa el escepticismo de esta manera:

Él, el primer origen de esta creación, ya sea que lo haya formado todo o no,
Cuyo ojo controla este mundo en las alturas del cielo, realmente lo sabe, o tal vez no lo sabe.

El Buda declaró que ciertas cuestiones cosmológicas y metafísicas eran incontestables. Su negativa a responder preguntas de este tipo dio lugar al "silencio de Buda" como estilo filosófico en el budismo. Incluyeron preguntas tales como si el mundo es eterno o no o ambos, si el mundo es finito (en el espacio) o infinito o ambos o ninguno.

En la tradición china, Guo Xiang (fallecido en 312 d.C.) cuestionó el origen de la oscilación básica del movimiento taoísta. Para Guo, no existe el No-Ser porque el Ser es la única realidad. El ser no pudo haber evolucionado del No-Ser ni puede revertir al No-Ser. Como dijo Guo Xiang,

Me atrevo a preguntar si el Creador es o no es. Si no es así, ¿cómo puede crear cosas? Si lo es, entonces (siendo una de estas cosas), es incapaz de crear la masa de formas corporales. . . . La creación de las cosas no tiene Señor, todo se crea a sí mismo. Todo se produce por sí mismo y no depende de nada más. Esta es la forma normal del universo.

Parménides, un presocrático, expresa un escepticismo de este mismo tipo, y en la tradición moderna de la filosofía occidental, desde Kritik der Reinen Vernunft de Immanuel Kant (primera edición, 1781, traducción inglesa, Critique of Pure Reason, 1929) hasta la de Ludwig Wittgenstein. Tractatus Logico-Philosophicus (1922). El escepticismo de este tipo sobre la naturaleza del orden cósmico y especialmente sobre el origen último del universo impone limitaciones a la posibilidad de que la conciencia racional se plantee auténticamente estas preguntas.

En algunos casos, los teólogos han estado de acuerdo y se han aferrado a la noción de revelación como respuesta a estas preguntas incontestables. En otros casos, las preguntas en sí mismas han sido etiquetadas como sin sentido.


La epopeya babilónica de la creación

El mito de la creación babilónico / mesopotámico, Enuma Elish, Cuando está en lo alto, se escribió a más tardar en el reinado de Nabucodonosor en el siglo XII a. C. Pero también hay pocas dudas de que esta historia se escribió mucho antes, durante la época de los sumerios. Henry Layard, que dibujó algo de luz sobre los antiguos, encontró dentro de las ruinas de la biblioteca de Ashurbanipal en Nínive, textos que no eran diferentes de la creación del Génesis en la Biblia. George Smith publicó por primera vez estos textos en 1876 con el título "El Génesis caldeo". Texto acadio escrito en el antiguo dialecto babilónico.

