Podcasts de historia

Enmienda XXVI

Enmienda XXVI

Sección 1.El derecho a votar de los ciudadanos de los Estados Unidos, que tengan dieciocho años o más, no será denegado ni restringido por los Estados Unidos ni por ningún Estado a causa de la edad.Sección 2.El Congreso estará facultado para hacer cumplir este artículo mediante la legislación apropiada.

Aprobada el 23 de marzo de 1971. Ratificada el 5 de julio de 1971.


Ver tabla de enmiendas. Ver también Constitución (texto) o Constitución (narrativa).


Publicado 7:23 am sábado, 26 de junio de 2021

Se cumplirán 50 años desde la ratificación de la 26ª Enmienda el 1 de julio de este año. A pesar de ser una de las clases de historia estadounidense menos anunciadas, esta enmienda fue una adición constitucional histórica que redujo la edad elegible para votar de 21 a 18 años (https://constitutioncenter.org/interactive-constitution/amendment/amendment-xxvi)

Hubo continuos impulsos para que los adultos legales pudieran votar en las elecciones que se remontan al final de la Segunda Guerra Mundial. La idea de "lo suficientemente mayor para luchar, lo suficientemente mayor para votar" fue parte integral de los primeros activistas juveniles. Finalmente, esto se convirtió en el grito de guerra de los estudiantes durante la reacción violenta contra la Guerra de Vietnam (https://www.nationalww2museum.org/war/articles/voting-age-26th-amendment).

Con la lucha que muchos soportaron para asegurar el derecho de todos los ciudadanos adultos jóvenes a participar en las elecciones, uno podría esperar que las generaciones más jóvenes continúen con este entusiasmo por votar y participen en grandes números en cada ciclo electoral. Sin embargo, este no es el caso por el momento.

Se estableció que los Millennials y la Generación Z representarían el 37% del electorado de 2020 según Pew Research (https://www.pewresearch.org/social-trends/2019/01/30/an-early-look-at-the- 2020-electorado-2 /). En realidad, las dos generaciones representaron solo el 32% de los votantes en las elecciones generales de 2020 según las encuestas a boca de urna (https://www.cnn.com/election/2020/exit-polls/president/national-results). Esto es más bajo que la participación electoral entre los jóvenes de 18 a 39 años tanto en 2008 (https://www.cnn.com/ELECTION/2008/results/polls/#USP00p1) como en 2016 (https: // www. cnn.com/election/2016/results/exit-polls) elección (36%). Además, solo el 49,1% de los jóvenes de 18 a 24 años estaban registrados para votar según los datos del censo de 2018 observados (https://www.census.gov/data/tables/time-series/demo/voting-and-registration/p20 -583.html).

Si bien este ciclo electoral pasado fue sin duda uno sin precedentes en la historia de Estados Unidos debido a la presencia de COVID-19 que obligó a los estados, localidades y partidos políticos a ajustar sus planes electorales, la participación general en todo el país (66.2%) fue la más alta que tuvo esta nación. visto en más de 100 años (http://www.electproject.org/national-1789-present). Este número es aún más exasperante porque, debido a la naturaleza del coronavirus y su mayor peligro para la población mayor, los jóvenes que mueren de COVID no es la razón por la que sus cifras de participación son tan bajas (https://www.statista.com). / estadísticas / 1191568 / muertes-reportadas-por-covid-por-edad-us /).

Por supuesto, este ciclo electoral pasado podría haber sido una anomalía debido a una serie de factores, a saber, la participación del ex presidente Trump, quien también tuvo una de las elecciones de mitad de período con mayor participación en la historia de Estados Unidos (http://www.electproject.org). / nacional-1789-presente) (49,4%). A pesar de esta aberración percibida, no hay indicios de que la gente ralentice sus esfuerzos de votación a pesar de que el presidente Trump ahora está fuera de su cargo.

Por lo tanto, dado que era un derecho por el que millones de personas tenían que organizarse, es increíblemente sobresaliente que mis jóvenes colegas no den por sentado el aniversario de la extensión de nuestros derechos de voto. Puede parecer un cliché señalar que el futuro son los jóvenes, pero esa es y seguirá siendo la verdad.

No es ningún secreto para mí con cuántos jóvenes interactué antes, durante y después de las elecciones presidenciales de 2020, que los jóvenes están preocupados por el futuro de este país. Mientras que algunos están consumidos por temas más frívolos como la nueva controvertida canción Cardi B o la próxima tendencia de baile de TikTok en la que la gente gira sus caderas, otros tienen profundas preocupaciones sobre la justicia racial, el cambio climático y su futuro lugar en la economía.

Además, debido a estas ansiedades que rodean el futuro de la política estadounidense, las generaciones más jóvenes están buscando políticos que propongan abordar sus preocupaciones. Desafortunadamente, muchos con los que he hablado no creen que las personas en el poder, como el presidente Biden y el vicepresidente Harris, hagan un trabajo suficientemente bueno representando sus intereses.

Al ver esto, mis compañeros jóvenes estadounidenses deben asegurarse de que nuestras creencias se reflejen en nuestra política. Por lo tanto, debemos tomar el 50 aniversario de nuestro sufragio obtenido como un recordatorio de que la responsabilidad es nuestra para guiar a este país y darle forma como queremos que sea. Debemos presentarnos y votar como si nuestro futuro dependiera de ello, porque así es.

Charles Beresford es una especialización sénior en Ciencias Políticas y una especialización en Economía en la Universidad de Clemson en Carolina del Sur. Es pasante en American Forum. Espera utilizar el conocimiento de su especialidad para ayudar en la redacción de editoriales y el funcionamiento de las redes sociales.

OP-ED: Las pequeñas empresas no pueden permitirse un impacto fiscal de $ 7 mil millones además de la pandemia

Bill Hammond, director ejecutivo de Texas Employers for Insurance Reform y ex director ejecutivo de la Asociación de Negocios de Texas Ahora que. Lee mas


Enmienda XXVI - Historia

Desde sus inicios en 1787, la Constitución de los Estados Unidos ha proporcionado un marco poderoso para el funcionamiento del gobierno federal. El propósito de las enmiendas a la Constitución se debe generalmente a la naturaleza cambiante del país. Cualquiera puede proponer enmiendas, pero hay un proceso largo y difícil desde la propuesta hasta la ratificación real. La Declaración de Derechos protege las libertades individuales en los Estados Unidos. Estas fueron ratificadas en 1791. Después de estas 10, las siguientes Enmiendas abordaron cuestiones como la esclavitud, los derechos de voto, los límites de los mandatos presidenciales y la prohibición. Luego, el 23 de marzo de 1971, el Congreso aprobó la 26ª Enmienda, y fue ratificada el 1 de julio de 1971. Esta Enmienda también se ocupaba de los derechos de voto. Bajó la edad para votar de 21 a 18 años.

Sección 1. El derecho a votar de los ciudadanos de los Estados Unidos, que tengan dieciocho años o más, no será denegado ni restringido por los Estados Unidos ni por ningún Estado a causa de la edad.

Sección 2. El Congreso estará facultado para hacer cumplir este artículo mediante la legislación apropiada.

La propuesta

Hay dos secciones breves que vale la pena mencionar. El primero es el derecho a votar de los ciudadanos estadounidenses que tienen 18 años o más. La segunda sección simplemente establece que el Congreso tiene el poder de hacer cumplir este artículo mediante legislación. Básicamente, prohíbe a cualquier gobierno estatal o federal establecer la edad para votar por encima de los 18 años.

Historia desde la Segunda Guerra Mundial hasta Vietnam

¿Qué llevó a la propuesta de esta Enmienda en particular, y qué tan difícil o fácil fue su camino desde la propuesta hasta la ratificación? Para responder a esta pregunta, uno debe mirar lo que estaba sucediendo en los EE. UU. Durante este período de tiempo que afectó a las personas de entre 18 y 20 años de edad y por qué era necesario instituir su derecho al voto. Muchos creen que la guerra de Vietnam fue el detonante de esta propuesta de Enmienda. Pero la idea de reducir la edad mínima para votar para todos los ciudadanos estadounidenses a 18 comenzó durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, cuando Franklin Delano Roosevelt era presidente. Bajó la edad del reclutamiento a 18 años. Surgió un movimiento por el derecho al voto de los jóvenes y las palabras & # 8220Tiene edad para luchar, edad para votar & # 8221 se escucharon durante la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y las épocas de la Guerra de Vietnam.

Un congresista demócrata de Virginia Occidental, Jennings Randolph, fue el primero en introducir una legislación federal para reducir la edad para votar. A partir de 1942, el Sr. Randolph, conocido como el & # 8220 padre & # 8221 de esta Enmienda en particular, la patrocinó once veces. En el momento de su muerte en 1998, era el último miembro sobreviviente del Congreso que se sabe que sirvió durante los primeros 100 días de Roosevelt.

El presidente que anunció públicamente su apoyo a la reducción de la edad mínima para votar a 18 años fue Dwight D. Eisenhower. En 1954, habló de aquellos entre 18 y 21 años que lucharon por su país, convocados por reclutamiento o deber, y afirmó: & # 8220 Deben participar en el proceso político que produce esta fatídica convocatoria & # 8221. Instó al Congreso. para apoyar una Enmienda Constitucional para reducir la edad para votar, pero nunca se hizo.

Cuando la década de los cincuenta se acercaba a su fin y comenzaban los sesenta, se eligió un nuevo presidente y, con él, la continuación de la guerra fría y los esfuerzos de Estados Unidos para luchar contra el comunismo en todo el mundo. Kennedy asumió el cargo y, a su muerte, Lyndon Johnson prestó juramento. Los turbulentos años sesenta vieron el comienzo de la participación de Estados Unidos en Vietnam para proteger a Vietnam del Sur del comunismo. Con los muchos jóvenes, de 18 a 20 años, reclutados para luchar en Vietnam, el derecho a votar de los mayores de 18 años alcanzó un nuevo fervor.

El movimiento contra la guerra se fortaleció, con el activismo estudiantil jugando un papel muy importante, y renovó el impulso para reducir la edad legal para votar. El grupo de estudiantes de la Asociación Nacional de Educación se asoció con otros grupos, como la NAACP y la YMCA y creó una coalición de franquicias juveniles. Esta coalición presionó por una Enmienda Constitucional para reducir la edad para votar.

La Corte Suprema decidió que el proyecto de ley era inconstitucional y, en lugar de enfrentar un conflicto entre decisiones federales versus estatales / locales con respecto a la edad para votar, el Congreso y las legislaturas estatales siguieron adelante y comenzaron a trabajar en la enmienda. El Senado propuso la Enmienda por mayoría total el 10 de marzo de 1971 y el Congreso la aprobó por mayoría de votos el 23 de marzo de 1971. Jennings Randolph estaba entre los que estaban en el Senado cuando esto sucedió. Cuatro meses después, los 3/4 requeridos de las legislaturas estatales lo ratificaron, y en julio de 1971, el presidente Nixon lo firmó. Estados Unidos tuvo su 26ª Enmienda Constitucional.

La vigésimo sexta enmienda hoy

En la actualidad, los estados de Florida, Kentucky, Mississippi, Nevada, Nuevo México, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Utah no han ratificado esta enmienda. Aunque el final de la era de la guerra de Vietnam vio disminuir el número de votantes jóvenes, este número aumentó significativamente durante las elecciones de 2004 y volvió a aumentar en 2008. Los mismos jóvenes que tienen la edad suficiente para ser reclutados tienen la edad suficiente para votar hoy.


Enmienda imprimible_XXVI

Un pergamino decora esta página imprimible de la Constitución con el texto de la Vigésima Sexta Enmienda.

Las personas que imprimieron este documento también imprimieron.

Creado 2017-2021 por Savetz Publishing, Inc. Contáctenos. Política de privacidad. E pluribus unum.

Suscríbete al boletín de noticias imprimible gratis. (¡Sin spam, nunca!) Suscríbete (¡Gratis!)

Esta Constitución o Documento de Fundación es fácil de descargar e imprimir. La versión PDF se puede imprimir con cualquier visor de PDF.

Buscar todos los imprimibles

Gracias por su sugerencia.

Siempre estamos agregando nuevos imprimibles y nos encantaría escuchar sus sugerencias. ¿Qué nos estamos perdiendo?


ENMIENDA XIII: Abolición de la esclavitud (1865)

SECCIÓN. 1. Ni la esclavitud ni la servidumbre involuntaria, excepto como castigo por el delito del cual la parte haya sido debidamente condenada, existirá dentro de los Estados Unidos o en cualquier lugar sujeto a su jurisdicción.

SECCIÓN. 2. El Congreso estará facultado para hacer cumplir este artículo mediante la legislación apropiada.

Ley de derechos civiles de 1866

Después de la Guerra Civil de los Estados Unidos, la Decimotercera Enmienda ilegalizó la esclavitud en todo el país. La familia que se muestra arriba había sido esclava durante cinco generaciones en Carolina del Sur.

Menos de un año después de la aprobación de la Decimotercera Enmienda, el Congreso aprobó la Ley de Derechos Civiles de 1866.

La Ley otorgó a las personas negras los mismos derechos que a las personas blancas en todos los estados para hacer que los contratos demanden heredar, comprar, vender y transferir propiedades, así como otros derechos relacionados con la protección a sí mismos y su propiedad.


Opinión del Foro Americano

Por Charles Beresford / American Forum | 23/6/2021, 3:24 p.m.

Se cumplirán 50 años desde la ratificación de la 26ª Enmienda el 1 de julio de este año. A pesar de ser una de las clases de historia estadounidense menos anunciadas, esta enmienda fue una adición constitucional histórica que redujo la edad elegible para votar de 21 a 18 años (https://constitutioncenter.org/interactive-constitution/amendment/amendment-xxvi) .

Hubo continuos impulsos para que los adultos legales pudieran votar en las elecciones que se remontan al final de la Segunda Guerra Mundial. La idea de "lo suficientemente mayor para luchar, lo suficientemente mayor para votar" fue parte integral de los primeros activistas juveniles. Finalmente, esto se convirtió en el grito de guerra de los estudiantes durante la reacción violenta contra la Guerra de Vietnam (https://www.nationalww2museum.org/war/articles/voting-age-26th-amendment).