Cuando en lo alto no se había nombrado el cielo,
El suelo firme de abajo no había sido llamado por su nombre,
Nada más que Apsu primordial, su engendrador,
(Y) Mummu-Tiamat, la que los parió a todos,
Sus aguas se mezclan como un solo cuerpo
No se había enmarañado ninguna choza de juncos, no había aparecido ningún pantano,
Cuando ningún dios había sido creado,
Sin llamar por su nombre, sus destinos indeterminados-
Entonces fue cuando los dioses se formaron dentro de ellos.
Lahmu y Lahamu fueron engendrados, por nombre se les llamó.
Durante eones crecieron en edad y estatura.
Se formaron Anshar y Kishar, superando a los demás.
Prolongaron los días, añadieron años.
Anu era su hijo, de sus padres el rival
Sí, el primogénito de Anshar, Anu era su igual.
Anu engendró a su imagen a Nudimmud.
Este Nudimmud fue de sus padres el maestro
De amplia sabiduría, inteligencia y poderosa fuerza,
Más poderoso que su abuelo, Anshar.
No tenía rival entre los dioses, sus hermanos.
Los hermanos divinos se unieron,
Molestaron a Tiamat mientras iban y venían,
Sí, perturbaron el estado de ánimo de Tiamat
Por su hilaridad en la Morada del Cielo.
Apsu no pudo disminuir su clamor.
Y Tiamat se quedó sin habla ante sus maneras.
Sus actos fueron repugnantes para (...).
Desagradables eran sus formas en que dominaban.
Entonces Apsu, el engendrador de los grandes dioses,
Gritó, dirigiéndose a Mummu, su visir:
--Oh, Mummu. mi visir, que alegra mi espíritu,
¡Ven acá y vamos a Tiamat!
Fueron y se sentaron ante Tiamat,
Intercambiando consejos sobre los dioses, su primogénito.
Apsu, abriendo la boca,
Dijo al resplandeciente Tiamat:
`` Sus caminos me son verdaderamente repugnantes.
De día no encuentro alivio ni descanso de noche.
Destruiré, arruinaré sus caminos,
Esa tranquilidad puede restaurarse. ¡Descansemos! & Quot
Tan pronto como Tiamat escuchó esto,
Ella se enojó y llamó a su esposo.
Ella gritó afligida, mientras se enfurecía completamente sola,
Inyectando aflicción en su estado de ánimo:
--¿Qué? ¿Deberíamos destruir lo que hemos construido?
Sus caminos son realmente problemáticos, ¡pero atendamos amablemente! ''
Malos deseos y descorteses fue el consejo de Mummu:
--Destruye, padre mío, los caminos rebeldes.
¡Entonces tendrás alivio de día y descanso de noche!
Cuando Apsu escuchó esto, su rostro se puso radiante.
Debido al mal que planeó contra los dioses, sus hijos.
En cuanto a Mummu, por el cuello lo abrazó
Mientras (ese) se sentaba de rodillas para besarlo.
(Ahora) lo que sea que planearon entre ellos
Se repitió a los dioses, su primogénito.
Cuando los dioses oyeron (esto), se agitaron,
(Luego) se sumió en el silencio y se quedó mudo,
Superando en sabiduría, consumado, ingenioso,
Ea, el todo sabio, vio su plan.
Un diseño maestro contra él ideó y configuró,
Hizo ingenioso su hechizo contra él, superando y sagrado.
Lo recitó y lo hizo subsistir en lo profundo,
Mientras derramaba sueño sobre él. Se quedó profundamente dormido.
Cuando Apsu se puso boca abajo, empapado de sueño,
Mummu, el consejero, era impotente para moverse,
Se aflojó la banda, se arrancó la tiara,
Se quitó el halo (y) se lo puso él mismo.
Habiendo encadenado a Apsu, lo mató.
Mummu ató y dejó la cerradura.
Habiendo establecido así en Apsu su morada,
Agarró a Mummu, sujetándolo por la cuerda de la nariz.
Después de que venció y pisoteó a sus enemigos,
Ea, asegurado su triunfo sobre sus enemigos,
En su cámara sagrada, en un sueño profundo, descansó.
Lo llamó & quotApsu & quot; por los santuarios que le asignó.
En ese mismo lugar fundó su cabaña de culto.
Ea y Damkina, su esposa, habitaban (allí) en esplendor.
En la cámara de los destinos, la morada de los destinos,
Se engendró un dios, el más poderoso y sabio de los dioses.
En el corazón de Apsu fue creado Marduk,
En el corazón del santo Apsu fue creado Marduk.
El que lo engendró fue Ea, su padre
La que lo concibió fue Damkina, su madre.
El pecho de diosas chupaba.
La enfermera que lo amamantó lo llenó de asombro.
Seductora era su figura, brillando en sus ojos.
Señorial era su forma de andar, dominando desde la antigüedad.
Cuando Ea lo vio, el padre que lo engendró,
Él se regocijó y resplandeció, su corazón se llenó de alegría.
Lo hizo perfecto y lo dotó de una doble divinidad.
Él fue grandemente exaltado por encima de ellos, excediendo en todas partes.
Perfecto eran sus miembros más allá de la comprensión,
Inadecuado para la comprensión, difícil de percibir.
Cuatro eran sus ojos, cuatro eran sus oídos
Cuando movió los labios, el fuego ardió.
Grandes eran todos los órganos auditivos,
Y los ojos, en igual número, escanearon todas las cosas.
Él era el más alto de los dioses, superando su estatura
Sus miembros eran enormes, era extremadamente alto.
¡Mi hijito, mi hijito!
¡Hijo mío, el sol! ¡Sol de los cielos! & Quot
Vestido con el halo de los diez dioses, era fuerte al máximo,
Mientras sus asombrosos destellos se amontonaban sobre él.

Turbado estaba Tiamat, agitado día y noche.
Los dioses, con malicia, contribuyeron a la tormenta.
Sus entrañas habiendo planeado el mal.
A Tiamat estos hermanos le dijeron:
--Cuando mataron a Apsu, tu consorte,
No le ayudaste, sino que te quedaste quieto.
Aunque diseñó la impresionante Sierra,
Tus entrañas están diluidas y no podemos descansar.
Deja que Apsu, tu consorte, esté en tu mente
¡Y Mummu, que ha sido vencido! Quedas solo.

Luego se unieron Tiamat y Marduk, el más sabio de los dioses,
Se balancearon en combate singular, enfrascados en la batalla.
El señor extendió su red para envolverla,
El viento maligno, que seguía detrás, soltó en su cara.
Cuando Tiamat abrió la boca para consumirlo,
Condujo al Viento Maligno para que no cerrara sus labios.
Mientras los feroces vientos cargaban su vientre,
Su cuerpo estaba distendido y su boca estaba muy abierta.
Soltó la flecha, le desgarró el vientre,
Le atravesó el interior y le partió el corazón.
Habiéndola sometido así, extinguió su vida.
Él arrojó su cadáver para pararse sobre él.
El señor pisó las piernas de Tiamat,
Con su despiadada maza le aplastó el cráneo.
Cuando las arterias de su sangre se cortaron,
El Viento del Norte lo llevó a lugares no revelados.
Al ver esto, sus padres se alegraron y se regocijaron,
Le trajeron regalos de homenaje, ellos a él.
Entonces el señor se detuvo para ver su cadáver,
Que pudiera dividir al monstruo y hacer obras ingeniosas.
La partió como un marisco en dos partes:
La mitad de ella la instaló y la puso como el cielo
Bajó la barra y apuntó guardias.
Les ordenó que no dejaran escapar sus aguas.
Cruzó los cielos y examinó (sus) regiones.
Cuadró el barrio de Apsu, la morada de Nudimmud,
Como el señor midió las dimensiones de Apsu.
La Gran Morada, su semejanza, la fijó como Esharra,
La Gran Morada, Esharra, que hizo como firmamento.
Hizo que Anu, Enlil y Ea ocuparan sus lugares.

Cuando Marduk escucha las palabras de los dioses,
Su corazón lo impulsa a crear obras ingeniosas.
Abriendo la boca se dirige a EA
Para impartir el plan se dirige a EA
Para impartir el plan que había concebido en su corazón:
`` Haré masa de sangre y haré que se deshuesen.
Estableceré un salvaje, 'hombre' será su nombre.
En verdad, crearé a un salvaje.
Se le encargará el servicio de los dioses.
¡Para que se sientan cómodos! Los caminos de los dioses alteraré artísticamente.
Aunque igualmente venerados, en dos (grupos) serán divididos. ''
Ea le respondió, hablándole una palabra.
Para relatarle un plan para el alivio de los dioses:
& quot; Que entreguen a uno de sus hermanos & quot
Él solo perecerá para que la humanidad pueda ser formada.
Que los grandes dioses estén aquí reunidos,
Dejemos que los culpables sean entregados para que sobrevivan. ''
Marduk convocó a los grandes dioses a la asamblea
Presidiendo gentilmente, dio instrucciones.
Los dioses prestan atención a esta declaración.
El rey dirige una palabra a los Anunnaki:
`` Si tu declaración anterior fuera cierta,
¡Haz (ahora) la verdad bajo juramento mío, declara!
¿Quién fue el que ideó el levantamiento?
¿E hizo que Tiamat se rebelara y se uniera a la batalla?
Que sea entregado quien urdió el levantamiento.
¡Le haré soportar su culpa para que puedas vivir en paz! ''
Los Igigi, los grandes dioses, le respondieron:
A Lugaldimmerankia, consejero de los dioses, su señor:
`` Fue Kingu quien ideó el levantamiento,
E hizo que Tiamat se rebelara y se uniera a la batalla.
Lo ataron sujetándolo ante Ea.
Le impusieron su culpabilidad y le cortaron la sangre (vasos).
De su sangre formaron la humanidad.
Impuso el servicio y dejó en libertad a los dioses.


Michael Zank

Hagamos una sola pregunta sobre Génesis 1-11 en comparación con la epopeya de la creación acadia: ¿cómo aparecen los seres humanos en estas dos historias?

Para hacer esta pregunta, no necesitamos decidir de antemano si los autores de Génesis produjeron deliberadamente una narrativa contraria que tomó a Enuma Elish como su contraste negativo o Vorlage. Hay indicios de que esto fue así, pero puede ser mejor considerar que el Génesis fue escrito por eruditos que estaban conscientes de la necesidad de producir algo como Enuma Elish para el b'ney ha-golah (los exiliados), algo que articulaba y preservaba los valores de los judíos e israelitas en una tierra extranjera que luchaban con las experiencias de pérdida de soberanía, deportación, desplazamiento y un futuro incierto.

La historia sobre la torre de Babel por sí sola indica que esos autores sirvieron a una comunidad impresionada por los logros babilónicos y también escéptica con respecto a ellos. Expuestos a una civilización mucho más poblada y poderosa, los futuros "judíos" encontraron el lenguaje para disminuir lo que estaba ante sus ojos y ponerlo en su lugar de formas que todavía suenan profundas y verdaderas en la actualidad.

¿Cómo lo hicieron? ¿Qué hay en el lenguaje de Génesis 1-11 que logra estos resultados? Estos resultados no podrían haberse logrado si los autores del Génesis hubieran sido completamente ignorantes o completamente silenciosos sobre los asuntos babilónicos. Solo respondiendo en su propio idioma al antiguo y conocido mito acadio de la creación y, en la historia del diluvio, también a los elementos de Gilgamesh, pudieron crear una historia de la creación que sustituiría a la de su babilónico más poderoso. Hospedadores. A largo plazo, la creación del Génesis en lugar de la antigua epopeya acadia sirvió como piedra de toque de las civilizaciones que heredaron la Biblia y la difundieron por todo el mundo.

Los antiguos mitos que llevaron a los autores del Génesis a escribir como nunca se desvanecieron por completo. Incluso se podría decir que fue el propio Génesis, con sus sutiles alusiones a formas alternas de concebir el comienzo, lo que preparó el terreno para la eventual recuperación de su otro intertextual.

Tal como ahora sabemos, gracias a la recuperación arqueológica y epigráfica de los textos y tradiciones del Antiguo Cercano Oriente, que el Génesis no apareció en un espléndido aislamiento, sino que se formó a partir de sus precondiciones y dentro de contextos particulares, también podemos observar que el Génesis no apareció. actuar en espléndido aislamiento cuando avanzó a la condición de historia fundacional de otras comunidades, incluso naciones e imperios, que leyeron esos antiguos textos israelitas y judaítas en nuevas situaciones y con nuevos ojos, pues ellos también leyeron estos textos con sus viejos ojos.