Con la lucha que muchos soportaron para asegurar el derecho de todos los ciudadanos adultos jóvenes a participar en las elecciones, uno podría esperar que las generaciones más jóvenes continúen con este entusiasmo por la votación y participen en grandes números en cada ciclo electoral. Sin embargo, este no es el caso por el momento.

Según Pew Research, los Millennials y la Generación Z representarían el 37% del electorado de 2020 (https://www.pewresearch.org/social-trends/2019/01/30/an-early-look-at-the- 2020-electorado-2 /). En realidad, las dos generaciones representaron solo el 32% de los votantes en las elecciones generales de 2020 según las encuestas a boca de urna (https://www.cnn.com/election/2020/exit-polls/president/national-results). Esto es más bajo que la participación electoral entre los jóvenes de 18 a 39 años tanto en 2008 (https://www.cnn.com/ELECTION/2008/results/polls/#USP00p1) como en 2016 (https: // www. cnn.com/election/2016/results/exit-polls) elección (36%). Además, solo el 49,1% de los jóvenes de 18 a 24 años estaban registrados para votar según los datos del censo de 2018 observados (https://www.census.gov/data/tables/time-series/demo/voting-and-registration/p20 -583.html).

Si bien este ciclo electoral pasado fue sin duda uno sin precedentes en la historia de Estados Unidos debido a la presencia de COVID-19 que obligó a los estados, localidades y partidos políticos a ajustar sus planes electorales, la participación general en todo el país (66.2%) fue la más alta que tuvo esta nación. visto en más de 100 años (http://www.electproject.org/national-1789-present). Este número es aún más exasperante porque, debido a la naturaleza del coronavirus y su mayor peligro para la población mayor, los jóvenes que mueren de COVID no es la razón por la que sus cifras de participación son tan bajas (https://www.statista.com). / estadísticas / 1191568 / muertes-reportadas-por-covid-por-edad-us /).

Por supuesto, este ciclo electoral pasado podría haber sido una anomalía debido a una serie de factores, a saber, la participación del ex presidente Trump, quien también tuvo una de las elecciones de mitad de período de mayor participación en la historia de Estados Unidos (http://www.electproject.org). / nacional-1789-presente) (49,4%). A pesar de esta aberración percibida, no hay señales de que la gente ralentice sus esfuerzos de votación a pesar de que el presidente Trump ahora está fuera de su cargo.

Por lo tanto, dado que era un derecho por el que millones de personas tenían que organizarse, es increíblemente sobresaliente que mis jóvenes colegas no den por sentado el aniversario de la extensión de nuestros derechos de voto. Puede parecer un cliché señalar que el futuro son los jóvenes, pero esa es y seguirá siendo la verdad.

No es un secreto para mí con cuántos jóvenes interactué antes, durante y después de las elecciones presidenciales de 2020, que los jóvenes están preocupados por el futuro de este país. Mientras que algunos están consumidos por temas más frívolos como la nueva controvertida canción Cardi B o la próxima tendencia de baile de TikTok en la que la gente gira sus caderas, otros tienen profundas preocupaciones sobre la justicia racial, el cambio climático y su futuro lugar en la economía.

Además, debido a estas ansiedades que rodean el futuro de la política estadounidense, las generaciones más jóvenes están buscando políticos que propongan abordar sus preocupaciones. Desafortunadamente, muchos con los que he hablado no creen que las personas en el poder, como el presidente Biden y el vicepresidente Harris, hagan un trabajo suficientemente bueno representando sus intereses.

Al ver esto, mis compañeros jóvenes estadounidenses deben asegurarse de que nuestras creencias se reflejen en nuestra política. Por lo tanto, debemos tomar el 50 aniversario de nuestro sufragio obtenido como un recordatorio de que la responsabilidad es nuestra para guiar a este país y darle forma como queremos que sea. Debemos presentarnos y votar como si nuestro futuro dependiera de ello, porque así es.

Charles Beresford se especializa en Ciencias Políticas y en Economía en la Universidad de Clemson en Carolina del Sur. Es pasante en American Forum. Espera utilizar el conocimiento de su especialidad para ayudar en la redacción de editoriales y el funcionamiento de las redes sociales.


Texto y fondo

Sección 1. El derecho a votar de los ciudadanos de los Estados Unidos, que tengan dieciocho años o más, no será denegado ni restringido por los Estados Unidos ni por ningún Estado a causa de la edad.

Sección 2. El Congreso estará facultado para hacer cumplir este artículo mediante la legislación apropiada. [3]

La senadora Harley Kilgore comenzó a abogar por una reducción de la edad para votar en 1941 en el 77 ° Congreso. [4] A pesar del apoyo de otros senadores, representantes y la Primera Dama Eleanor Roosevelt, el Congreso no logró aprobar ningún cambio nacional. Sin embargo, el interés público en reducir la edad para votar se convirtió en un tema de interés a nivel local. En 1943 y 1955, respectivamente, las legislaturas de Georgia y Kentucky aprobaron medidas para reducir la edad mínima para votar a 18 años [5].

El presidente Dwight D. Eisenhower, en su discurso sobre el estado de la Unión de 1954, se convirtió en el primer presidente en apoyar públicamente la prohibición de la denegación del sufragio basada en la edad para los mayores de 18 años. [6] Durante la década de 1960, tanto el Congreso como las legislaturas estatales se vieron sometidos a una presión cada vez mayor para reducir la edad mínima para votar de 21 a 18 años. Esto se debió en gran parte a la Guerra de Vietnam, en la que muchos jóvenes que no eran elegibles para votar fueron reclutados para luchar en la guerra, careciendo así de medios para influir en las personas que los envían a arriesgar sus vidas. & # 8220 Lo suficientemente mayor para luchar, lo suficientemente mayor para votar & # 8221 era un eslogan común utilizado por los defensores de la reducción de la edad para votar. El lema tiene sus raíces en la Segunda Guerra Mundial, cuando el presidente Franklin D. Roosevelt redujo la edad del reclutamiento militar a 18 años.