Me parece que estos lectores posteriores del Génesis, ellos mismos empapados de las tradiciones babilónica, egipcia, siríaca, griega y romana, abordaron el texto desde contextos y con connotaciones que se parecían a las representadas en Enuma Elish. No objetaron, en principio, la noción de que el mundo estaba "lleno de dioses", como enseñaban los estoicos, o que los mundos iban y venían y eran propensos a la destrucción y la regeneración. El suyo era un universo mucho más colorido de lo que podríamos imaginar si nos acercamos a la Biblia con el ascetismo mental y la austeridad puritana de los calvinistas. Los lectores antiguos difícilmente eran iconoclastas. El suyo era un mundo de seres divinos, mensajeros, poderes que gobernaban el aire y un Ser Supremo que gobernaba todo. Ese Ser Supremo, el Dios escondido a los ojos de los hombres, no residía en un espléndido aislamiento sino rodeado de una corte y feliz de tener un hijo creado a su semejanza que fue obediente hasta el punto de sacrificar su propia felicidad para complacer a su padre. En otras palabras, el de ellos era el mundo de Enuma Elish, o uno muy parecido.

Así que hagámonos esa única pregunta. ¿Cuál es el papel del ser humano en Enuma Elish y cuál es el papel del ser humano en Génesis 1-11?

En cuanto a la respuesta a esta pregunta, la diferencia entre estos textos no podría ser más pronunciada. Esa diferencia no tendría sentido si los textos no pudieran compararse, si estos textos no tuvieran relación entre sí, si no hubiera una “intertextualidad” que los vincule lo suficiente como para ver dónde se alinean y dónde se apartan unos de otros.

Para responder brevemente, mientras que en Enuma Elish la creación de seres humanos es una ocurrencia tardía y su propósito es servir como un accesorio para el estilo de vida de los dioses, la creación del Génesis pone a los seres humanos en el lugar de los dioses. No es por accidente cuando el salmista reflexiona: “Lo hiciste solo un poco menos que Dios” (Salmo 8: 5).

Génesis 1 apenas oculta la existencia del séquito divino, de dioses menores y ángeles, pero los reduce a espectadores y coro silencioso.(Véase Génesis 1:26.) Sólo más tarde, en el midrash rabínico, se dan a los espectadores y al coro silencioso palabras que se supone descaradamente [1] que fueron dichas antes de la creación del ser humano. [2] Como los cristianos, los judíos de la antigüedad tardía imaginaban a Dios como parte de un pleroma, una plenitud más que un vacío.

Entonces, la diferencia del Génesis no es que no haya dioses menores o seres divinos, sino que guarda silencio casi por completo sobre ellos. Esto incluye un silencio apenas reconocido, un que-el-que-tenga-oídos-para-oír-capte-la-insinuación-de algo apenas recordado, o más bien recordado pero ahora apenas aludido, a saber, el gran mito del combate que fue vinculado indeleblemente con la reputación de Marduk, dios de las ciudades, que debe ser ignorado, aunque no olvidado por completo. Esto también lo recordaron bien los lectores posteriores. No solo aquellos conscientes del vencido dragón del caos de agua salada, esa monstruosa diosa que Tiamat mató al principio para salvar a los dioses y de cuyo cadáver se creó el mundo habitable, sino también otros, que creyeron que YHWH Elohim mató a Rahab y capturó al Leviatán cuyo la carne será la fiesta de los justos al final de los días. (Rahab: vea Job 9:13 y Job 26:12, Sl 89:10, Isa 59: 9 Leviatán: vea Job 3: 8, 41: 1.12, Salmo 74:14, 104: 26, Isa 27: 1) Estos imágenes vivas de la amenaza primordial a la existencia contenidas por la intervención divina heroica regresaron en las historias sobre las batallas de Cristo y los santos contra Satanás y su suerte.

Una vez más, la creación de Génesis contiene todo esto, pero apenas lo insinúa. En cambio, centra su atención en el ser humano. Todas las demás preguntas se vuelven irrelevantes: ¿dónde estaba el viento de Dios antes de flotar sobre las profundidades / tehom? ¿Por qué y con qué propósito dio forma a lo que habló? ¿Por qué, en su majestuoso soliloquio cohortativo, crea a los seres humanos “a nuestra semejanza”? ¿No modeló Ea a Marduk a su semejanza? ¿No es Cristo la verdadera semejanza de Dios, el que incluso es llamado por su nombre, un verdadero "hijo del sol" o, como en el credo ortodoxo, "luz de la luz"?

En Génesis, la filiación o un poco menos que Dios, se confiere a los seres humanos. En Enuma Elish, por otro lado, los humanos son creados a partir de la sangre de Kingu, una figura malvada, y por lo tanto su esclavitud eterna a los dioses es más que superficial. Es una condición que no se puede deshacer. Su destino es servir a los dioses.