En 1963, la Comisión de Registro y Participación Votacional del Presidente, en su informe al Presidente Johnson, alentó a reducir la edad para votar. Johnson propuso una concesión nacional inmediata del derecho al voto a los jóvenes de 18 años el 29 de mayo de 1968. [7] El historiador Thomas H. Neale sostiene que la medida para reducir la edad de voto siguió un patrón histórico similar a otras extensiones de la franquicia con la escalada de la guerra en Vietnam, los electores se movilizaron y finalmente se aprobó una enmienda constitucional. [8]

Aquellos que abogan por una edad de voto más baja se basaron en una variedad de argumentos para promover su causa, y los estudios académicos vinculan cada vez más el aumento del apoyo a una edad de voto más baja con el papel de los jóvenes en el movimiento de derechos civiles y otros movimientos para el cambio social y político. de las décadas de 1950 y 1960. [9] [10] El aumento de las tasas de graduación de la escuela secundaria y el acceso de los jóvenes a la información política a través de las nuevas tecnologías también influyó en opiniones más positivas sobre su preparación para el derecho más importante de la ciudadanía. [9]

Entre 1942, cuando comenzaron los debates públicos sobre una edad mínima para votar, y principios de la década de 1970, las ideas sobre la agencia juvenil desafiaron cada vez más el modelo de cuidado que previamente había dominado los enfoques de la nación sobre los derechos de los jóvenes. [9] Las características tradicionalmente asociadas con la juventud - idealismo, falta de & # 8220 intereses compartidos & # 8221 y apertura a nuevas ideas - llegaron a ser vistas como cualidades positivas para un sistema político que parecía estar en crisis. [9]

En 1970, el senador Ted Kennedy propuso enmendar la Ley de Derechos Electorales de 1965 para reducir la edad para votar a nivel nacional. [11] El 22 de junio de 1970, el presidente Richard Nixon firmó una extensión de la Ley de Derechos Electorales de 1965 que requería que la edad para votar fuera de 18 años en todas las elecciones federales, estatales y locales. [12] En su declaración sobre la firma de la extensión, Nixon dijo:

A pesar de mis dudas sobre la constitucionalidad de esta disposición, he firmado el proyecto de ley. He ordenado al Fiscal General que coopere plenamente para acelerar una rápida prueba judicial de la constitucionalidad de la disposición de 18 años. [13]

Posteriormente, Oregon y Texas impugnaron la ley en los tribunales, y el caso llegó ante la Corte Suprema en 1970 como Oregón contra Mitchell. [14] En ese momento, cuatro estados tenían una edad mínima para votar por debajo de los 21 años: Georgia, Kentucky, Alaska y Hawai. [15] [16]


Al extender la Ley de Derechos Electorales de 1965 en 19701, el Congreso incluyó una disposición que reducía a 18 años la calificación de edad para votar en todas las elecciones, federales, estatales y locales.2 En una decisión dividida, la Corte Suprema sostuvo que el Congreso estaba facultado para reducir la calificación de edad en las elecciones federales, pero anuló la aplicación de la disposición en todas las demás elecciones por estar más allá del poder del Congreso.3 Enfrentados así con la posibilidad de que tuvieran que mantener dos juegos de libros de registro e incurrir en gastos de funcionamiento de sistemas electorales separados Para las elecciones federales y para todas las demás elecciones, los estados fueron receptivos a la propuesta de una Enmienda por parte del Congreso para establecer una calificación de edad mínima en 18 años para todas las elecciones, y la ratificaron sin demora.4

Notas al pie

1 79 Stat. 437, ampliada y enmendada por 84 Stat. 314, 42 U.S.C. §§ 1971 y siguientes. 2 Título 3, 84 Stat. 318, 42 U.S.C. § 1973bb. 3 Oregon contra Mitchell, 400 U.S. 112 (1970). 4 S. REP. NO . 26, 92d Cong., 1st Sess. (1971) H.R. R EP. NO . 37, 92d Cong., 1st Sess. (1971).

Vigésima sexta enmienda

La Vigésima Sexta Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos dice:

Sección 1. El derecho a votar de los ciudadanos de los Estados Unidos, que tengan dieciocho años o más, no será denegado ni restringido por los Estados Unidos ni por ningún Estado a causa de la edad.

Sección 2. El Congreso tendrá la facultad de hacer cumplir este artículo mediante la legislación apropiada.

La Vigésima Sexta Enmienda fue propuesta el 23 de marzo de 1971 y ratificada el 1 de julio de 1971. El período de ratificación de 107 días fue el más corto en la historia de Estados Unidos. La enmienda, que redujo la edad para votar de veintiún a dieciocho años, se aprobó rápidamente para evitar problemas potenciales en las elecciones de 1972.

El impulso para reducir la edad para votar comenzó con los jóvenes que habían sido arrastrados a la arena política por la guerra de Vietnam. Los defensores argumentaron que si los jóvenes de dieciocho años tenían la edad suficiente para ser reclutados en el servicio militar y enviados al combate, también tenían la edad suficiente para votar. Esta línea de argumentación no era nueva. Había persuadido a Georgia y Kentucky para que redujeran la edad mínima para votar a dieciocho años durante la Segunda Guerra Mundial. La única falla en el argumento fue que las mujeres no fueron reclutadas y no se les permitió servir en unidades de combate si se alistaban en las fuerzas armadas.

Sin embargo, el impulso para reducir la edad para votar ganó impulso. En 1970, el Congreso aprobó una medida que redujo la edad para votar de veintiún a dieciocho años en las elecciones federales y estatales (84 Stat. 314).

Sin embargo, la Corte Suprema de Estados Unidos declaró inconstitucional parte de esta medida en Oregón contra Mitchell, 400 U.S. 112, 91 S. Ct. 260, 27 L. Ed. 2d 272 (1970). La decisión estuvo muy dividida. Cuatro jueces creían que el Congreso tenía la autoridad constitucional para reducir la edad para votar en todas las elecciones, cuatro jueces creían lo contrario y un juez, Hugo L. black, concluyó que el Congreso podía reducir la edad para votar por ley solo en las elecciones federales, no en las estatales.

La decisión de la Corte permitió que los jóvenes de dieciocho años votaran en las elecciones presidenciales y del Congreso de 1972, pero dejó que los estados decidieran si deseaban reducir la edad para votar en las elecciones estatales. El potencial de caos estaba claro. El Congreso respondió proponiendo la Vigésima Sexta Enmienda, que requería que los estados y el gobierno federal redujeran la edad para votar a dieciocho años.


Reducir la edad para votar y la 26a Enmienda

Hace cuarenta y dos años, se ratificó la 26ª Enmienda a la Constitución. Esta enmienda asegura que ni los estados ni el gobierno federal podrán aumentar la edad mínima para votar (garantizando así el derecho a votar a las personas de 18 años). Si bien algunas personas pueden pensar que la 26ª Enmienda fue el primer y último paso para reducir la edad para votar, en realidad la historia de la reducción de la edad para votar es un poco más complicada que eso.

Cuando se ratificó la Constitución en 1787, las calificaciones y las reglas de elegibilidad para votar estaban ausentes y reservadas a los estados. En los primeros años de la República, la mayoría de los estados tenían estrictos requisitos de votación que excluían de la votación a la mayoría de la población. El electorado inicial era pequeño y se limitaba a los terratenientes varones adultos de raza blanca. A lo largo de la historia de Estados Unidos, los derechos de voto se han ampliado mediante acciones estatales y federales, incluidas importantes enmiendas a la Constitución. “De las 17 enmiendas constitucionales aprobadas desde la Declaración de Derechos, cinco se han centrado en la expansión del electorado”. [1] La Revolución Jacksoniana eliminó los requisitos de propiedad para los hombres blancos, y las enmiendas posteriores dieron a los hombres, mujeres y residentes afroamericanos del Distrito de Colombia el derecho al voto. En 1964, los impuestos electorales fueron eliminados a través de la Vigésima Cuarta Enmienda, asegurando así que los estadounidenses empobrecidos tuvieran el mismo derecho al voto.