La historia que los babilonios leen y recrean cada otoño durante la temporada del Año Nuevo trata sobre la realeza divina, la realeza de Marduk y la realeza y el sacerdocio de unos pocos, su derecho a gobernar sobre muchos: los humanos están destinados a alimentar a los dioses. Sin los dioses y su protección, mediada diligentemente por el sacerdote-rey, ellos mismos no tenían nada que comer. El mérito eterno de los dioses reside en proporcionar las condiciones de vida, mientras que la vida permanece bajo la frágil protección de los dioses. Deja de alimentar a los dioses y mira qué pasa. Cambia sus ritos y fracasarás. Molesta sus templos y pruébalos de los sacrificios que les corresponden y morirás.

No es casualidad que los judíos de Babilonia, y los judíos desde entonces, recuerden la creación y la realeza divina en el otoño, la temporada en que se creó el mundo. Al igual que el Año Nuevo babilónico, las festividades judías se extienden desde el primero del mes de Tishrey (los nombres de los meses judíos son babilónicos) hasta el décimo del mes, el día solemne de la expiación, seguido de ocho días de festividades estacionales que recuerdan la estancia de los israelitas en el desierto. Si bien no hay una referencia abierta a la religión babilónica, la forma en que los judíos recuerdan la creación y la asocian con la entronización divina se hace eco de la secuencia de eventos en Enuma Elish. La creación y la entronización divina se asocian de manera significativa solo si la creación implica una afirmación del poder supremo sobre la no creación, el caos, la perdición. Como en Enuma Elish, aunque no tan obviamente en Génesis. No si uno lo lee con la gama disminuida de matices que todavía eran audibles para aquellos en cuyos oídos sonaban esas otras melodías.


Enuma Elish Poema Completo Descargar PDF

Sa aklat ng genesis, nilikha ni elohim ang tao sa ikaanim na araw upang ang diyos ay magpahinga. Tanto el dios del Sol como el Sol mismo. Génesis 1 y Enuma Elish publicaron: Gore muestra las similitudes importantes, pero también destaca las diferencias significativas entre los dos relatos y explica por qué la comparación debería ser importante para nosotros.

EC 61 deja en 16blanco. Grayson, EC 65 [] no integra. VI y VII 17, y Las iniciales EEdesignan al Enuma Elish. TV y echa un vistazo a los últimos lanzamientos de música y listas de reproducción de forma gratuita.

Leer El poema de la POEMA DE creacion descargar

Langdon, menologías babilónicas Qxford, 90 n. Estas asombrosas tabletas explican con gran detalle los orígenes de nuestra galaxia y el surgimiento secreto de nuestro sistema solar. Para la lectura de estos vv. Tallqvist, AG El poema fue traducido por N.


Enuma Elish - La epopeya babilónica de la creación - Texto completo - Historia

El mito de la creación babilónico / mesopotámico, Enuma Elish, Cuando está en lo alto, se escribió a más tardar en el reinado de Nabucodonosor en el siglo XII a. C. Pero también hay pocas dudas de que esta historia se escribió mucho antes, durante la época de los sumerios. Henry Layard, que dibujó algo de luz sobre los antiguos, encontró dentro de las ruinas de la biblioteca de Ashurbanipal en Nínive, textos que no eran diferentes de la creación del Génesis en la Biblia. George Smith publicó por primera vez estos textos en 1876 con el título "El Génesis caldeo". Texto acadio escrito en el antiguo dialecto babilónico.