La Vigésima Sexta Enmienda (que también es la última enmienda relacionada con los derechos de voto) fue ratificada cuatro meses después de su propuesta de 1971. La Vigésima Sexta Enmienda aseguró, "El derecho de los ciudadanos de los Estados Unidos, que tienen dieciocho años de edad o más, a votar no será denegado o restringido por los Estados Unidos o cualquier Estado". [2] Si bien esta rápida ratificación Es inusual, los acontecimientos históricos recientes proporcionan una explicación clara de por qué un cambio tan radical tanto en los derechos de los estados como en los derechos de voto fue aprobado con relativa facilidad.

El primer apoyo generalizado a la acción federal que redujo la edad para votar a dieciocho años se produjo durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando el presidente Franklin D. Roosevelt redujo la edad del reclutamiento de veinte a dieciocho años en 1942, varios congresistas, encabezados por Harley Kilgore (D-West Virginia) propusieron una enmienda a la Constitución sobre la edad para votar. “El senador Kilgore afirmó que casi el 90 por ciento de los aproximadamente 7,000,000 estadounidenses entre 18 y 21 años ya estaban contribuyendo al esfuerzo de guerra, ya sea a través del servicio militar u otras formas de servicio civil. El movimiento adoptó la frase "lo suficientemente mayor para luchar, lo suficientemente mayor para votar". [3] Para muchos, parecía absurdo que un joven de 18 años pudiera luchar y morir por su país, pero se lo consideraba demasiado joven para votar. A pesar del respaldo de Eleanor Roosevelt y la Asociación Nacional de Educación, el apoyo en tiempos de guerra a tal medida nunca llegó a buen término. Una encuesta de Gallup de enero de 1943 muestra que solo el 39 por ciento estaba a favor de reducir la edad para votar a los dieciocho años, lo que deja una cantidad considerable de estadounidenses que todavía se oponen a la idea. [4] Más de una década después, Dwight D. Eisenhower apoyó la idea de reducir la edad para votar en su Mensaje del Estado de la Unión de 1954. Si bien una propuesta de enmienda llegó a la sala del Congreso poco después, no obtuvo la mayoría necesaria de dos tercios.

De 1942 a 1971, más de 150 propuestas del Congreso recomendaban reducir la edad para votar a dieciocho o diecinueve años. [5] A nivel estatal, tanto Georgia como Kentucky cambiaron la edad para votar a 18 en 1955. Alaska (diecinueve años) y Hawai (veinte) ingresaron a la Unión en 1959 con edades para votar menores de veintiún años. A finales de los sesenta, los derechos de voto variaban según el estado y las guerras de Corea y Vietnam alimentaron un mayor apoyo al grito, "lo suficientemente mayor para luchar, lo suficientemente mayor para votar".

A principios de los años setenta, la cultura en Estados Unidos estaba lista para el cambio. Como señala Amar, “Los últimos años de la década de 1960 y principios de la de 1970 fueron años de dinamismo extraordinario y la Vigésima Sexta Enmienda fue impulsada por tres de las corrientes más poderosas de la era: el movimiento de derechos civiles / derechos al voto, una cultura juvenil y la gran debate sobre Vietnam ”. [6] Mientras el gobierno federal se apresuraba a eliminar la privación del derecho a voto de los afroamericanos del sur y sofocar las protestas estudiantiles de Vietnam, se hizo evidente que los adultos jóvenes también estaban inquietos. En 1970, seis estados redujeron sus reglas de votación y, por primera vez, el Congreso revisó la Ley de derechos de voto (aprobada originalmente en 1965) para reducir la edad para votar a dieciocho años. Con mucho debate sobre Vietnam, los políticos esperaban que reducir la edad para votar les proporcionaría una gran cantidad de votos de los votantes jóvenes. [7]

A pesar del apoyo de muchos políticos, la renovación de la Ley de Derechos Electorales de 1970 no fue la última palabra sobre la edad para votar. Durante las audiencias para la ley de derechos de voto, el entonces fiscal general adjunto William Rehnquist (quien más tarde ganaría fama como presidente del Tribunal Supremo), opinó que la ley en sí no podía requerir que los estados redujeran su edad para votar, creyendo que solo una enmienda constitucional sería suficiente. [8] Ese mismo año, Oregon impugnó la ley en la Corte Suprema, creyendo que el Congreso se extralimitó en su autoridad. En el caso Oregón contra Mitchell (1970), la Corte Suprema dictaminó que si bien el Congreso podía exigir a los estados que cumplieran los dieciocho años para votar en las elecciones federales en virtud de la Cláusula necesaria y adecuada, no tenían la autoridad para hacerlo en las elecciones estatales.

Después Oregón contra Mitchell Los estados se enfrentaron a un gran dilema. Podrían preparar papeletas separadas para las elecciones estatales y federales (lo que probablemente sería una empresa costosa) o podrían unificar sus requisitos de edad con los relacionados con las elecciones federales. Además, la generación del baby boom expresó su deseo de votar, ya que ya podían casarse, tener un trabajo, pagar impuestos y ser reclutados para el servicio militar [9]. Con grandes sectores de la población que exigían el sufragio y reglas de votación recientemente complicadas, era evidente que se necesitaba una resolución para resolver el problema creado tanto por el baby boom como por el Oregón contra Mitchell decisión.

En 1971, el senador Jennings Randolph (D-West Virginia) propuso una enmienda constitucional para reducir la edad para votar a dieciocho años. Randolph dijo que los jóvenes menores de veintiún años "poseen una gran conciencia social, están perplejos por las injusticias en el mundo y están ansiosos por rectificar esos males". [10] Si bien Randolph había propuesto reducir la edad para votar once veces antes, un la conciencia de la contribución de los jóvenes a la guerra de Vietnam hizo que la nación apoyara más la Enmienda propuesta por Randolph. [11] La enmienda fue aprobada por unanimidad en el Senado y posteriormente en la Cámara de Representantes 400 a 19. Menos de cien días después de que la enmienda fue aprobada por ambas cámaras del Congreso, tres cuartas partes de los estados ratificaron la Vigésima Sexta Enmienda, reduciendo para siempre la edad para votar a Dieciocho.

La Vigésima Sexta Enmienda se agregó formalmente a la Constitución el 5 de julio de 1971. Esta nueva ley agregó la posibilidad de once millones más de votantes potenciales. Approximately 5.5 million of these voters exercised their right to vote immediately in the Election of 1972, adding a sizable chunk to the voter rolls.[12] After decades of discussion and debate, uniform rules exist regarding age eligibility voting requirements. While turnout among those ages eighteen to twenty are relatively low in the United States during recent elections, the right to vote is an important right for young adults.

[1] George C. Edwards, Martin P. Wattenberg, and Robert L. Lineberry. Government in America: People, Politics, and Policy¸13 ed. (New York: Pearson Longman, 2008), 62.


Amendment XXVI - History

We the People of the United States, in Order to form a more perfect Union, establish Justice, insure domestic Tranquility, provide for the common defence, promote the general Welfare, and secure the Blessings of Liberty to ourselves and our Posterity, do ordain and establish this Constitution for the United States of America.

Todos los poderes legislativos aquí otorgados serán conferidos a un Congreso de los Estados Unidos, que consistirá en un Senado y una Cámara de Representantes.

La Cámara de Representantes estará compuesta por Miembros elegidos cada dos años por el Pueblo de los distintos Estados, y los Electores en cada Estado deberán tener las Calificaciones requeridas para los Electores de la Rama más numerosa de la Legislatura Estatal.

Ninguna persona será un Representante que no haya alcanzado la edad de veinticinco años y no haya sido ciudadano de los Estados Unidos durante siete años, y que, cuando sea elegido, no sea un habitante del Estado en el que será elegido. .

Representatives and direct Taxes shall be apportioned among the several States which may be included within this Union, according to their respective Numbers, which shall be determined by adding to the whole Number of free Persons, including those bound to Service for a Term of Years, and excluding Indians not taxed, three fifths of all other Persons. La enumeración real se hará dentro de los tres años siguientes a la primera reunión del Congreso de los Estados Unidos, y dentro de cada período subsiguiente de diez años, en la forma que establezca la ley. The Number of Representatives shall not exceed one for every thirty Thousand, but each State shall have at Least one Representative and until such enumeration shall be made, the State of New Hampshire shall be entitled to chuse three, Massachusetts eight, Rhode-Island and Providence Plantations one, Connecticut five, New-York six, New Jersey four, Pennsylvania eight, Delaware one, Maryland six, Virginia ten, North Carolina five, South Carolina five, and Georgia three.

Cuando ocurran vacantes en la Representación de cualquier Estado, la Autoridad Ejecutiva del mismo emitirá Escritos Electorales para cubrir dichas Vacantes.

The House of Representatives shall chuse their Speaker and other Officers and shall have the sole Power of Impeachment.

The Senate of the United States shall be composed of two Senators from each State, chosen by the Legislature thereof, for six Years and each Senator shall have one Vote.

Inmediatamente después de que se reúnan como consecuencia de la primera Elección, se dividirán lo más equitativamente posible en tres Clases. The Seats of the Senators of the first Class shall be vacated at the Expiration of the second Year, of the second Class at the Expiration of the fourth Year, and of the third Class at the Expiration of the sixth Year, so that one third may be chosen every second Year and if Vacancies happen by Resignation, or otherwise, during the Recess of the Legislature of any State, the Executive thereof may make temporary Appointments until the next Meeting of the Legislature, which shall then fill such Vacancies.

Ninguna persona será un senador que no haya alcanzado la edad de treinta años, ni haya sido ciudadano de los Estados Unidos durante nueve años, y que, cuando sea elegido, no sea un habitante del Estado para el que será elegido.

El Vicepresidente de los Estados Unidos será Presidente del Senado, pero no tendrá Voto, a menos que estén divididos en partes iguales.

The Senate shall chuse their other Officers, and also a President pro tempore, in the Absence of the Vice President, or when he shall exercise the Office of President of the United States.

The Senate shall have the sole Power to try all Impeachments. When sitting for that Purpose, they shall be on Oath or Affirmation. Cuando se juzgue al Presidente de los Estados Unidos, el Presidente del Tribunal Supremo presidirá: Y ninguna persona será condenada sin la concurrencia de dos tercios de los miembros presentes.

El juicio en casos de acusación no se extenderá más allá de la destitución del cargo y la inhabilitación para ocupar y disfrutar de cualquier cargo de honor, confianza o beneficio en los Estados Unidos: pero la Parte condenada será, no obstante, responsable y sujeta a Acusación, Juicio, Sentencia. y Castigo, según Ley.

The Times, Places and Manner of holding Elections for Senators and Representatives, shall be prescribed in each State by the Legislature thereof but the Congress may at any time by Law make or alter such Regulations, except as to the Places of chusing Senators.

The Congress shall assemble at least once in every Year, and such Meeting shall be on the first Monday in December, unless they shall by Law appoint a different Day.

Cada Cámara será el juez de las elecciones, declaraciones y calificaciones de sus propios miembros, y la mayoría de cada uno constituirá un quórum para hacer negocios, pero un número menor puede suspender la sesión de un día a otro, y puede estar autorizado para obligar la asistencia de Miembros ausentes, en la Forma y bajo las Sanciones que cada Cámara disponga.

Each House may determine the Rules of its Proceedings, punish its Members for disorderly Behaviour, and, with the Concurrence of two thirds, expel a Member.

Each House shall keep a Journal of its Proceedings, and from time to time publish the same, excepting such Parts as may in their Judgment require Secrecy and the Yeas and Nays of the Members of either House on any question shall, at the Desire of one fifth of those Present, be entered on the Journal.

Ninguna Cámara, durante la Sesión del Congreso, podrá, sin el Consentimiento de la otra, levantarse por más de tres días, ni en ningún otro lugar que no sea aquel en el que las dos Cámaras estarán reunidas.

Los Senadores y Representantes recibirán una Compensación por sus Servicios, que será determinada por Ley y pagada con cargo al Tesoro de los Estados Unidos. They shall in all Cases, except Treason, Felony and Breach of the Peace, be privileged from Arrest during their Attendance at the Session of their respective Houses, and in going to and returning from the same and for any Speech or Debate in either House, they shall not be questioned in any other Place.

No Senator or Representative shall, during the Time for which he was elected, be appointed to any civil Office under the Authority of the United States, which shall have been created, or the Emoluments whereof shall have been encreased during such time and no Person holding any Office under the United States, shall be a Member of either House during his Continuance in Office.

Todos los proyectos de ley para recaudar ingresos se originarán en la Cámara de Representantes, pero el Senado puede proponer o estar de acuerdo con enmiendas como en otros proyectos de ley.

Every Bill which shall have passed the House of Representatives and the Senate, shall, before it become a Law, be presented to the President of the United States If he approve he shall sign it, but if not he shall return it, with his Objections to that House in which it shall have originated, who shall enter the Objections at large on their Journal, and proceed to reconsider it. If after such Reconsideration two thirds of that House shall agree to pass the Bill, it shall be sent, together with the Objections, to the other House, by which it shall likewise be reconsidered, and if approved by two thirds of that House, it shall become a Law. But in all such Cases the Votes of both Houses shall be determined by yeas and Nays, and the Names of the Persons voting for and against the Bill shall be entered on the Journal of each House respectively. Si algún proyecto de ley no fuera devuelto por el Presidente dentro de los diez días (excepto domingos) después de haberle sido presentado, el mismo será una ley, en la misma forma que si lo hubiera firmado, a menos que el Congreso por su aplazamiento impida su Devolución, en cuyo caso no será Ley.

Every Order, Resolution, or Vote to which the Concurrence of the Senate and House of Representatives may be necessary (except on a question of Adjournment) shall be presented to the President of the United States and before the Same shall take Effect, shall be approved by him, or being disapproved by him, shall be repassed by two thirds of the Senate and House of Representatives, according to the Rules and Limitations prescribed in the Case of a Bill.