Cuando en lo alto no se había nombrado el cielo,
El suelo firme de abajo no había sido llamado por su nombre,
Nada más que Apsu primordial, su engendrador,
(Y) Mummu-Tiamat, la que los parió a todos,
Sus aguas se mezclan como un solo cuerpo
No se había enmarañado ninguna choza de juncos, no había aparecido ningún pantano,
Cuando ningún dios había sido creado,
Sin llamar por su nombre, sus destinos indeterminados-
Entonces fue cuando los dioses se formaron dentro de ellos.
Lahmu y Lahamu fueron engendrados, por nombre se les llamó.
Durante eones crecieron en edad y estatura.
Se formaron Anshar y Kishar, superando a los demás.
Prolongaron los días, añadieron años.
Anu era su hijo, de sus padres el rival
Sí, el primogénito de Anshar, Anu era su igual.
Anu engendró a su imagen a Nudimmud.
Este Nudimmud fue de sus padres el maestro
De amplia sabiduría, inteligencia y poderosa fuerza,
Más poderoso que su abuelo, Anshar.
No tenía rival entre los dioses, sus hermanos.
Los hermanos divinos se unieron,
Molestaron a Tiamat mientras iban y venían,
Sí, perturbaron el estado de ánimo de Tiamat
Por su hilaridad en la Morada del Cielo.
Apsu no pudo disminuir su clamor.
Y Tiamat se quedó sin habla ante sus maneras.
Sus actos fueron repugnantes para (...).
Desagradables eran sus formas en que dominaban.
Entonces Apsu, el engendrador de los grandes dioses,
Gritó, dirigiéndose a Mummu, su visir:
"Oh Mummu, mi visir, que alegras mi espíritu,
¡Ven y vámonos a Tiamat!
Fueron y se sentaron ante Tiamat,
Intercambiando consejos sobre los dioses, su primogénito.
Apsu, abriendo la boca,
Dijo al resplandeciente Tiamat:
"Sus caminos me son en verdad aborrecibles.
De día no encuentro alivio ni descanso de noche.
Destruiré, arruinaré sus caminos,
Esa tranquilidad puede restaurarse. ¡Descansemos! "
Tan pronto como Tiamat escuchó esto,
Ella se enojó y llamó a su esposo.
Ella gritó afligida, mientras se enfurecía completamente sola,
Inyectando aflicción en su estado de ánimo:
"¿Qué? ¿Deberíamos destruir lo que hemos construido?
Sus caminos son realmente problemáticos, pero ¡atendamos amablemente! "
Malos deseos y descorteses fue el consejo de Mummu:
"Destruye, padre mío, los caminos rebeldes.
¡Entonces tendrás alivio de día y descanso de noche! "
Cuando Apsu escuchó esto, su rostro se puso radiante.
Debido al mal que planeó contra los dioses, sus hijos.
En cuanto a Mummu, por el cuello lo abrazó
Mientras (ese) se sentaba de rodillas para besarlo.
(Ahora) lo que sea que planearon entre ellos
Se repitió a los dioses, su primogénito.
Cuando los dioses oyeron (esto), se agitaron,
(Luego) se sumió en el silencio y se quedó mudo,
Superando en sabiduría, consumado, ingenioso,
Ea, el todo sabio, vio su plan.
Un diseño maestro contra él ideó y configuró,
Hizo ingenioso su hechizo contra él, superando y sagrado.
Lo recitó y lo hizo subsistir en lo profundo,
Mientras derramaba sueño sobre él. Se quedó profundamente dormido.
Cuando Apsu se puso boca abajo, empapado de sueño,
Mummu, el consejero, era impotente para moverse,
Se aflojó la banda, se arrancó la tiara,
Se quitó el halo (y) se lo puso él mismo.
Habiendo encadenado a Apsu, lo mató.
Mummu ató y dejó la cerradura.
Habiendo establecido así en Apsu su morada,
Agarró a Mummu, sujetándolo por la cuerda de la nariz.
Después de que venció y pisoteó a sus enemigos,
Ea, asegurado su triunfo sobre sus enemigos,
En su cámara sagrada, en un sueño profundo, descansó.
Lo llamó "Apsu", por los santuarios que le asignó.
En ese mismo lugar fundó su cabaña de culto.
Ea y Damkina, su esposa, habitaban (allí) en esplendor.
En la cámara de los destinos, la morada de los destinos,
Se engendró un dios, el más poderoso y sabio de los dioses.
En el corazón de Apsu fue creado Marduk,
En el corazón del santo Apsu fue creado Marduk.
El que lo engendró fue Ea, su padre
La que lo concibió fue Damkina, su madre.
El pecho de diosas chupaba.
La enfermera que lo amamantó lo llenó de asombro.
Seductora era su figura, brillando en sus ojos.
Señorial era su forma de andar, dominando desde la antigüedad.
Cuando Ea lo vio, el padre que lo engendró,
Él se regocijó y resplandeció, su corazón se llenó de alegría.
Lo hizo perfecto y lo dotó de una doble divinidad.
Él fue grandemente exaltado por encima de ellos, excediendo en todas partes.
Perfecto eran sus miembros más allá de la comprensión,
Inadecuado para la comprensión, difícil de percibir.
Cuatro eran sus ojos, cuatro eran sus oídos
Cuando movió los labios, el fuego ardió.
Grandes eran todos los órganos auditivos,
Y los ojos, en igual número, escanearon todas las cosas.
Él era el más alto de los dioses, superando su estatura
Sus miembros eran enormes, era extremadamente alto.
"¡Mi hijito, mi hijito!
¡Hijo mío, el sol! ¡Sol de los cielos! "
Vestido con el halo de los diez dioses, era fuerte al máximo,
Mientras sus asombrosos destellos se amontonaban sobre él.

Turbado estaba Tiamat, agitado día y noche.
Los dioses, con malicia, contribuyeron a la tormenta.
Sus entrañas habiendo planeado el mal.
A Tiamat estos hermanos le dijeron:
"Cuando mataron a Apsu, tu consorte,
No le ayudaste, sino que te quedaste quieto.
Aunque diseñó la impresionante Sierra,
Tus entrañas están diluidas y no podemos descansar.
Deja que Apsu, tu consorte, esté en tu mente
¡Y Mummu, que ha sido vencido! Quedas solo.