The Congress shall have Power To lay and collect Taxes, Duties, Imposts and Excises, to pay the Debts and provide for the common Defence and general Welfare of the United States but all Duties, Imposts and Excises shall be uniform throughout the United States

To borrow Money on the credit of the United States

Regular el comercio con las naciones extranjeras y entre los diversos estados y con las tribus indias.

Establecer una regla uniforme de naturalización y leyes uniformes sobre el tema de quiebras en todo Estados Unidos.

Acuñar Dinero, regular el Valor del mismo y de la Moneda extranjera, y fijar la Norma de Pesos y Medidas.

Disponer el Castigo por la falsificación de Valores y Moneda actual de los Estados Unidos.

Establecer Oficinas de Correos y Carreteras de Correos

Promover el Progreso de la Ciencia y las Artes útiles, asegurando por tiempo limitado a Autores e Inventores el Derecho exclusivo a sus respectivos Escritos y Descubrimientos.

Constituir Tribunales inferiores a la Corte Suprema.

To define and punish Piracies and Felonies committed on the high Seas, and Offences against the Law of Nations

Para declarar la guerra, otorgar cartas de marca y represalia, y establecer reglas sobre capturas en tierra y agua.

Para reunir y apoyar ejércitos, pero ninguna asignación de dinero para ese uso será por un período superior a dos años.

Para proporcionar y mantener una Marina

Elaborar Reglas para el Gobierno y Regulación de las Fuerzas Navales y Terrestres.

Prever la convocatoria de la milicia para ejecutar las leyes de la Unión, reprimir las insurrecciones y repeler las invasiones.

Proveer para organizar, armar y disciplinar a la Milicia, y para gobernar la Parte de ella que pueda ser empleada al Servicio de los Estados Unidos, reservándose a los Estados, respectivamente, el Nombramiento de los Oficiales y la Autoridad de adiestramiento de los Estados Unidos. Milicia según la disciplina prescrita por el Congreso

To exercise exclusive Legislation in all Cases whatsoever, over such District (not exceeding ten Miles square) as may, by Cession of particular States, and the Acceptance of Congress, become the Seat of the Government of the United States, and to exercise like Authority over all Places purchased by the Consent of the Legislature of the State in which the Same shall be, for the Erection of Forts, Magazines, Arsenals, dock-Yards, and other needful Buildings—And

To make all Laws which shall be necessary and proper for carrying into Execution the foregoing Powers, and all other Powers vested by this Constitution in the Government of the United States, or in any Department or Officer thereof.

La Migración o Importación de las Personas que cualquiera de los Estados actualmente existentes crea conveniente admitir, no será prohibida por el Congreso antes del Año mil ochocientos ocho, pero podrá imponerse un Impuesto o arancel sobre dicha Importación, sin exceder diez dólares por cada Persona.

No se suspenderá el Privilegio del Auto de Habeas Corpus, salvo que en Casos de Rebelión o Invasión la Seguridad Pública lo requiera.

No se aprobará ningún Bill of Attainder o ley ex post facto.

No Capitation, or other direct, Tax shall be laid, unless in Proportion to the Census or enumeration herein before directed to be taken.

No se impondrá ningún impuesto o tasa sobre los artículos exportados de cualquier Estado.

No Preference shall be given by any Regulation of Commerce or Revenue to the Ports of one State over those of another: nor shall Vessels bound to, or from, one State, be obliged to enter, clear, or pay Duties in another.

No Money shall be drawn from the Treasury, but in Consequence of Appropriations made by Law and a regular Statement and Account of the Receipts and Expenditures of all public Money shall be published from time to time.

Los Estados Unidos no otorgarán ningún título de nobleza: y ninguna persona que ocupe un cargo de lucro o fideicomiso en virtud de ellos, sin el consentimiento del Congreso, aceptará ningún presente, emolumento, cargo o título, de cualquier tipo. , de cualquier Rey, Príncipe o Estado extranjero.

No State shall enter into any Treaty, Alliance, or Confederation grant Letters of Marque and Reprisal coin Money emit Bills of Credit make any Thing but gold and silver Coin a Tender in Payment of Debts pass any Bill of Attainder, ex post facto Law, or Law impairing the Obligation of Contracts, or grant any Title of Nobility.

No State shall, without the Consent of the Congress, lay any Imposts or Duties on Imports or Exports, except what may be absolutely necessary for executing it’s inspection Laws: and the net Produce of all Duties and Imposts, laid by any State on Imports or Exports, shall be for the Use of the Treasury of the United States and all such Laws shall be subject to the Revision and Controul of the Congress.

No State shall, without the Consent of Congress, lay any Duty of Tonnage, keep Troops, or Ships of War in time of Peace, enter into any Agreement or Compact with another State, or with a foreign Power, or engage in War, unless actually invaded, or in such imminent Danger as will not admit of delay.

The executive Power shall be vested in a President of the United States of America. He shall hold his Office during the Term of four Years, and, together with the Vice President, chosen for the same Term, be elected, as follows

Each State shall appoint, in such Manner as the Legislature thereof may direct, a Number of Electors, equal to the whole Number of Senators and Representatives to which the State may be entitled in the Congress: but no Senator or Representative, or Person holding an Office of Trust or Profit under the United States, shall be appointed an Elector.

The Electors shall meet in their respective States, and vote by Ballot for two Persons, of whom one at least shall not be an Inhabitant of the same State with themselves. And they shall make a List of all the Persons voted for, and of the Number of Votes for each which List they shall sign and certify, and transmit sealed to the Seat of the Government of the United States, directed to the President of the Senate. The President of the Senate shall, in the Presence of the Senate and House of Representatives, open all the Certificates, and the Votes shall then be counted. The Person having the greatest Number of Votes shall be the President, if such Number be a Majority of the whole Number of Electors appointed and if there be more than one who have such Majority, and have an equal Number of Votes, then the House of Representatives shall immediately chuse by Ballot one of them for President and if no Person have a Majority, then from the five highest on the List the said House shall in like Manner chuse the President. But in chusing the President, the Votes shall be taken by States, the Representation from each State having one Vote A quorum for this Purpose shall consist of a Member or Members from two thirds of the States, and a Majority of all the States shall be necessary to a Choice. In every Case, after the Choice of the President, the Person having the greatest Number of Votes of the Electors shall be the Vice President. But if there should remain two or more who have equal Votes, the Senate shall chuse from them by Ballot the Vice President.

The Congress may determine the Time of chusing the Electors, and the Day on which they shall give their Votes which Day shall be the same throughout the United States.

No Person except a natural born Citizen, or a Citizen of the United States, at the time of the Adoption of this Constitution, shall be eligible to the Office of President neither shall any Person be eligible to that Office who shall not have attained to the Age of thirty five Years, and been fourteen Years a Resident within the United States.

In Case of the Removal of the President from Office, or of his Death, Resignation, or Inability to discharge the Powers and Duties of the said Office, the Same shall devolve on the Vice President, and the Congress may by Law provide for the Case of Removal, Death, Resignation or Inability, both of the President and Vice President, declaring what Officer shall then act as President, and such Officer shall act accordingly, until the Disability be removed, or a President shall be elected.