Luego se unieron Tiamat y Marduk, el más sabio de los dioses,
Se balancearon en combate singular, enfrascados en la batalla.
El señor extendió su red para envolverla,
El viento maligno, que seguía detrás, soltó en su cara.
Cuando Tiamat abrió la boca para consumirlo,
Condujo al Viento Maligno para que no cerrara sus labios.
Mientras los feroces vientos cargaban su vientre,
Su cuerpo estaba distendido y su boca estaba muy abierta.
Soltó la flecha, le desgarró el vientre,
Le atravesó el interior y le partió el corazón.
Habiéndola sometido así, extinguió su vida.
Él arrojó su cadáver para pararse sobre él.
El señor pisó las piernas de Tiamat,
Con su despiadada maza le aplastó el cráneo.
Cuando las arterias de su sangre se cortaron,
El Viento del Norte lo llevó a lugares no revelados.
Al ver esto, sus padres se alegraron y se regocijaron,
Le trajeron regalos de homenaje, ellos a él.
Entonces el señor se detuvo para ver su cadáver,
Que pudiera dividir al monstruo y hacer obras ingeniosas.
La partió como un marisco en dos partes:
La mitad de ella la instaló y la puso como el cielo
Bajó la barra y apuntó guardias.
Les ordenó que no dejaran escapar sus aguas.
Cruzó los cielos y examinó (sus) regiones.
Cuadró el barrio de Apsu, la morada de Nudimmud,
Como el señor midió las dimensiones de Apsu.
La Gran Morada, su semejanza, la fijó como Esharra,
La Gran Morada, Esharra, que hizo como firmamento.
Hizo que Anu, Enlil y Ea ocuparan sus lugares.

Cuando Marduk escucha las palabras de los dioses,
Su corazón lo impulsa a crear obras ingeniosas.
Abriendo la boca se dirige a EA
Para impartir el plan se dirige a EA
Para impartir el plan que había concebido en su corazón:
"Sangre haré masa y haré que se deshuesen.
Estableceré un salvaje, 'hombre' será su nombre.
En verdad, crearé a un salvaje.
Se le encargará el servicio de los dioses.
¡Para que se sientan cómodos! Los caminos de los dioses alteraré artísticamente.
Aunque sean igualmente venerados, en dos (grupos) serán divididos ".
Ea le respondió, hablándole una palabra.
Para relatarle un plan para el alivio de los dioses:
"Que se entregue sólo uno de sus hermanos"
Él solo perecerá para que la humanidad pueda ser formada.
Que los grandes dioses estén aquí reunidos,
Que los culpables sean entregados para que aguanten ".
Marduk convocó a los grandes dioses a la asamblea
Presidiendo gentilmente, dio instrucciones.
Los dioses prestan atención a esta declaración.
El rey dirige una palabra a los Anunnaki:
"Si tu declaración anterior era cierta,
¡Haz (ahora) la verdad bajo juramento mío, declara!
¿Quién fue el que ideó el levantamiento?
¿E hizo que Tiamat se rebelara y se uniera a la batalla?
Que sea entregado quien urdió el levantamiento.
¡Le haré soportar su culpa para que tú puedas vivir en paz! "
Los Igigi, los grandes dioses, le respondieron:
A Lugaldimmerankia, consejero de los dioses, su señor:
"Fue Kingu quien ideó el levantamiento,
E hizo que Tiamat se rebelara y se uniera a la batalla ".
Lo ataron sujetándolo ante Ea.
Le impusieron su culpabilidad y le cortaron la sangre (vasos).
De su sangre formaron la humanidad.
Impuso el servicio y dejó en libertad a los dioses.


El Enuma Elish: una historia de creación babilónica

La historia del Génesis no es la única historia de la creación antigua. De hecho, casi todas las culturas antiguas tenían su propia historia de cómo llegó a existir el mundo. Cada historia reflejaba mucho sobre cómo la gente de su cultura veía su mundo. Por esa razón, es interesante notar que la visión del mundo reflejada en la historia de la Creación de Génesis era muy diferente de la visión del mundo reflejada por las historias de creación de otras culturas en el mundo antiguo.

Por ejemplo, los babilonios, poderosos vecinos de los israelitas que en un tiempo los conquistaron, tenían una historia de creación llamada Enuma Elish. Esa historia describió un mundo nacido de la violencia de los dioses.

Al principio, los dioses Apsu y Tiamat dan a luz a dioses más jóvenes, que hacen tanto ruido que los dioses más antiguos no pueden dormir. Apsu y Tiamat deciden calmar a sus hijos matándolos, pero uno de los jóvenes dioses, Ea, se entera del plan y mata a Apsu primero.

Eso enfurece mucho a Tiamat, y jura vengar a su compañero muerto. Aterrados, los niños le ruegan al más joven de ellos, Marduk, que luche contra Tiamat. Él está de acuerdo, pero solo después de que los otros dioses digan que lo convertirán en su gobernante si tiene éxito.

Marduk atrapa a Tiamat en una red y empuja un viento maligno por su garganta, haciendo que su vientre estalle como un globo. Luego dispara una flecha que le revienta el vientre y le atraviesa el corazón. Le rompe el cráneo y estira su cadáver.

Marduk crea el mundo a partir del cadáver de Tiamat. Los dioses que se habían puesto del lado de Tiamat son encarcelados. Marduk y Ea matan a uno de los dioses cautivos y hacen seres humanos con la sangre del dios. Los seres humanos, según la historia de Babilonia, están hechos para ser siervos de los dioses. (Adaptado de Wink, Involucrando a los Poderes, páginas 14-15)

El Enuma Elish refleja una creencia básica sostenida por la cultura babilónica: solo la violencia puede poner orden en el caos. Por el contrario, la historia de Génesis refleja la creencia de que el amor, no la violencia, es lo que trae bondad del caos.

Si bien ya nadie cree literalmente en el Enuma Elish, muchas personas creen en su supuesto básico: que la violencia, la división y el dominio son necesarios para mantener el orden en el mundo. Los cristianos, por el contrario, creen que el camino a un mundo de bondad es el amor y la compasión.


Relación con la Biblia

los Enûma Eliš fue reconocida por tener una estrecha relación con la creación judía en Génesis desde su primera publicación (Smith 1876), y fue un paso importante en el reconocimiento de las raíces del relato que se encuentra en la Biblia y en el Antiguo Cercano Oriente (cananeo y Mito mesopotámico).

Los antiguos mesopotámicos creían que la tierra era un disco circular plano rodeado por un mar de agua salada. La tierra habitable era un solo continente gigante dentro de este mar, y flotaba en un segundo mar, el agua dulce apsu, que abastecía el agua en manantiales, pozos y ríos y estaba conectada con el mar de agua salada. El cielo era un disco sólido sobre la tierra, curvado para tocar la tierra en su borde, con la morada de los dioses sobre el cielo o sobre el cielo sólido, y a veces los dioses eran habitantes de las alturas entre la tierra y el cielo. cielo. Hasta donde se puede deducir de las pistas de la historia de la creación en la Biblia y en el Mateo 4: 8 del Nuevo Testamento, la geografía antigua era idéntica a la de los babilonios: una tierra circular plana que flotaba sobre un mar de agua dulce, rodeada de agua salada. mar, con una sólida bóveda celeste (Raqia, el "firmamento") arriba. Es la creación de este mundo lo que Enûma Eliš y Génesis 1 describe. & # 915 & # 93 & # 916 & # 93

Génesis 1: 1-3 puede tomarse como una descripción del estado de caos inmediatamente antes de la creación de Dios: & # 917 & # 93

"En el principio, Dios creó los cielos y la tierra. La tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas cubrían la faz del abismo. Y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Y Dios dijo: "Sea la luz", y fue la luz.

" Ζ]

En ambos Enûma Eliš y Génesis, la creación es un acto de habla divina Enûma Eliš describe la pre-creación como un tiempo "cuando arriba, el cielo o las alturas no habían sido nombrados, y abajo la tierra no había sido llamada por su nombre", mientras que en Génesis cada acto de la creación divina se introduce con la fórmula: "Y Dios dijo , dejalo ser. ". La secuencia de la creación es similar: luz, firmamento, tierra firme, luminarias y hombre. En ambos Enûma Eliš y Génesis, el mundo primordial es informe y vacío (el tohu wa bohu Génesis 1: 2), lo único que existe es el abismo de agua que existe antes de la creación (el dios de Tiamat en el Enûma Eliš, təhôm, el "profundo", un afín lingüístico de tiamat, en Génesis 1: 2), como con el de los mitos egipcios de la creación, siendo el abismo de agua una deidad llamada Nu. En ambos, el firmamento, concebido como un cuenco sólido invertido, se crea en medio de las aguas primigenias para separar el cielo o las alturas de la tierra (Génesis 1: 6-7, Enûma Eliš 4: 137–40). El día y la noche preceden a la creación de los cuerpos luminosos (Génesis 1: 5, 8, 13 y 14ss. Enûma Eliš 1:38), cuya función es dar luz y regular el tiempo (Gén.1: 14 Enûma Eliš 5: 12-13). En Enûma Eliš, los dioses consultan antes de crear al hombre (6: 4), mientras que Génesis dice: "Hagamos al hombre a nuestra imagen" (Génesis 1:26) - y en ambos, la creación del hombre es seguida por el descanso divino.

Sin embargo, estos paralelos no sugieren necesariamente que las creencias hebreas sobre la naturaleza de Dios y la creación puedan explicarse completamente como si tuvieran su origen en los mitos de la creación de la época. Por el contrario, muchos eruditos bíblicos ven los textos del Génesis como un abordaje polémico de la cosmovisión babilónica. Por ejemplo, Conrad Hyers, del Seminario Teológico de Princeton, sostiene que la composición del relato de la creación de Génesis 1 no es "una cuestión de pedir prestado, como uno podría pedir prestado un huevo aquí y una taza de azúcar allá, o incluso una nueva receta. El objetivo no es apropiarse de una forma superior, o hacer un compromiso ecléctico, o incluso mejorar las cosmologías paganas. Es más bien repudiar la divinización de la naturaleza y los mitos concomitantes de los orígenes divinos, el conflicto divino y el ascenso divino. el gran Marduk, de quien se decía que había nacido de los dioses, victorioso sobre las fuerzas caóticas y elevado a la supremacía entre los dioses, no era ningún dios ". & # 919 & # 93