The President shall, at stated Times, receive for his Services, a Compensation, which shall neither be encreased nor diminished during the Period for which he shall have been elected, and he shall not receive within that Period any other Emolument from the United States, or any of them.

Before he enter on the Execution of his Office, he shall take the following Oath or Affirmation:—”I do solemnly swear (or affirm) that I will faithfully execute the Office of President of the United States, and will to the best of my Ability, preserve, protect and defend the Constitution of the United States.”

The President shall be Commander in Chief of the Army and Navy of the United States, and of the Militia of the several States, when called into the actual Service of the United States he may require the Opinion, in writing, of the principal Officer in each of the executive Departments, upon any Subject relating to the Duties of their respective Offices, and he shall have Power to grant Reprieves and Pardons for Offences against the United States, except in Cases of Impeachment.

He shall have Power, by and with the Advice and Consent of the Senate, to make Treaties, provided two thirds of the Senators present concur and he shall nominate, and by and with the Advice and Consent of the Senate, shall appoint Ambassadors, other public Ministers and Consuls, Judges of the supreme Court, and all other Officers of the United States, whose Appointments are not herein otherwise provided for, and which shall be established by Law: but the Congress may by Law vest the Appointment of such inferior Officers, as they think proper, in the President alone, in the Courts of Law, or in the Heads of Departments.

El Presidente tendrá la facultad de llenar todas las vacantes que ocurran durante el Receso del Senado, mediante el otorgamiento de Comisiones que expirarán al finalizar su próxima Sesión.

He shall from time to time give to the Congress Information of the State of the Union, and recommend to their Consideration such Measures as he shall judge necessary and expedient he may, on extraordinary Occasions, convene both Houses, or either of them, and in Case of Disagreement between them, with Respect to the Time of Adjournment, he may adjourn them to such Time as he shall think proper he shall receive Ambassadors and other public Ministers he shall take Care that the Laws be faithfully executed, and shall Commission all the Officers of the United States.

The President, Vice President and all civil Officers of the United States, shall be removed from Office on Impeachment for, and Conviction of, Treason, Bribery, or other high Crimes and Misdemeanors.

Articulo III.

The judicial Power of the United States, shall be vested in one supreme Court, and in such inferior Courts as the Congress may from time to time ordain and establish. The Judges, both of the supreme and inferior Courts, shall hold their Offices during good Behaviour, and shall, at stated Times, receive for their Services, a Compensation, which shall not be diminished during their Continuance in Office.

The judicial Power shall extend to all Cases, in Law and Equity, arising under this Constitution, the Laws of the United States, and Treaties made, or which shall be made, under their Authority—to all Cases affecting Ambassadors, other public Ministers and Consuls—to all Cases of admiralty and maritime Jurisdiction—to Controversies to which the United States shall be a Party—to Controversies between two or more States— between a State and Citizens of another State,—between Citizens of different States,—between Citizens of the same State claiming Lands under Grants of different States, and between a State, or the Citizens thereof, and foreign States, Citizens or Subjects.

In all Cases affecting Ambassadors, other public Ministers and Consuls, and those in which a State shall be Party, the supreme Court shall have original Jurisdiction. In all the other Cases before mentioned, the supreme Court shall have appellate Jurisdiction, both as to Law and Fact, with such Exceptions, and under such Regulations as the Congress shall make.

The Trial of all Crimes, except in Cases of Impeachment, shall be by Jury and such Trial shall be held in the State where the said Crimes shall have been committed but when not committed within any State, the Trial shall be at such Place or Places as the Congress may by Law have directed.

Treason against the United States, shall consist only in levying War against them, or in adhering to their Enemies, giving them Aid and Comfort. No Person shall be convicted of Treason unless on the Testimony of two Witnesses to the same overt Act, or on Confession in open Court.

The Congress shall have Power to declare the Punishment of Treason, but no Attainder of Treason shall work Corruption of Blood, or Forfeiture except during the Life of the Person attainted.

Full Faith and Credit shall be given in each State to the public Acts, Records, and judicial Proceedings of every other State. And the Congress may by general Laws prescribe the Manner in which such Acts, Records and Proceedings shall be proved, and the Effect thereof.

The Citizens of each State shall be entitled to all Privileges and Immunities of Citizens in the several States.

A Person charged in any State with Treason, Felony, or other Crime, who shall flee from Justice, and be found in another State, shall on Demand of the executive Authority of the State from which he fled, be delivered up, to be removed to the State having Jurisdiction of the Crime.

No Person held to Service or Labour in one State, under the Laws thereof, escaping into another, shall, in Consequence of any Law or Regulation therein, be discharged from such Service or Labour, but shall be delivered up on Claim of the Party to whom such Service or Labour may be due.

New States may be admitted by the Congress into this Union but no new State shall be formed or erected within the Jurisdiction of any other State nor any State be formed by the Junction of two or more States, or Parts of States, without the Consent of the Legislatures of the States concerned as well as of the Congress.

The Congress shall have Power to dispose of and make all needful Rules and Regulations respecting the Territory or other Property belonging to the United States and nothing in this Constitution shall be so construed as to Prejudice any Claims of the United States, or of any particular State.

The United States shall guarantee to every State in this Union a Republican Form of Government, and shall protect each of them against Invasion and on Application of the Legislature, or of the Executive (when the Legislature cannot be convened), against domestic Violence.

The Congress, whenever two thirds of both Houses shall deem it necessary, shall propose Amendments to this Constitution, or, on the Application of the Legislatures of two thirds of the several States, shall call a Convention for proposing Amendments, which, in either Case, shall be valid to all Intents and Purposes, as Part of this Constitution, when ratified by the Legislatures of three fourths of the several States, or by Conventions in three fourths thereof, as the one or the other Mode of Ratification may be proposed by the Congress Provided that no Amendment which may be made prior to the Year One thousand eight hundred and eight shall in any Manner affect the first and fourth Clauses in the Ninth Section of the first Article and that no State, without its Consent, shall be deprived of its equal Suffrage in the Senate.

All Debts contracted and Engagements entered into, before the Adoption of this Constitution, shall be as valid against the United States under this Constitution, as under the Confederation.

This Constitution, and the Laws of the United States which shall be made in Pursuance thereof and all Treaties made, or which shall be made, under the Authority of the United States, shall be the supreme Law of the Land and the Judges in every State shall be bound thereby, any Thing in the Constitution or Laws of any State to the Contrary notwithstanding.

The Senators and Representatives before mentioned, and the Members of the several State Legislatures, and all executive and judicial Officers, both of the United States and of the several States, shall be bound by Oath or Affirmation, to support this Constitution but no religious Test shall ever be required as a Qualification to any Office or public Trust under the United States.

Article. VII.

The Ratification of the Conventions of nine States, shall be sufficient for the Establishment of this Constitution between the States so ratifying the Same.

Done in Convention by the Unanimous Consent of the States present the Seventeenth Day of September in the Year of our Lord one thousand seven hundred and Eighty seven and of the Independance of the United States of America the Twelfth In witness whereof We have hereunto subscribed our Names,


Ver el vídeo: CARTA XXV - DE LA ENMIENDA DE LOS VICIOS (Enero 2022).